El «Serviola», con base en Ferrol, controlará los espacios marítimos en el Estrecho y Mar de Alborán

-Fot. Galicia Ártabra

El patrullero de altura de la Armada ‘Serviola’ abandonó su base en el Arsenal Militar de Ferrol  para integrarse en las operaciones permanentes del Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima (MVSM) desde este lunes, día 17 de febrero, hasta el 3 de marzo.

El buque tendrá la misión de controlar los espacios marítimos de soberanía e interés nacional en el estrecho de Gibraltar y en el mar de Alborán, donde monitorizará la actividad en la mar y contribuirá al conocimiento del entorno marítimo en el área de operaciones asignada.

Estas tareas son parte de su misión de vigilancia y seguridad marítima dentro de las operaciones permanentes de las Fuerzas Armadas, bajo dependencia del Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), bajo control operativo del Mando de Operaciones (MOPS).

Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima (MVSM)

El MVSM es la organización de la estructura operativa de las Fuerzas Armadas, subordinado al JEMAD, responsable del planeamiento, conducción y seguimiento de las operaciones de vigilancia y seguridad de los espacios marítimos de soberanía, responsabilidad e interés nacional. Se encuentra bajo el mando del Almirante de Acción Marítima (ALMART), vicealmirante Juan Luis Sobrino Pérez, con sede en Cartagena.

Acerca del patrullero ‘Serviola’

El patrullero de altura ‘Serviola‘ es el primero de una serie de cuatro patrulleros construidos para la Armada en los astilleros de la antigua Empresa Nacional Bazán (hoy NAVANTIA) de Ferrol, a principios de los años 90. El buque fue botado en 1990 y entregado a la Armada el 2 de octubre de 1992. Tiene una eslora de 68,65 metros y una manga de 10,40 metros.

El buque está encuadrado en la Fuerza de Acción Marítima, cuyo mando orgánico es el Comandante de las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Ferrol. El ‘Serviola’ tiene su base en el Arsenal Militar de Ferrol.

Sus principales misiones son las operaciones de seguridad marítima y de seguridad cooperativa. Está específicamente equipado para ejercer la soberanía y protección de los intereses nacionales en la Zona Económica Exclusiva, cuyo límite se extiende hasta las 200 millas. Para ello cuente con una elevada autonomía (más de 8000 millas) y capacidad para mantener prolongados períodos de permanencia en la mar (más de 30 días).

El buque está al mando del capitán de corbeta Francisco Delgado Urrutia. Asimismo tiene una dotación de 8 Oficiales, 10 Suboficiales, y 26 militares pertenecientes a la escala de Tropa y Marinería. Para esta misión ha embarcado un equipo operativo de seguridad compuesto por 7 Infantes de Marina destinados en el Tercio Norte.

Lea también

La Armada participa en la instalación de un albergue provisional para personas sin hogar en Ferrol

Este lunes, bajo la dirección y coordinación de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Ferrol, …