Presupuestos Ferrol 2020

Enrique Barrera Beitia

Con la presentación del borrador de presupuestos para este año, ya tenemos algunas pistas de los derroteros que quiere seguir el gobierno local de Ferrol. Desde mi particular opinión, la gestión de los asuntos municipales tiene básicamente la forma de tres círculos concéntricos, que desde dentro hacia fuera serían respectivamente las ideas-fuerza, las obras importantes y el día a día.

Primer anillo: las ideas fuerza

Cualquier alcalde que aspire a la reelección debe tener en su haber una o varias Ideas-Fuerza, porque ese será el legado que deje para la historia, y la que ahora se persigue con más ahínco es la ejecución definitiva del Convenio con Defensa. Mi intuición dice que se conseguirá este año, ya que hay varias opciones encima de la mesa para seleccionar la más conveniente. Otra cuestión será qué hacer con los equipamientos recibidos, y cómo gestionarlos.

En las ideas fuerza se mezclan los asuntos de estricta competencia municipal, con los que requieren el apoyo de otras administraciones. Identifico un total de diez posibles Ideas-Fuerza para Ferrol, pero algunas como la remunicipalización de los servicios ya hay que descartarlas, porque el alcalde manifestó que la debilidad de la plantilla municipal lo hace inviable. Todo indica que no se devolverán los recibos emitidos por Emafesa en los meses en que no se hacía una depuración; en contraprestación, puede rebajarse la cuantía de una tarifa inflada y Emafesa tendría que hacerse cargo del saneamiento de la Zona Rural, valorado en 7.5 millones. Puede que este doble “quid pro quo” sea la manera de limitar el desgaste del grupo de gobierno, en una ciudad donde hay mucha hostilidad a la empresa mixta de aguas.

También hay voluntad de intervenir en las estrategias de empleo, muy centradas en Navantia con tres vectores: presionar al gobierno central para alcanzar el Astillero.4, demandar carga de trabajo, e implicar a la Universidad. Esto es más fácil decirlo que hacerlo, porque depende de otras instancias, pero sería aconsejable añadir dos actuaciones en este terreno:

-a. asegurarse la plataforma logística o puerto seco, y asociarla con suelo industrial, porque sólo así es seguro que haya empresas interesadas en ubicarse en Ferrol.

-b. favorecer la creación del pequeño tejido empresarial, ofreciendo alquileres baratos y un periodo de gracia en el cobre de impuestos municipales. Ferrol tiene una empresa por cada 17 habitantes.

Segundo anillo: las Obras Importantes

Además de obras puntuales en Serantes y A Cabana, en 2020 se terminarán otras que venían del mandato anterior: las remodelaciones de la plaza de Armas y del mercado municipal de Caranza, y una nueva pasarela que comunique Santa Mariña con el Ensanche. En total tengo identificadas un total de dieciséis posibles nuevas actuaciones en este segundo círculo, de las que como mínimo se plantean tres este año (Casa de Carballo Calero, FIMO y Centro Cívico de Ultramar), y tal vez otras dos (nueva residencia de mayores y un plan de usos para el castillo de San Felipe).

Tercer anillo: el día a día

La gestión del día a día, que depende más de la capacidad de trabajo de los responsables que de su visión del problema, de la plantilla, y de los presupuesto, es seguramente la más ingrata e injusta porque es donde más hay que perder y menos que ganar. Quiero decir con esto, que haber bien el día a día no añade mérito a los gestores, porque se da por descontado que para eso están, mientras que una mala gestión penaliza, y más en una ciudad cuyos ciudadanos son especialmente críticos.

 

Lea también

Los coronavirus de la Antigüedad

Enrique Barrera Beitia La pandemia gripal padecida en 1918 no destruyó los cimientos de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *