Los sobrecostes de los dos AOR australianos ahogan a las auxiliares de Navantia

(ABC)-Los sobrecostes producidos en la construcción de los buques AOR (Auxiliary Oiler Replenishment, como se conocen en el sector), barcos de aprovisionamiento en combate que Navantia está construyendo para la Armada australiana, han desatado una oleada de despidos entre las empresas auxiliares de la compañía pública. Firmas históricas de la comarca de Ferrol, como Elinco, especializada en sistemas eléctricos, y la Cooperativa Iris, encargada del montaje de tuberías, ya han presentado sendos ERE de extinción que afectan en total a casi 200 trabajadores. El sector espera que otras empresas tomen el mismo camino en el futuro.

Fuentes del sector explican que estas quiebras están relacionadas con  los sobrecostes  que se registraron en la construcción de los dos buques AOR. Normalmente, este tipo de barcos se construyen en bloques diferenciados. Así, en un taller se construye la chapa y, en otro, el interior del barco. Después ambos bloques se unen y el proceso se completa con el buque a flote.

Sin embargo, según estas fuentes, en el caso de los AOR la construcción se ha visto alterada por un retraso en la documentación de la fabricación determinado porque los planos no contenían «suficiente detalle». En la práctica, esto ha provocado que el interior del barco se haya montado cuando el buque ya estaba cerrado, lo que ha incrementado notablemente los costes de la construcción de las empresas auxiliares. Unos sobrecostes que finalmente están desatando una oleada de quiebras en el sector.

Navantia no lo reconoce
 
Navantia se niega a reconocer esta circunstancia. La compañía pública se justifica explicando que el contrato firmado con la Marina australiana establece que cuando un elemento no se monte en una fase determinada tendrá que ser finalizada en la siguiente fase de construcción y que serán los montadores los que se harán cargo de esta circunstancia. Pero las empresas auxiliares denuncian que, en realidad, estos sobrecostes deberían ser asumidos por la empresa estatal.

Estos dos barcos, denominados «Nuship Supply» y «Stalwart», fueron botados en noviembre de 2018 y agosto de 2019, respectivamente. Están basados en el buque «Cantabria» de la Armada Española, adaptados a los estándares y requisitos australianos. Este buque desplegó con la Real Marina Australiana en el año 2013, algo que permitió decantar la decisión de Australia hacia Navantia (el otro competidor era el surcoreano Daewoo).

Los AOR son buques logísticos que pueden aprovisionar en alta mar a tres buques a la vez combustible, agua, víveres, municiones y otros materiales. Además, su capacidad para transportar contenedores y el gran volumen de sus tanques, entre otras prestaciones, permite a este buque desempeñar misiones de ayuda humanitaria y sanitaria a población civil en circunstancias de catástrofe y de defensa medioambiental.

El contrato con la Commonwealth de Australia incluía el apoyo al ciclo de vida de los dos buques AOR por un periodo de cinco años. Además, Navantia contemplaba la creación de unos 1.800 empleos directos e indirectos con este contrato, valorado en 647 millones de dólares australianos, unos 360 millones de euros.

La construcción de los AOR representó el mayor contrato de la década para Navantia Ferrol. Sin embargo, ahora que la construcción de estos barcos ha finalizado, los astilleros de la región se encuentran en un nuevo parón de actividad. Una situación que se ha agravado con el coronavirus:la compañía anunció este domingo  que limitaría al máximo su actividad en todos sus centros de trabajo.

Lea también

Navantia dona material al Área Sanitaria de Ferrol y a la Cocina Económica

El astillero de Navantia Ría de Ferrol ha donado diverso material sanitario al Área Sanitaria …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *