Ola Ferrol.-Poesía, libros y un adios

Carlos Barcón, miembro de la Real Academia Gallega de Bellas Artes

MUCHOS LIBROS…. PERO SIN BIBLIOTECAS

Como estamos en tiempos de la celebración del libro, que aparte de ser bueno el leerlos suelen depositarse en las llamadas Bibliotecas, ya saben, en Egipto se les llamaba a las mismas el tesoro de los remedios del alma, ya que en efecto, curaban en ellas de la ignorancia, las más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás… según se ha dicho. 

Y recuerdo que en mi anterior singladura enfocaba, entre otras cosas, el tema de la Biblioteca General del Departamento, Zona o de la Armada, en definitiva, anclada en los altos del Museo Naval, con empinada escalera de piedra para llegar a ella y, si me apuran, casi desconocida para el público en general y hasta el militar.

Pero ahí está que es lo importante, como están muchos libros ya editados y otros a punto de aparecer, y me refiero a libros preferentemente escritos por ferrolanos, o por lo menos libros que tienen muchos buenos amigos ferrolanos, que a lo largo del tiempo han ido acumulando en esa pasión no solamente por leer, sino poseer.

Pero el problema de Ferrol es que muchos de sus buenos libros, pertenecientes a significados personajes del pasado… Torrente Ballester, Carballo Calero… etc. no se encuentran en nuestra ciudad, y otros muchos personajes de la vida cultural y artística de Ferrol, seguramente cederían sus bibliotecas particulares si encontrasen algún lugar adecuado para ello. Bastaría citar a Cristina Amenedo, que se la quiso ceder a la Asociación de Artistas SAF, pero que ésta tuvo que declinar, por no contar con espacio

Revistas almacenadas

para ello… y muchos de sus libros de arte y sobre todo revistas de arte, más de veinte mil, de todo el mundo mundial, cedidas por uno mismo a esta entidad cultural y artística se encuentran en cajas de cartón, por falta, como digo, de espacio, almacenadas en un garaje.

Y posiblemente, es una simple intuición, muchos otros ferrolanos, podria nombrar a Gabriel Elorriaga, Siro López Lorenzo, Raúl Morodo, Guillermo Llorca, Marcelino González, Guillermo Escrigas ….. vinculados de alguna manera a la cultura y el arte, que son depositarios de buenos libros, revistas culturales o diarios, lo pensarían posiblemente, en donar los mismos, en su momento y tiempo, de existir ese adecuado y preparado lugar.

MAS LIBROS… DE POESÍA.

Son los que llegan a mis manos estos días de confinamiento y me vienen muy bien, pues tendré tiempo para apreciarlos, y tenerlos sobre todo en cuenta para esa próxima preparación de un nuevo número de la revista POESÍA GALICIA, que viene editando la SAF desde hace años, como complemento a sus premios poéticos, y que ya en su último número daba cuenta de la gran cantidad de poetas que ha dado la Ciudad.

Una ciudad ilustrada que ha tenido a bien sostener la poesía en primera fila, y dado que estamos en momentos dedicados a Carballo Calero, recordar que fué colaborador con alguno de sus poemas en la citada publicación de la SAF.

Y como digo, la poesía «la tenemos en Ferrol desde hace años». Esa poesía en ejercicio, en esfuerzo, en trabajo sistemático, la practican ciertos ferrolanos, como es el caso de José Aguilar, escritor y periodista, que reparte su actividad profesional entre la radio, la prensa, la tv, el teatro,  como crítico cinematográfico y escritor, autor de lujosos libros como «100 Películas para Amar el Cine», «Gabriel García Márquez, el Cine y El Bosque Azul», y otros dedicados a significadas artistas españolas, como el dedicado a  la vida de Sarita Montiel.

Ahora recibimos de este destacado periodista el fino ejemplar «El juego del deseo», prologado por Begoña Aranguren, editado en buen papel y excelentemente impreso, que se lee con facilidad y que ya de entrada merece un alborozado saludo, pues cuenta además con exquisitos dibujos sobre temas de la mujer y el hombre del recordado pintor nacido en León, pero con muchos años en La Coruña, Alberto Carpo y la portada a cargo de Eugenia Pannaria (a María), y en donde Jose Aguilar, hijo de la también poeta y pintora Tonia Vázquez, nos lleva con gran perfección métrica y por libre, al universo amoroso y onírico, cargado de cierta temperatura surrealista.

Confiemos el ver pronto por esta ciudad al joven poeta José Aguilar, ferrolano de mente brillante, perfeccionista, desenvuelto y de innata elegancia, presentando alguno de sus libros. Y es que decía en algún momento, en entrevista, el reciente poeta ganador del Premio Cervantes 2019, Joan Margarit «No hay nada más afortunado que ser buena persona. Pero poeta y buena persona tambien se nace». Pues eso es lo que tiene nuestro joven poeta Aguilar.

LIBROS SOBRE PINTURA

Y alguien que seguramente me aprecia, que ya es difícil, me hace llegar un viejísimo y pequeñísimo ejemplar, que tiene el pobrecito ya casi cien años, titulado «Comentario», en torno a la 3ª Exposición de Arte Gallego, editado en La Coruña agosto/sept. del 1923, e impreso en la Imprenta Moretis, en donde el autor, desconocido para mi, ya que no se reseña en ninguna parte, deja su crítica, con reseña de dibujos en blanco y negro, de pintores tan conocidos como reconocidos, como es el caso de Abelenda, Asorey, Camino, F. Cersa, G. del Blanco, Llorens, Madariaga, Román Navarro, Núñez Carnicer, Elena Olmos, José Pérez Pombo, R. Bonome, Seijo Rubio, Veiga Roel, María Corredoira y los ferrolanos Imeldo Corral, Valentin Castro, Carmelo F. González, Marcial de la Iglesia y Dávila, Jesús Ramón y Macias, Bello Piñeiro y Álvarez de Sotomayor. De éste último escribe: «Entusiasta proveedor de manteles, dengues, chalecos y demás prendas exteriores urdidas al rojo cereza. Especialidad en retratos de familia y grupos de gran confusión. Dirige actualmente el Museo del Prado y una granja en Lamastelle (Oleiros).
De Bello Piñeiro, «Pintor rutilante y profuso. Sus paisajes son bravos y caudalosos. Buen critico de arte, con excepción de sus propias obras, cuya colocación es harto complicada«. De Imeldo Corral, señala «» Borroeiro de mañán entre os carballos.. Inflaodiro so serán nos neboeiros. Bretemoso ao entrelecer entre as consgostras… ¡ Garimoso…¡ Hortelán…¡ Pintureiro…«» También sobre Carmelo González dice «Colores vivos.. Rojo arterial. Amarillo canario. Verde limón, vibrante de dia y…negro de noche». El cuadernillo de marras, se vendía al precio de 2,5o pesetas.

ADIOS A JOSÉ MANUEL FONFRÍA, PINTOR DEL MAR

Y como diría el poeta, «Y cuando tú/ mi mar/ me dices: ¡fuera¡/ me refugio en el puerto/ que me dejas:/ ¡Soledad…sin faro/ sin un muelle/.… Y sin faro, sin muelle, sin su mar, se quedó uno de nuestros mejores pintores contemporáneos, José Manuel Fonfría, estimado y apreciado amigo, tras una larga singladura de bien pintar el mar, ese tema tan difícil con el que tantos y buenos pintores se cruzaron porque tiene un gran interés humano, como humano era nuestro pintor, que hace muy pocos días, se nos fué tras una corta enfermedad, sin tiempo de despedirse, sin un adiós.. en ese «deja que el mar me lleve«.

Un mar que tanto y tan bien pintó, plasmó en multitudes de lienzos empapados en versos, con sabor a salitre. Y es que la mar, como la muerte, siempre te espera. Descanse en paz nuestro pintor de la mar.

Lea también

El Concello conmemorará con varias recreaciones el 220.º aniversario de la batalla de Brión

Las concejalas de Turismo, María Teresa Deus, y de Patrimonio Histórico, Eva Martínez Montero, presentaron …