Aprobada definitivamente la suspensión de la tasa de terrazas entre el pasado 14 de marzo y el próximo 31 de agosto

La suspensión de la tasa de terrazas entre el 14 de marzo pasado y el próximo 31 de agosto viene de entrar en vigor con la publicación definitiva en el Boletín Oficial de la Provincia de la modificación de la ordenanza fiscal número 19 del Concello de Ferrol, de ocupación de mesas y sillas. El BOP recogió en su edición de ayer el edicto firmado por la concejala de Hacienda y Patrimonio, María Teresa Deus, y la nueva redacción de la ordenanza, que añade al texto vigente hasta ahora una disposición transitoria por la que se suspende “la aplicación del importe de la tasa aplicable” durante dicho período, que comenzó con la “entrada en vigor del estado de alarma en todo el territorio nacional con el fin de afrontar la crisis sanitaria creada por la propagación de la covid-19” y concluirá el último día de este mes. Así, las tasas “ya devengadas durante el ejercicio 2020 serán objeto de rateo por el período de la suspensión señalada”.

De este modo, los establecimientos hosteleros de Ferrol no pagarán la conocida como tasa de terrazas durante esos cinco meses y medio. Con esta iniciativa, el Concello pretende beneficiar económicamente la un sector especialmente golpeado por la crisis de la covid-19 y del que dependen un gran número de empleos en la ciudad. Supone extender a los meses de verano una medida que, en principio, estaba contemplada para el período en el que bares, cafés y restaurantes habían estado obligados a permanecer cerrados. La iniciativa, que fue aprobada unánimemente por la corporación municipal en la sesión plenaria de mayo, es aplicable a todas las terrazas que ya disponían de licencia y también a las que la habían obtenido o vayan a obtener antes de 31 de agosto. Para adoptar esta decisión se tuvo en cuenta que la temporada estival es un momento clave para la hostelería. Por ese motivo, el equipo de Ángel Mato propuso incrementar hasta el día de San Ramón, tradicional final de las fiestas, el período bonificado.

Los obligados tributarios del padrón de mesas y sillas, directamente afectado por la suspensión de la apertura al público acordada por el Real Decreto 463/2020, deberán esperar a que el Concello les remita nuevos documentos de ingreso, en los que ya estará contemplado el descuento. En el momento en el que entró en vigor el estado de alarma, esta tasa se encontraba en período de pago voluntario, por lo que se indicó a los contribuyentes que no realizaran el abono, toda vez que no se conocía la finalización de esa situación excepcional.

Con esta propuesta, se siguen dando pasos en favor del tejido económico de la ciudad, tras la posibilidad que tuvieron muchos negocios de acogerse a la tarifa “sin actividad” para el recibo de Emafesa de marzo-abril, por decreto del alcalde, y de la aprobación de ayudas directas a autónomos y pequeñas empresas por un importe total de dos millones de euros (Plan de Mejora para la Empleabilidad), para las que ya se espera abrir una segunda convocatoria, una vez resuelta la primera.

Las medidas que el gobierno local puso en marcha para favorecer al sector de la hostelería estuvieron coordinadas desde Hacienda y Promoción Económica, departamentos que dirige María Teresa Deus y desde los que se aplican los beneficios fiscales y se tramitan las ayudas, y desde Urbanismo, concejalía de la que es titular Julián Reina y que tiene las competencias en materia ocupación de la vía pública por sillas y mesas.

Lea también

Ferrol en Común lleva a pleno las reivindicaciones de las mariscadoras y quiere recuperar el procedimiento del Memorial a las víctimas del franquismo

Retomar la construcción del Memorial en recuerdo de las víctimas del franquismo y apoyar las …