Chechu, Toni, Pedro y Dani, toda una vida en el Club de Remo de Ares

Toni, Dani, Chechu y Pedro antes del entrenamiento de este martes | Juan Martínez Rey

(Jorge Martínez) Esta semana en la previa de la Bandeira Concello de Ares que se celebrará el sábado a las 18:00 (TVG2) hablamos con cuatro de los remeros que más tiempo llevan en el Club de Remo de Ares. Jesús Saavedra (24 años en el club), Antonio Teijeiro (27 años en el club), Pedro Carro (22 años en el club) y Daniel García (29 años en el club) nos hablan del pasado y del presente tanto de la entidad como de la Liga ACT de traineras. En definitiva, nos hablan de remo en estado puro.

¿Cuántos años llevas y que significa para ti el Club de Remo de Ares?

Chechu: Comencé a entrenar en otoño de 1996 y a competir en 1997, con 9 años. 24 años de los 33 que haré dentro de poco, tirando de un palo. Claro está, con mejores y peores momentos.

Pues es el club de mi infancia, de mi pueblo y de más de media vida. No existe una parte de mi desvinculada totalmente del club de Ares, va en mi ADN, ya me viene de tradición familiar. Puedo estar a cientos o miles de kilómetros, por trabajo o cualquier otra causa, que siempre hay un ojo puesto en el club.

En este momento, claro está que hay un compromiso muy exigente con la competición en la que estamos, pero de no ser así no creo que hubiese cambiado nada, siempre hay un momento durante el día para entrenar y estar lo mejor posible, sea antes de salir el sol, o después de ponerse; nuestro día a día mejora cuando llega el momento de ir al club, y después de entrenar. Incluso en ocasiones tensamos al máximo la cuerda que nos ata al trabajo y la familia. No creo que pueda decirlo más claro.

Toni: Hace 27 años que llegué al club y algunos al principio no contaban que aguantara tantos años, es un deporte que si te atrapa es muy difícil desengancharse de el y donde toda la gente que lo forma llega a ser una gran familia de la que es difícil despegarse.

Pedro: Llevo en el club desde el año 1998, con 7 añitos, pero participando en regatas y campeonatos desde el 2001.

Pues si con mis 28 años llevo casi 22 en el club, no miento si digo que es mi segunda casa, y la gente con la que comparto vestuario año tras año mi segunda familia.

Además, el Club de Remo de Ares va de la mano de mi familia desde siempre. Ahora somos mi hermana y yo los que estamos en la ACT, pero años atrás mi padre, mi primo Horacio, mis tíos… fueron haciendo historia de la mano de este club. El remo es algo que la familia Carro Allegue llevamos en la sangre.

Dani: Con 8 años probé en un curso de verano y desde aquella hace ya 29 años sigo vinculado a este Club que es parte de mi identidad. Al empezar desde tan pequeño, mis valores se formaron alrededor del club puesto que tuve la suerte que mi grupo de amigos fuimos creciendo juntos entorno al remo intentando aprender de los mayores tanto de los remeros como de los entrenadores e inconscientemente creando lo que es la «familia del remo» en Ares. Coincidencias de la vida, a mi pareja también la conocí gracias al remo, ese año yo estaba de monitor de la escuela de remo y ella era enfermera responsable del Campamento al que le impartía el curso de verano.

Los remeros celebrando la victoria en la Liga Gallega en Burela en 2016

¿Cuál ha sido el mejor momento que has vivido en el Club de Remo de Ares?

Chechu: La verdad es que en estos años recientes de “vacas gordas” hay muchos grandes momentos, y seguro que aún vendrá alguno que supere a este, pero si tengo que elegir uno, me quedo con uno de 2016, cuando navegamos junto al espigón de Burela, el día de la última regata, donde nos proclamamos campeones de la Liga Gallega. Aquel fue un momento mágico.

Toni: Muchos, todos los pasos que vas dando y mejorando año tras año son momentos muy bonitos pero el primer ascenso a la ACT fue uno de los mejores.

Pedro: Por suerte hemos conseguido muchísimas cosas increíbles e impensables tan solo unos años atrás (ganar banderas, tres ligas, dos ascensos…). A nivel deportivo lo más importante probablemente hayan sido los dos ascensos y las dos temporadas disputadas en la ACT.

Pero personalmente, me quedo con la primera victoria del Club de Remo Ares en la bandera de casa, en 2016. Era algo con lo que todos soñamos alguna vez (y siempre lo veíamos imposible), y se consiguió en el momento exacto, en plena remontada a Samertolameu, colocándonos líderes (por primera vez en la historia también) en esa misma regata, delante de un pueblo entero vestido de azul y volcado con el club. Fue una auténtica fiesta y un recuerdo imborrable.

Dani: Depende de lo que entendamos por momento. Si tengo que elegir un día, elegiría el primer ascenso a la ACT en 2016 por la repercusión que tuvo sobre el Club, ahí para Ares hubo un antes y un después, y digo Ares porque bajo mi punto de vista si el Club creció, el pueblo creció muchísimo más demostrando una vez más la calidad humana de la que podemos presumir en este pueblo.

Pero momentos buenos vivimos muchos, sobre todo en el día a día y si entendemos momentos por una etapa, destacaría todo el 2019 en el cual atravesé mi peor momento personal y ahí todos mis compañeros me sacaban una sonrisa día tras día, para mí esa «piña» que se crea ahí dentro, la valoro mucho.

¿Qué diferencias encuentras entre la anterior etapa del club en la ACT y la temporada actual?

Chechu: Lo primero, es evidente que este año la covid-19 lo ha condicionado todo. Es complicado hacer comparaciones. En cuanto a los rivales, creo que hay mucha igualdad y mucho nivel este año, salta a la vista en los saltos de resultados que hay tanto en los puestos de cabeza como en los de cola. Cada detalle insignificante se convierte en clave. Para el espectador y para los medios, está todo muy entretenido, pero para los clubes, sean directivos, entrenadores o remeros, es una tensión permanente.

Mirando hacia dentro, el equipo, creo que poniéndolo como metáfora, en 2017 éramos unos niños jugando a ser mayores. Este año ya no somos tan niños, pero está claro que seguimos siendo insignificantes al lado de todos esos gigantes.

Toni: En la primera era todo nuevo para nosotros y había unas posiciones muy marcadas, en esta es mucho más igualada y el que tenga un mal día lo paga tanto en la parte alta como en la baja.

Pedro: La principal diferencia que encuentro, al margen de la situación en la que estamos por la covid-19, es la madurez de la plantilla. Tres años antes del primer ascenso estábamos dos divisiones por debajo. Éramos los novatos y una plantilla muy joven, sin experiencia ninguna a ese nivel.

Este año, tenemos una plantilla mucho más madura, con más experiencia por parte de los que aún seguimos a bordo. Y con incorporaciones que suben el nivel que teníamos, y con otras importantísimas, como el caso de Luis Pazos, que nos sirven como ejemplo a seguir y que en nada se han convertido en pilares fundamentales que hacen que el grupo, a pesar de todo, sea una piña en todo momento.

En cuanto a los rivales, creo que coincidimos todos, que el nivel que tenemos este año en la liga es altísimo, por un par de segundos pasas de ser sexto a ser último, y es algo que pasa en prácticamente todas las regatas. Es una liga loca en que los favoritos un día ganan y otro día se hunden hasta la última posición. Como anécdota, mencionamos el otro día que hemos sido capaces de ganar a cada una de las traineras de la liga al menos una vez esta temporada.

Ves las plantillas de cada uno de los equipos y ves que todos tienen unas plantillas increíbles con remeros de altísimo nivel. En mi opinión, cualquiera de los 4/5 equipos que nos estamos jugando la permanencia cualquier otro año nos habríamos salvado sin muchos problemas.

Dani: La primera temporada en ACT la plantilla era más joven que la de este año, este año la plantilla es más veterana y creo que con más nivel, de todas formas encuentro algo similar en las dos temporadas y es la falta de experiencia para competir a este nivel, la clasificación se decide en los pequeños detalles (ya sea por los continuos viajes, ya sea factor suerte, ya sea por no conocer el campo de regatas,…) en este aspecto la balanza siempre cae del otro lado y al final de temporada esos puntos son los que te dan la salvación.

La liga este año creo que tiene un muy buen nivel tanto por arriba como por abajo, la prueba está que a falta de dos regatas no hay nada decidido ni en la parte alta ni en la parte baja, está siendo una liga muy «loca» y entretenida.

La principal diferencia con respecto a la anterior etapa es todo lo relacionado con los protocolos que obliga el tema covid-19, pero a esto nada que decir ni nada nuevo que contar puesto que lo vivimos en el día a día. Lo más importante es no exponerse y evitar cualquier tipo de riesgo, en este sentido creo que se están haciendo bien las cosas.

¿Cual crees que es la clave para superar a Zarautz y conseguir la permanencia en la ACT este fin de semana?

Chechu: No perder la calma ni la concentración. Como dije en la anterior pregunta, no hay que ser “niños jugando”. Todos sabemos lo que tenemos que hacer, no hay que intentar nada extraordinario a estas alturas. Sin duda tenemos que pulir algún detalle técnico durante la semana para poder dar nuestra mejor versión, que llegará. Esta semana son ellos los que viajan, y los campos de Ares y Cabo no tienen grandes desventajas cara a cara. Aunque una cosa es segura, la lucha será muy digna entre las dos traineras.

Toni: Confiar en nuestras posibilidades e ir a por todas sin renunciar a nada.

Pedro: Creo que el trabajo que estamos realizando hasta ahora es correcto, el barco está corriendo mucho y estamos siendo competitivos en todas las regatas. Quizás nos ha faltado un poco de suerte con las calles en las últimas regatas y otro poco de suerte con los barcos que podíamos meter en el medio de nuestros rivales y nosotros… veíamos que por cuestión de segundos se nos escaparon muchos puntos que caían del lado de nuestros rivales directos, y en los momentos en que nosotros éramos capaces de meter muchos metros entre nosotros y nuestros rivales no caía ningún barco por el medio.

Después de muchos fines de semana de horas y horas en la carretera, nos toca descansar a nosotros y son ellos los que tienen que hacer los kilómetros para dormir fuera de casa. Por eso creo que la clave es seguir como hasta ahora, confío ciegamente en mis compañeros y si seguimos trabajando como lo estamos haciendo y con el plus que nos da remar en casa delante de nuestra afición y de un pueblo teñido de azul conseguiremos el objetivo.

Dani: Remar como sabemos y confiar en nosotros mismos. Intentar aprovechar los detalles de los que hablaba en la pregunta anterior para que la balanza caiga de nuestro lado y dar una alegría a nuestra afición en casa.

Germán Sánchez celebrando una bandera

¿Qué mensaje le mandarías a la fiel y numerosa afición del Club de Remo de Ares?

Chechu: Agradecer todo el interés y el apoyo que muestran día tras día. Se nota mucho, y es algo de lo que podemos estar muy orgullosos en Ares.

Para acabar, decir que entre toda la gente que estamos en esto, no hay nadie perfecto, cualquiera puede tener una equivocación, un error puntual, como dije antes, este año cualquier detalle se nota mucho, pero no significa que no se esté trabajando al máximo, y que nadie dude, y esto lo diré con mucha convicción y orgullo, que vamos a luchar hasta la última palada de la última regata.

Toni: Que este difícil año que estamos pasando sin poder oírlos en los muelles se hace extraño para todos, pero sabemos que siempre tenemos su apoyo incondicional sobre todo cuando las cosas más se tuercen y eso es de agradecer.

Pedro: Ante todo, dada la situación en la que estamos metidos desde principios de año, pido que se respeten todas las normas y actuemos con sensatez en todo momento; lo primero es lo primero.

Al margen de esto, sé que la gente está muy enganchada al remo, siempre tenemos mensajes de ánimo, se ve gente con camisetas del club, las banderas en los balcones….

No hace falta porque sé que será así, pero mi mensaje sería que confiaran en nosotros que vamos a trabajar muy duro estos días que quedan para dar lo mejor que tenemos este fin de semana. Y que nos apoyen con sus mensajes de ánimo, ya sea en la calle o desde las redes sociales, y que pinten el pueblo de azul cobalto con sus banderas y camisetas, es algo que nos da muchísima fuerza y muchísimas ganas.

Entre todos el objetivo es posible, ¡¡¡AUPA ARES!!

Dani: Ante la afición de Ares lo único que puedo hacer es sacarme el sombrero por el apoyo que nos muestran, nunca pensé que en Ares se hablara de remo por la calle.

Como vemos, el Club de Remo de Ares es una parte más de la familia de estos cuatro remeros. En él han vivido todo tipo de momentos tanto a nivel deportivo, como también a nivel personal. Personas como Germán Sánchez, presidente de la entidad desde hace muchos años o José Ramón Montero «Tombo» entrenador de las categorías inferiores también desde hace muchos años, han visto y ayudado a crecer a estos deportistas que esperan con el apoyo de sus compañeros y de la afición aresana conseguir por primera vez en la historia la permanencia del Club de Remo de Ares un año más en la Liga Eusko Label de Traineras. El sábado en Ares y el domingo en Boiro, sabremos si lo consiguen o si por el contrario tendrán que disputar el playoff de descenso en el País Vasco en el mes de septiembre. De lo que estamos seguros es que corazón, ganas y apoyo, no les van a faltar.

Lea también

Domingos, MVP del Café Candelas O Parrulo “B” para el Premio Hyundai al jugador más regular

El pasado domingo empezó la temporada en Segunda División “B” para el Café Candelas O …