Afundación y el Concello repartieron cerca de 15.000 menús a niños y mayores durante el verano

Fot. Concello

El Concello de Ferrol y Afundación pusieron en marcha este verano el programa Cubertos, que proporcionó durante las vacaciones estivales menús saludables a menores en riesgo de pobreza o exclusión social. El fin fue a apoyar a las familias más vulnerables, especialmente afectadas por la crisis de la covid-19, garantizando a los pequeños una alimentación adecuada precisamente en los meses en los que se interrumpen los programas de becas comedor.

El Concello, a través de la concejalía de Bienestar Social, que dirige Eva Martínez Montero, puso la disposición de Afundación cuatro puntos de reparto, en los que en total se entregaron 14.500 menús, alrededor de 290 diarios. En la Casa Solidaria se repartieron 4.350, en el Edificio Social, 3.450; en el centro Carvalho Calero, 3.900 y 2.800 en el centro cívico de Caranza. Se entregaron de lunes a viernes a niños de la ciudad que percibían beca comedor, a sus hermanos y a aquellos que las unidades básicas de la concejalía de Bienestar Social estipularon como beneficiarios de dicho recurso.

Ferrol también con los mayores

El programa Cubertos se puso en marcha en las siete principales ciudades gallegas en colaboración con los ayuntamientos, y en total se proporcionaron cerca de 80.000 menús. El Concello de Ferrol, además, solicitó a Afundación que también había incluido otras 16 personas mayores usuarios de comedores sénior en Ferrol “y que se vieron afectados por su cierre a consecuencia de la covid-19”, explica la edil.

Para ellos, y mientras continúen cerrados los comedores sénior, el Concello les entregará un bono de alimentos. Por su parte, para aquellas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad económica y también con problemas de movilidad, el Concello de Ferrol les tramitó el servicio Xantar na casa.

Un trabajo “impecable”

Martínez Montero explicó que gracias a esta iniciativa, “que nunca se había desarrollado en Ferrol durante los meses de verano, se dio la oportunidad a casi 300 niñas y niños, y también a un grupo de 16 mayores de nuestra ciudad, de contar con menús diarios para almorzar y, así, que las familias no vieran aún más resentidas sus economías por las consecuencias de esta gran crisis social provocada por la pandemia”. Del mismo modo, Martínez Montero agradeció a Afundación la “iniciativa, la colaboración y el trabajo impecable a lo largo de estos meses y también el esfuerzo realizado por las trabajadoras sociales y por el resto del personal municipal por la gestión desde el primer momento”.

Los menús se elaboraron según las recomendaciones de la Estrategia NAOS de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), que engloba acciones para inculcar hábitos de vida saludables a través de la alimentación y el ejercicio. Con este objetivo, los menús, elaborados en empresas gallegas especializadas y supervisados por nutricionistas.

Lea también

Fallecimiento en Ferrol de la pintora y poeta Tonya Vázquez

Lamentar el inesperado fallecimiento este viernes en Ferrol de la significada pintora y poeta Tonya …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *