Temporada lírica

Julia Mª Dopico Vale

Traslado mi memoria a hace apenas unos años, cuando desde la ciudad herculina y con los Amigos de la Ópera celebrábamos representaciones magníficas con artistas de leyenda como es el caso del barítono italiano Leo Nucci o el mítico director hoy fallecido Alberto Zedda, entre otros de “los grandes” que con motivo de las temporadas líricas acudían fielmente al encuentro coruñés; programaciones que se ponían en la escena de un abarrotado Palacio de la Ópera y que el Covid-19 ha convertido en algo muy diferente, ya que el aforo de los dos primeros espectáculos celebrados se vio limitado tan solo a sesenta personas en el Teatro Colón ampliándose después la medida, pudiéndose seguir las representaciones con las alternativas que ofrecen streaming y youtube.

Aún así, contra viento y marea, en clara apuesta por los artistas locales y manteniendo estrictamente las medidas de seguridad pertinentes Amigos de la Ópera sigue ofreciendo al público – también ferrolano- las actuaciones previstas en este “annus horribilis” para todos; actuaciones como la de la tarde del viernes con el concierto ofrecido por la soprano italiana Mariella Devia que desde su debut en la Scala de Milán ha recorrido escenarios como los del Carnegie Hall, la Ópera de París o el Royal Opera House, para retirarse de las producciones en el gran Teatro la Fenice y ofreciendo en la actualidad tan solo conciertos para ocasiones muy especiales como resulta ser ésta de la programación lírica de A Coruña.

Acompañada por el pianista Giulio Zappa vivimos con entusiasmo “il ritorno della Regina”, no en vano “la Devia” es considerada reina del bel canto, este estilo vocal que aflora en el romanticismo italiano, que se extiende hasta nuestros días y del que la artista es especialista y máximo exponente en la actualidad. Obras de Liszt, el compositor que alcanzó las más altas cimas, cuya música influyó poderosamente en el propio Wagner y arias de óperas de Verdi o Donizetti, maestros con los que el género llega a la cumbre más alta, constituyeron el programa a través del que la artista mostró una vez más sus excepcionales cualidades, su importante técnica y el virtuosismo ligado a una gran expresividad. Cualidades que podrá compartir con los jóvenes cantantes seleccionados personalmente que participen en el “Curso de Interpretación Vocal” que impartirá en el Conservatorio Superior de A Coruña del 21 al 26 de septiembre.

El recital, generosamente aplaudido por el público, fue dedicado al periodista Albino Mallo, fallecido el pasado jueves; un melómano incondicional que vivía de manera particularmente entusiasta las actividades musicales promovidas en la ciudad.

La programación continúa este mismo fin de semana con la obra Vendado es amor, no es ciego; una joya del “Vivaldi español”, José de Nebra y texto de José Cañizares, que será interpretada utilizando instrumentos originales por el conjunto “Los Elementos” integrado por músicos procedentes de uno de los centros más prestigiosos de música de esta época, la Schola de Basilea, sumándose las voces de la soprano Leonor Bonilla, la mezzo Carol García, las sopranos Aurora Peña y María Lueiro, el barítono Borja Quizá y el Coro Cantabile, cantera de artistas. Debutará como director el joven coruñés Alberto Miguélez a la par magnífico contratenor e impulsor de la grabación mundial de esta obra injustamente olvidada y que será sin duda un hito para el mundo de la lírica.

 

 

Lea también

Paradojas

Gabriel Elorriaga F. La actual política española es más paradójica cada día. Los enemigos de …