Orfeo y Eurídice

                                                                                  

                                                                                    “Amor, ven. Devuélveme el alma;
                                                                                      tu llama más ardiente
                                                                                      para que prenda en mí el fuego
                                                                                      y pueda desafiar a la muerte”.

Julia Mª Dopico Vale

Desde Ferrolterra celebramos la puesta en escena de “Orfeo y Eurídice”, la ópera de Crhistoph Willibald Gluck basada en el mito de Orfeo, el fabuloso músico y poeta capaz de calmar a las fieras con su lira y también capaz de mover las rocas y hasta detener el curso de los ríos, tal era el poder y encanto de sus melodías. “El padre de los cantos” sobre el que Pierre-Louis Moline desarrolla el libreto en su versión francesa, recuperando la legendaria historia que narra el descenso del músico al inframundo para rescatar a su esposa Eurídice, muerta a causa de la mordedura de una serpiente.

Una de las historias más cargadas de simbolismo de la mitología griega que inspira al compositor para escribir la ópera que se estrenaría en el Salón del Palacio Real de París en 1774, convirtiéndose desde entonces en su obra más representada y
despertando un siglo después la absoluta admiración de Héctor Berlioz que revisará la
partitura. “Orfeo y Eurídice” llega así a Compostela de mano de la Real Filharmonía de Galicia dirigida por Paul Daniel en colaboración con Amigos de la Ópera de Santiago y en grabación el Coro de la Orquesta Sinfónica de Galicia – no era posible el directo dadas las medidas de seguridad necesarias– convirtiéndose la experiencia en algo absolutamente novedoso para España e incluso para Europa.

La ópera se interpretó en versión concierto y en directo en el  Auditorio de Galicia y por streaming a través de Facebook, el canal Youtube de la Real Filharmonía y desde la plataforma de tolemias.tv. Internet como recurso que nos aproxima, pero que no puede compararse a la representación viva, con la entrega absoluta de los artistas
y el calor del público; algo que se transmite, se aprecia y que sencillamente, emociona.

La mezzosoprano ucraniana Olga Syniakova como Orfeo ( recordemos que en la versión italiana, el primer papel está encomendado siempre a un castrato), la soprano Alicia Amo como Eurídice y la soprano lisboeta Beatriz de Sousa, con su gran versatilidad como Amor, dieron vida a los personajes de esta música natural, armónica, rítmica y melódicamente, libre de abusos y exageraciones, de adornos superfluos- tan del gusto de los cantantes e incluso maestros de época- y siempre al servicio del drama, sin interrumpir jamás la acción, tratando a los instrumentos según el interés y la pasión y buscando la claridad, la “bella sencillez” que se convierte en uno de los elementos más importantes de la obra de Gluck y el principal de sus
postulados reformistas de los que esta obra es principal ejemplo, también a través de sus arias más expresivas como Chiamo il mio ben, en la que Orfeo llora la muerte de su amada entonando un canto de dolor, en Gli seguardi trattieni, cuando el Amor Cupido se pronuncia, en el Coro de las Furias o en la celebérrima Che farò senza Euridice, un número de gran belleza y quizás el más popular de la ópera que precede al Trionfi amore, el triunfo del amor.

Una magnífica puesta en escena del clásico universal. La Real Filharmonía de Galicia continúa con su programación anual anunciando que muy pronto volverá a estar en Ferrol de mano de la Sociedad Filarmónica, concretamente el día 13 de Noviembre, dirigida por Marzena Diakun y con música de Debussy, Gub A Idúlina y Albert Roussel. Un concierto, como siempre, más que recomendable.

 

Lea también

Santa Cecilia

Julia Mª Dopico Vale El día 22 de noviembre se celebra el Día de Santa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *