María Fidalgo Casares, Premio en las Jornadas de Historia Militar de Extremadura.

(L.G.S.)-María Fidalgo Casares ( Ferrol 1964) sigue posicionándose como una de las investigadoras más relevantes de nuestro país. Esta vez su intervención en las Jornadas de Historia Militar, se saldó con el Premio Especial del Jurado. El tema que abordó estuvo relacionado con la importancia de la escultura pública, y en concreto con la representación del General Menacho, defensor de Badajoz del escultor heróico Salvador Amaya.

El Jurado valoró su erudición y sensibilidad a la hora de analizar la gran escultura y la atipicidad de presentar un trabajo histórico sobre una obra de reciente creación. Es la primera vez en la historia de nuestro país que se presenta en unas jornadas de Historia Militar el estudio de una escultura aún no inaugurada.

Dadas las especiales condiciones de la emergencia sanitaria, el aforo estuvo muy
limitado, pero está recogida su ponencia en la página de Youtube de la Asociación Histórico Militar Alfonso IX, organizadora de las Jornadas junto a la Brigada XI Extremadura y la Diputación de Badajoz.

Como es habitual en todos sus trabajos, Fidalgo tuvo a Galicia presente en distintas pinceladas de su análisis. En breve, además, su investigación será publicada en la revista de estudios extremeños. Aunque las publicaciones de Fidalgo suelen estar asociadas a la pintura- sus libros sobre Ferrer-Dalmau de Espasa-Planeta han sido los libros de arte no académicos más vendidos de la década- su proyecto de doctorando lo dedicó al “arte y urbanismo” y es experta en escultura pública, tal y como ha acreditado en estas Jornadas.

María Fidalgo ha declarado a Galicia Ártabra sentirse muy satisfecha por el premio obtenido y como siempre ha tenido palabras para Ferrol. “Criarme en una ciudad con esculturas públicas de primera magnitud como la del Marqués de Amboage, Sánchez Barcáiztegui o Jorge Juan, me “educó el ojo”, pero mi auténtica inmersión investigativa en la escultura pública se produjo cuando escribí la monografía del escultor portugués afincado en
Narón Manuel Patinha”.

El Premio de las Jornadas de Historia Militar no supone sólo un reconocimiento a mi trabajo, en cierta manera es una puesta en valor a la escultura histórico- militar que bebe de la mejor estatuaria clásica occidental, y a la labor de un artista, Salvador Amaya”.

Recordamos que Amaya, también es autor de la escultura del ferrolano Torrente
Ballester, ejecutada en 2010 en Salamanca.

Lea también

Vicente Araguas galardonado con el Premio Internacional «Gustavo Adolfo Bécquer 2020»

El poeta y traductor nedense Vicente Araguas ha sido galardonado con el Premio Internacional de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *