Juan Antonio Ribas, un músico de Ferrol

Julia Mª Dopico Vale

La olvidada identidad de la guitarra en Galicia se ha visto resarcida mediante el proyecto de investigación, interpretación y divulgación del patrimonio musical gallego “Músicas Inéditas en Casas Literarias”, en el que se recuperan obras desconocidas del repertorio guitarrístico y que de mano del intérprete e investigador Samuel Diz presentó esta vez al músico y compositor ferrolano Juan Antonio Ribas (Ferrol 1.799-Oporto 1.896), perteneciente a una dinastía musical en la que se incluye su padre, José Ribas, músico militar y su primer maestro; su hermano, José María del Carmen Ribas, considerado el mejor flautista de la orquesta de Londres y el primer virtuoso que tocó en este país el solo del scherzo de El Sueño de una Noche
de Verano bajo la batuta de Mendelssohn, que manifestó su admiración por el efecto de su propia música en manos del intérprete, y cuatro de sus hijos, Eduardo, que destacará como cantante, Hypólito, reconocido como el flautista portugués más importante del S. XIX; Nicolau, violinista y Florencio, pianista.

Samuel Diz, músico comprometido en la difusión y divulgación de la música más “secreta” escrita para guitarra- histórica y también de creación, como en las obras para el instrumento de Fernando Buide del Real- recupera con su participación en el
proyecto y en concierto grabado en la Casa Museo de Rosalía de Castro, la obra de Ribas que lleva por título Marcha Russa para “viola francesa”– así se denominaba a la guitarra en el ámbito lusófono del XIX en el que se desarrollará una parte trascendental de su vida-. Pieza hermosa que sigue los patrones estéticos, armónicos y formales de su tiempo y que configura junto a otras obras escritas el corpus creativo del compositor: las Deux Sonates pour la Guitare et flûte, su primera publicación localizada en la que la guitarra acompaña a una flauta virtuosa, el Magnificat a cuatro y acompañamiento de orquesta, el Nocturno a dos violas, flauta y bajo, A graça de Deus, estrenada en el Teatro de S. Joao con gran éxito o su “método didáctico” para
violoncello, que será adoptado como texto oficial del “Real Conservatorio de Música y
Declamación de María Cristina” de Madrid, a donde llegará Juan Antonio Ribas tras sucederse distintas circunstancias políticas que le obligan a ello.

Y es que la música y la política serán las constantes en la vida del artista, desde los tiempos infantiles acompañando a su padre cuando es reclutado para la campaña rusa del ejército napoleónico, en su debut a los ocho años en el Teatro de Hamburgo, obteniendo un gran éxito, en el refugio en Portugal, donde será nombrado en 1823 director del Teatro de S. Joao, en el exilio gallego- en Compostela- tras alistarse en los “Batallones voluntarios Constitucionales”, en su vida en Madrid y en el retorno
a Oporto, tras las Guerras Liberales y la muerte de su padre en 1.835 y en donde dirigirá la Orquesta del Teatro S. Joao hasta 1.857.

Importante iniciativa- y mejores resultados- recuperando la figura de Juan Antonio Ribas, músico que desde el Ferrol natal llegó a marcar la vida musical de Porto en la primera mitad del siglo romántico, ofreciéndose este exclusivo repertorio que es todo un hallazgo, tanto por su factura (es música creada con el rigor de quien conoce bien el “oficio”) como por la delicada sensibilidad que siempre nos otorga el tañido de las serenas y evocadoras guitarras.

 

Lea también

Presupuestos municipales para 2021 y 2022

Enrique Barrera Beitia No debería retrasarse el alcalde de Ferrol en entregar a los grupos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *