Fene-El Concello anuncia la retirada de fondos de Abanca

 
El Concello de Fene anunció en la mañana de este viernes su intención de iniciar de inmediato la retirada de los fondos depositados en Abanca, estableciendo también como objetivo a medio plazo la cancelación de la cuenta abierta en la entidad financiera, la principal para las operaciones municipales. 
 
La decisión se toma como medida de presión y protesta tras el cierre de la sucursal de San Valentín, que dejó sin atención presencial a unos 3.500 usuarios en el barrio y alrededores, pero también obedece al incumplimiento del acuerdo verbal alcanzado con el Concello para mantener dos cajeros ubicados en la oficina clausurada a principios del verano.
 
El Concello de Fene cuenta actualmente con un saldo medio en Abanca en torno a los 2 millones de euros, además de gestionar a través de esta entidad el pago de salarios y tener domiciliados las transferencias de otras administraciones.
 
«A lo largo del año hay un volumen importante de transacciones económicas. Pero si Abanca opta por dejar tirada una parte no menos importante de nuestros vecinos, el Concello debe ponerse del lado de las personas y actuar en consecuencia», advirtió Juventino Trigo. «Esto no es un ultimátum, sino una decisión meditada que responde con la misma contundencia a las decisiones que en su día tomaron los funcionarios de Abanca mientras nos engaña a nosotros y a los vecinos diciéndonos que la oficina de San Valentín no iba a cerrar» agrega el alcalde.
 
El alcalde asegura, que Abanca también «incumplió su palabra» en el compromiso de mantener a los dos cajeros de la antigua oficina de San Valentín y adecuarlos para que pudieran hacer tanto retirada de efectivo como otro tipo de operaciones. «Había dos cajeros, uno nuevo y otro antiguo. Lo que hicieron fue quitar el más moderno, que estaba adaptado para personas con movilidad reducida, y dejar al barrio con un único cajero obsoleto. No sería de extrañar que a principios de mes, cuando más dinero se retira, pueda haber momentos de falta de billetes, algo inaceptable que afectaría a los usuarios y pequeños comercios de la zona»
 
Ante la situación actual (que Concello y vecinos intuían desde principios de verano) el ejecutivo local decidió iniciar un proceso de «desvinculación total» con la entidad bancaria que se hará de manera «progresiva», dice el responsable de Hacienda Manuel Polo
 
Así, en un primer momento los fondos líquidos se retirarán negociando con otras entidades las condiciones de su traspaso a cuentas que el Concello ya posee. Además, se darán «los pasos necesarios» para dar de baja los productos contratados con Abanca e informar a la Diputación, a la Xunta y al Estado cuáles son los nuevos números de cuenta en los que deben ingresar las ayudas y otros fondos que recibe el Concello de forma habitual. .  
 
Los servicios económicos municipales también les trasladarán a los diferentes departamentos el nuevo número de la cuenta principal, con el fin de tramitar a través de él, los ingresos de tasas y precios públicos de recaudación municipal. En este sentido, para la ciudadanía «será un proceso transparente», dice Manuel Polo. «Por ejemplo, quienes tengan domiciliado el pago de escuelas municipales no notarán ningún cambio, y quien vaya a realizar algún tipo de pago a favor del Concello se le facilitará la nueva cuenta en la que deberá hacerlo»  
 
En cualquier caso, el objetivo último del Concello es dar de baja la cuenta en Abanca «lo antes posible, paso a paso y sin que eso cause inconvenientes en el funcionamiento diario»

Lea también

Fene-Ayudas para entidades sin animo de lucro

Con la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia del extracto de las bases …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *