Nuestras gentes-Emiliano Aguirre Enríquez, destacado paleontólogo español. Premio «Príncipe de Asturias»

Emiliano Aguirre Enríquez  nació en Ferrol el 5 de octubre de 1925, es un destacado paleontólogo español. Su principal aportación a la paleoantropología es el inicio del estudio de los yacimientos pleistocenos de la Sierra de Atapuerca (Burgos), cuyas excavaciones dirigió desde 1978 hasta su jubilación, en 1990. Es Premio Príncipe de Asturias y Académico numerario de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

Estudió Humanidades y Filosofía en la Facultad Eclesiástica de Alcalá (1944-1950), Licenciado en Ciencias Naturales por la Universidad de Madrid (1955) y en Teología por la de Granada (1959). Perteneció a la Compañía de Jesús. Doctor en Ciencias Biológicas (1966).

Colabora como paleontólogo en las excavaciones de los yacimientos paleolíticos de Torralba y Ambrona (Soria, 1961-1963). Director de las excavaciones en el yacimiento paleolítico de Las Gándaras de Budiño (Porriño, Pontevedra, 1963).

Profesor ayudante de Geología en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Madrid (1965-66);  profesor visitante de Antropología en la Pontificia Universidad Católica del Perú y en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima (1967-1968); encargado de cátedra de Biología para Medicina, Universidad Autónoma de Madrid (1969-70); profesor agregado de Paleontología de Vertebrados y Humana, Universidad Complutense de Madrid (1971-74); y catedrático de Paleontología en las universidades de Zaragoza (1977-79) y Complutense de Madrid (1982-1984). Profesor de Investigación del CSIC (1984-1990) y doctor vinculado al CSIC desde su jubilación. Director interino del Museo Nacional de Ciencias Naturales (1985-86).

Trabaja coma asesor y redactor en numerosas revistas especializadas de paleontología, como la Revista Española de Paleontología que publica la Sociedad Española de Paleontología. Participa en el proyecto CENIEH (Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana) a propuesta del Ministerio de Educación y Ciencia, este centro creado en el 2004 tiene como objetivo fundamental la realización de investigación.

Tiene una calle en Burgos, no en Ferrol

Emiliano Aguirre tiene su linaje, en la actualidad, fuertemente diseminado por la mayoría de las instituciones científicas y universitarias del estado español. Cuenta con numerosos “hijos” científicos, nietos, biznietos y tataranietos. Hasta cuatro generaciones de científicos españoles se entroncan genealógicamente con Emiliano. Sus hijos directos empezaron a formarse a partir de las décadas de los setenta y ochenta.

Se jubiló, con 65 años en 1990, debido a la entrada en vigor de una nueva Ley de Función Pública, que posteriormente fue modificada. Su jubilación forzosa se produjo precisamente cuando los mayores descubrimientos científicos de Atapuerca estaban a punto de llegar. No obstante, continuó formando directamente a investigadores.

Atapuerca

 

Lea también

Ejecutadas actuaciones de limpieza en el «río da Sardiña» y arroyo de Aneiros, en Serantes

La Consellería de Infraestructuras e Movilidade, a través de Augas de Galicia, está ejecutando actuaciones …