Bruno García pone fin a una etapa de cinco años como seleccionador de Japón

Bruno García celebrando uno de los goles de Japón | Sinergya Sport

Japón regresaba en este 2021 a una cita mundialista en fútbol sala, tras quedarse fuera en 2016, una tarea que le era encomendada al entrenador ferrolano Bruno García este martes ha oficializado su fin como seleccionador, tras haber llegado a los octavos de final en el campeonato celebrado el Lituania en septiembre y octubre.

En declaraciones difundidas por la Federación Japonesa de Fútbol (JFA), Bruno García afirmaba que resumía estos cinco años al frente del combinado en dos sentidos “orgullo y satisfacción”. Orgullo “por todo lo que hemos conseguido, porque hemos devuelto a Japón al Mundial y al pódium en Asia”, además de permitirles acercarse “a grandes potencias como España, Paraguay o Brasil.”

El técnico también estaba orgulloso “por el legado que dejamos”, con jugadores “que ya unen generaciones y que le darán a Japón salud tan necesaria en los proyectos deportivos”, como también se mostraba orgulloso “por toda la formación de técnicos”, tanto los propios de su staff que lo han acompañado durante estos cinco años, como también de los entrenadores japoneses “para seguir este camino que hemos enseñado, que es el correcto, para que ellos puedan ya transitarlo” con el objetivo de que Japón “pueda quedar campeona del mundo en la próxima década.

Bruno García quería agradecer todo el trabajo realizado por la JFA “a sus trabajadores, a sus directivos, que son la parte que no se ve y es muy importante para que los demás podamos hacer nuestro trabajo”, haciéndolo extensible a la F League “a todos sus clubes, managers, staffs de los equipos, yendo de la mano estos cinco años de una manera excelente”, como también a los medios de comunicación, al comité de árbitros, a las escuelas de entrenadores, sin olvidarse de sus jugadores e integrantes de su staff que son “lo más valioso que he tenido, estoy muy orgulloso de ellos y agradecidos por su compromiso”.

El ferrolano también quería acordarse del “activo más importante de un país” como es su afición “sobre todo en estos dos últimos años en los momentos más difíciles que todos hemos vivido y han estado ahí”, como también en el Mundial “tanto en el pabellón, como detrás de las pantallas de televisión, sentíamos su aliento y estoy muy agradecido por su trato.

A nivel personal también quería agradecerle a Japón “el trato que me han dado a mí y a mi familia”, donde solo tiene “palabras de agradecimiento por estos cinco años”, siendo consciente desde el primer momento que “veníamos a trabajar durante un ciclo mundialista, para luego dar paso a un seleccionador japonés”, afirmando que “las puertas siempre estarán abiertas cuando Japón me necesite, sabe en dónde encontrarme y esa empatía la llevaré siempre dentro de mi corazón.”

Lea también

El Natación Ferrol se impuso en el XXVII Trofeo Cidade de Narón

El sábado se celebró en las instalaciones del Complejo Deportivo de A Gándara una de …