La versatilidad del Puerto de Ferrol posibilita dos operaciones singulares

La versatilidad del Puerto de Ferrol ha permitido la realización de dos operaciones singulares en los últimos días. Por un lado, al Kortrijk, un buque dedicado al transporte de gases licuados de petróleo (LPG Tanker), Repsol Butano, S.A. le suministró 110 toneladas de propano para crear atmósfera de gas en sus tanques de carga (gassing up) después de que fuese reparado en Navantia (permaneció en uno de los diques de Fene desde el 19 de octubre hasta el 1 de noviembre).

Es la primera vez que se realiza una operación de estas características con este combustible en la dársena local. Fueron necesarios dos días de trabajo y seis camiones cisternas para completarla y dejar plenamente operativo el barco, de bandera belga y construido en 2016, con una capacidad de transporte de 38.500 m3 de gas licuado.

Posteriormente, durante el fin de semana, se llevó a cabo un avituallamiento de GNL como combustible. El buque atendido en este caso fue el Harald Martin, gemelo del Bjorg Pauline. Al igual que este último, en su camino desde el astillero de Tersan (Turquía), en donde fue construido, hacia Noruega, donde operará, decidió recalar en Ferrol para avituallarse de GNL, aprovechando la proximidad de Reganosa.

El Harald Martin es uno de los barcos de transporte de peces vivos más grandes y avanzados del mundo. Cuenta, al igual que la primera unidad de la serie, el Bjorg Pauline, con un sistema de propulsión híbrido que le permite alimentar sus motores con GNL. Tiene 84 metros de eslora, 19 de manga y 4.300 m3 de capacidad. En Ferrol se le suministraron 38,6 toneladas de GNL, a través de dos camiones cisterna, que operaron en el espigón exterior.

Lea también

Margarita Robles en su visita a Ferrol dice que las próximas F-110 serán las mejores del mundo

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado en la mañana de este jueves en …