Lo que se dijo que iba a ocurrir, y no ha ocurrido

Enrique Barrera Beitia

Dicen que tenemos memoria de pez, porque olvidamos fácilmente lo que hace pocas semanas ocupaba la actualidad informativa. Se emiten informaciones a un ritmo tan elevado, que cuando los atacados empiezan a construir la réplica, el ciudadano ya está atraído por otra noticia. Sin embargo, las noticias olvidadas dejan el poso de que el gobierno lo hace todo mal. De entre todas estas predicciones fallidas, hay cinco que en mi opinión deben ser destacadas.

“El gobierno de coalición durará poco”. Calificado despectivamente como “Gobierno Frankestein”, los líderes políticos de la oposición profetizaron que las tensiones internas serían insoportables, y se convocarían elecciones en uno o dos años como mucho, sumándose toda una pléyade de tertulianos y periodistas a este vaticinio. Es obvio que se han basado en prejuicios, y no en datos objetivos.

“Hay un pacto para conceder la independencia a Cataluña”. Se aseguró desde el primer momento que había un acuerdo secreto entre el gobierno y los nacionalistas catalanes, para autorizar un segundo referéndum, esta vez con carácter vinculante. A mitad de la legislatura, no parece que esto haya sido otra cosa que una petición de los independentistas, que el gobierno ha rechazado.

“La pandemia creará más de seis millones de parados”. Cuando estalló la pandemia y se confinó a la población, fueron legión los que desde la oposición política y mediática aventuraron una cifra de parados por encima de los seis millones, pero en su pico más alto, superó en poco los cuatro. La primera cifra era el resultado de proyectar mecánicamente la caída prevista del PIB en el empleo, sin tener en cuenta la
aplicación de herramientas de protección social, como los ERTES para los asalariados, y las ayudas a los autónomos para mantener abiertos sus negocios.

“La vacunación es un desastre”. Pablo Casado fue quién llegó más lejos, y en un acto celebrado en enero de 2021 en Cataluña, afirmó que se tardaría cuatro años en tener a toda la población española inmunizada.
A diferencia del anterior punto, no podemos saber en qué se apoyaban los que hacían semejantes previsiones.

“Europa parará los pies a Pedro Sánchez”. Los Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia, deben ser aprobados por la UE para acceder a los fondos ‘Next Generation’, y concretamente, se pondrá una puntuación en cada uno de los once apartados de obligado cumplimiento. Dada la supuesta incompetencia del “Gobierno Frankestein”, se daba por descontado que se presentarían tarde y mal, pero la realidad es que España es el primer país que los ha presentado. Fue en junio de este año, y Bruselas ha puesto diez sobresalientes y un aprobado, de manera que a comienzos de diciembre se entregaron los primeros 10.000 millones.

El 9 de septiembre de este año, publiqué en Galicia Ártabra un artículo titulado “Empanada de encuestas y empanada gallega”, relativizando la idea de que el “Gobierno Frankenstein” estaba ya amortizado.
Señalaba que las numerosas encuestas ocultaban el voto oculto del bloque de izquierdas, que sin duda comenzará a reactivarse conforme nos acerquemos a las elecciones, y que era una campaña complementaria de la que describo en este artículo, con el objetivo de instalar en la opinión pública la idea de que es inevitable el cambio de signo político tras las siguientes elecciones, y que pensar lo contrario es ir en contra de lo que piensa la mayoría de la gente.

Nada nuevo bajo el Sol.

 

Lea también

Sabores ártabros-De tapas…

José Perales Garat Pues resulta que esta semana se ha celebrado la feria turística más …

Un comentario

  1. De ilusión también se vive, aunque uno se empeñe en mentirse a sí mismo y a los demás.

    PD: El término «Gobierno Frankenstein» lo acuñó un tal Rubalcaba, y las encuestas no dan muchas alas a un gobierno cuyos dos partidos bajan en todas las encuestas.