Mejoras en zonas de producción de moluscos bivalvos dependientes de las Cofradías de Barallobre, Ferrol y Miño

La mejora de los resultados obtenidos en los controles que realiza periódicamente el Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia (Intecmar), dependiente de la Consellería del Mar, en las zonas de producción de moluscos bivalvos de la comunidad permitió que desde esta semana tres de esas áreas productivas tengan una mejor clasificación microbiológica, lo que facilitará la labor de las cofradías de Ferrol, Barallobre y Miño.
 
Los análisis realizados en estas zonas de trabajo revelaron de manera continuada una menor presencia de la bacteria Y. Coli que en su anterior clasificación, lo que permitió cambiar su catalogación mediante una resolución publicada por el Intecmar el pasado lunes. Las mejoras suponen que dos zonas de producción marisquera que tenían clasificación C -con el que el producto debía pasar por un proceso de depuración natural mediante reinstalación en batea antes de su comercialización- pasan a ser B, con el que los recursos extraídos tienen que pasar por un proceso de depuración previo a su venta. A ellas se añade otra zona marisquera que estaba catalogada como B/ C estacional y ahora pasa a ser zona B estable. La mejora de la clasificación microbiológica de estas tres zonas afecta la nueve bancos marisqueros y la más de 1.100.000 metros cuadrados de superficie en los que trabajan las cofradía de Ferrol, Barallobre y Miño. Estos cambios, fruto de la mejora de la calidad de las aguas, facilitarán el trabajo de las mariscadoras y mariscadores al reducir los plazos de depuración de los productos extraídos y deberían redundar en un mejor precio de sus capturas.
 
Las zonas que pasaron de estar clasificadas como C a ser zona B son las ensenadas de Cabana-A Malata, en Ferrol, y la parte interna del estuario del río Mandeo. Mientras, el área que pasa de ser zona B/ C estacional a B es la parte media del estuario del río Mandeo. El trabajo de seguimiento constante de los bancos marisqueros que hace la Xunta a través del Intecmar permite conocer su estado y ver la manera de mejorar su producción por lo que estas mejoras en la clasificación son fruto de las actuaciones para mejorar el saneamiento de las rías y la calidad de las aguas. Estas mejoras facilitarán el trabajo de los profesionales del marisqueo de las zonas afectadas y se suman al resto de áreas que ya mejoraron su clasificación en los últimos años. Desde 2009 hasta mayo de este año hubo una mejora en 34 zonas de producción de moluscos bivalvos, 10 se corresponden con polígonos de bateas (con 848 viveros beneficiados) y 24 son zonas de moluscos infaunais, con 141 bancos marisqueros beneficiados y una superficie estimada de más de 14,8 millones de metros cuadrados.
 

Lea también

José Miñones reivindica el “liderazgo internacional de las empresas gallegas” hacia las renovables

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha reivindicado este jueves, día 23 de …