El alcalde de Ferrol visitó el inicio de las obras en el parque de Fontelonga

Visita a las obras del parque de Fontelonga | Concello de Ferrol

El alcalde de Ferrol, Ángel Mato, visitó este viernes las obras que el Concello comenzó esta misma semana para transformar por completo y humanizar el parque de Fontelonga, en el barrio de Caranza, una intervención a la que la Administración local destina cerca de 530.000 euros. El regidor, que estuvo acompañado por el concejal de Urbanismo, Julián Reina, y representantes vecinales del barrio, apuntó que gracias a la transformación del parque “este pulmón verde de la ciudad se va a convertir en un atractivo espacio de encuentro de vecinos”. Esta semana se abrieron los caminos del parque, se limpiaron los canales de recogida de agua y se inició el movimiento de tierras. La próxima semana se procederá al desmontaje y retirada de elementos, como las farolas, y comenzarán las primeras demoliciones.

El parque estará abierto al público el próximo invierno. “Vamos proyectado un atractivo lugar de descanso al aire libre para toda la familia, con zonas pensadas tanto para adultos como para niños, quien entre otros nuevos elementos contarán con una gran tirolina”, explicó el alcalde. “Pequeños y mayores encontrarán en este nuevo espacio un lugar a lo que acudir para jugar, encontrarse con amigos y vecinos o practicar ejercicio en la nueva pista multideporte”. Todo en un espacio, dijo, enclavado en un lugar “privilegiado” al estar próximo al paseo marítimo de Caranza. La intervención cuenta con un plazo de ejecución de seis meses y contempla la creación de tres zonas de juegos, una tirolina, una pista multideporte, nuevo mobiliario urbano y la plantación de más árboles, recordó Mato.

Escritorio de arena, balancín triple y canasta de baloncesto ‘sorpresa’

El alcalde explicó esta mañana a los vecinos del barrio que cada zona de juego estará orientada a una franja de edad. La primera, para los más pequeños, contará con un arenero de cerca de 50 metros cuadrados, un ‘escritorio de arena’ con tres asientos, un balancín triple y una zona de bancos para los cuidadores de los pequeños.

La segunda, para niños de más edad, se situará en el actual parque infantil y pasará de ocupar 110 metros cuadrados a 300. Dispondrá de un gran juego de mariposa doble formado por un entramado de cuerdas dentro de una estructura ondulada de acero con membranas deslizantes a modo de hamaca o asiento, paneles sensoriales giratorios de diferentes texturas y colores y asientos en forma de concha colgante y tubos. Este parque contará también con un elemento giratorio tipo carrusel, un balancín doble con asientos planos, otro triple —con un asiento nido, otro para bebé y otro bebé-adulto que permite a este último balancearse al tiempo que el chico, un frente al otro—, y varios bancos. Entre ambos parques infantiles, además, se colocará una nueva tirolina de 33 metros de longitud.

En tercero lugar habrá una zona destinada a la gente joven y adultos, para la que se aprovechará la base de la actual pista multideporte, que se dividirá en tres bandas transversales, cada una a un tipo de actividad física diferente. En una, más al sur, se dispondrá una pista con canastas y porterías, para la práctica deportiva y dinámica, apta para jóvenes y también para adultos. Este elemento tendrá un cierre perimetral metálico. En la parte central se instalará una canasta de baloncesto ‘sorpresa’ —una taza elevada en forma de cesta con tres aperturas en la parte inferior, por lo que se debe esperar la salida del balón por alguno de los tres canales con un juego dinámico y poco predecible—. También se pintarán en la pista una serie de bandas y circunferencias que permitirán otro tipo de juegos, como la mariola. Por último, en la banda más al norte habilitarse un parque de calistenia, donde ejercitarse desenrollando la motricidad en general y ciertos grupos musculares en particular, según el elemento. Esta zona se compondrá de barras paralelas, cuatro steps de diferentes alturas y una combinación de equipos compuesta por banco de abdominales, espaldera, barandillas laterales y barras horizontales a nivel alto.

Nuevo mobiliario urbano y aporte vegetal

El proyecto para la renovación y humanización del parque de Fontelonga contempla también la colocación de nuevos bancos de hormigón, parte de ellos con respaldo y reposabrazos, el relevo de las papeleras y una nueva iluminación que responderá a los estándares actuales de eficiencia energética. A los árboles existentes se sumarán 12 nuevos ejemplares de jacarandá junto a los caminos interiores y una línea de hortensias azules en todo el lado sur del perímetro.

El concejal de Urbanismo destacó que este proyecto “refleja claramente el plan que el gobierno municipal quiere aplicar en las zonas verdes de la ciudad, con espacios amables y destinados al vecinos de personas de todas las edades”. La presidenta de la asociación de vecinos de Caranza, por su parte, agradeció al gobierno local esta intervención e incidió en que será un espacio “referente” no solo para el barrio de Caranza “sino para la ciudad de Ferrol”.

Lea también

El alcalde lamenta que la Xunta evite confirmar que la sede del polo de I+D se sitúe en Ferrol

El alcalde, Ángel Mato, lamentó hoy que el conselleiro de Industria, Francisco Conde, evitara confirmar …