Sonrisas y lagrimas

Pese a jugarse las eliminatorias  de ascenso a la segunda división «en casa» (algunos más que otros) , al final no ha podido ser y  Racing y Depor volverán a encontrarse el año que viene en la categoría actual.

Primero fue el Racing, al que un caprichoso destierro a Vigo le pasó factura contra el Nastic de Tarragona en el primer partido de la eliminatoria. Este fin de semana el Coruña, con el partido encarrilado, le entró el canguelo y se vio superado por el Albacete. El equipo visitante terminó frustrando el sueño deportivista de jugar la próxima temporada en la división de plata del fútbol español.

Lo que es una varapalo para las plantillas, equipo técnico y directiva, no lo es tanto para la afición, a la que siempre le queda el recurso de reírse equipo contrario. Todo un regalo para la rivalidad entre ambos equipos.

Lea también

D. José María González Lla-nosse va

PP y PSOE desbaratan el plan de FeC y BNG para retirar la estatua de …