El «Serviola» regresó a Ferrol después de tres meses por la costa occidental africana y el Golfo de Guinea

(Gráficas Galicia Ártabra)-A las diez y veinte de la mañana de este miércoles, día 22 de junio atracó en uno de los muelles del Arsenal Militar de Ferrol patrullero de altura «Serviola» (A-74) regresando a su base tras finalizar su despliegue de tres meses por la costa occidental africana y el Golfo de Guinea.

En la explanada se encontraban un grupo de familiares y amigos de los miembros de la tripulación, así como una representación formada por oficiales, suboficiales y marinería de la Armada a cuyo frente estaba el CF José M. Faraldo Sordo, Comandante del Mando de las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Ferrol. También se encontraba la Unidad de Música del Tercio del Norte de Infantería de Marina que interpretó varias marchas militares y música popular, sin faltar la tradicional «Banderita».
Eran las diez de la mañana cuando el «Serviola se adentraba en las aguas del Arsenal Militar, desde la zona de la «Punta del martillo«, auxiliado por un remolcador de altura de la Armada.

Momentos después de la maniobra de atraque subió a bordo el CF Faraldo Sordo que tras ser recibido por el comandante del buque, el capitán de corbeta Joaquín Pita da Veiga Subirats, saludó uno por uno a los miembros de la tripulación que se encontraban formados en la cubierta de vuelo del buque.
MUY ALTO EL PABELLÓN DE ESPAÑA

Seguidamente el Comandante del Mando de las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima dirigió unas palabras a la tripulación, dándoles la bienvenida en nombre del Almirante de la Flota y del Almirante de Acción Marítima y agradeciéndoles el esfuerzo realizado  y el extraordinario trabajo que han llevado a cabo, muy valorado por todos y por haber dejado muy alto el pabellón de España. 

«Durante todo este tiempo hemos seguido muy de cerca todos vuestros movimientos y os puedo asegurar que como Comandante del Mando de Acción Marítima de Ferrol me siento orgulloso del papel que habéis efectuado.

Podéis estar seguros que con vuestro trabajo diario habéis dejado alto nuestro pabellón, en particular, y en general el de la Armada y el de nuestro País en una zona geográfica de alta importancia económica, estratégica y de seguridad  para España.

Este  resultado tened por seguro que es fruto de vuestro esfuerzo, dedicación abnegada tanto en la preparación como en el alistamiento y en el adiestramiento previo. Además con  ello habéis demostrado, una vez más, que los patrulleros tipo «Serviola» son una plataforma capaz y fiable para que estos buques sigan participando en este tipo de despliegues tal y como hicieron en años anteriores vuestros gemelos el «Atalaya» y el «Centinela».

La Armada agradece a las familias, tanto su presencia hoy aquí como el apoyo constante que os han proporcionado para el desarrollo de vuestros cometidos durante el despliegue. Quiero desearos de corazón que disfrutéis como merecéis de vuestro permiso post misión así como del periodo estival que tenéis por la proa. ¡»Serviola, bienvenidos y brazo zulú»!».

Seguidamente todos los asistentes cantaron el himno de la Armada y finalmente muchos de los tripulantes bajaron a tierra para saludar a sus familiares.

MUY ORGULLOSO CON LA TRIPULACIÓN (Pita da Veiga Subirats)

Tras el acto oficial de bienvenida el el CF José M. Faraldo Sordo, Comandante del Mando de las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima y  el  capitán de corbeta Joaquín Pita da Veiga Subirats, comandante del buque mantuvieron un encuentro con representantes de algunos medios de comunicación.

Pita da Veiga señaló el «Serviola» había  realizado un despliegue «cumpliendo con toda la misión encomendada, que estaba basada en cuatro pilares, vigilancia y seguridad marítima, seguridad cooperativa para potenciar las capacidades de los países ribereños en el Golfo de Guinea y África Occidental, y apoyo a la diplomacia de Defensa, en las embajadas en los países que hemos visitado y asimismo participar en los eventos de la Unión Europea de presencias marítimas coordinadas, un nuevo concepto para potenciar la presencia de las unidades de la Unión Europea que se encuentran desplegadas en aquellas zonas y mejorar el conocimiento del entorno marítimo en esa zona tan importante».

«Si por primera vez en Guinea Ecuatorial. Fue algo muy emotivo después de 30 años en los que no había entrado un buque de la Armada en Malabo y nos recibieron con mucho afecto y mucho cariño.»

«El buque se portó muy bien. Hemos cumplido con la misión y llegamos con todas las capacidades, o sea que desde el primero al último día hemos mantenido toda la capacidad..

Hubo, eso sí, alguna avería que se solucionó pero nunca , como digo, perdiendo ninguna de nuestras capacidades, que eso es lo importante» .

«¿La tripulación?, también muy bien, no puedo estar más que orgulloso, han tenido un comportamiento ejemplar y aparte en una navegación que es muy demandante porque tiene trabajo en la mar, que es natural en nuestra profesión, pero también tiene mucho trabajo en puerto, no llegábamos a puerto para descansar como es lo habitual, sino que teníamos trabajo con las marinas ribereñas y con las representaciones diplomáticas.

Destacar además que no hemos tenido ningún incidente ni evento de piratería, el único que hubo nos cogió lejos he intervino una fragata italiana, pero si que tuvimos ocasión de dar apoyo y protección durante un tiempo a petroleros españoles que traen a la península petróleo de Nigeria y también a pesqueros españoles».

«Y ahora por fin en casa, muy contentos de llegar a Ferrol y encontrarnos con nuestras familias»

EL PATRULLERO «SERVIOLA»

El “Serviola” con numeral de costado (P-74), es el primero de una serie de cuatro patrulleros construidos para la Armada en los astilleros de la antigua Empresa Nacional Bazán (hoy Navantia) de Ferrol, a principios de los años 90. El buque fue botado en 1990 y entregado a la Armada el 22 de marzo de 1991. Tiene una eslora de 68,65 metros y una manga de 10,40 metros.

El “Serviola” está encuadrado en la Fuerza de Acción Marítima, cuyo mando orgánico es el Comandante de las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Ferrol, donde tiene su base el patrullero.

Al mando está el capitán de corbeta Joaquín Pita da Veiga Subirats, cuenta en su dotación con una plantilla de 7 oficiales, 10 suboficiales, y 29 militares de la escala de marinería. Además, para la operación que acaba de finalizar, embarcó un equipo operativo de seguridad (EOS) constituido por 7 infantes de marina pertenecientes al Tercio de Armada (Cádiz), y diverso personal de apoyo y refuerzo que potenciaron las capacidades del buque.

Lea también

Este jueves, arriado de Bandera ante Palacio de Capitanía, en Ferrol

Pasados diecinueve minutos de las ocho de la tarde de este jueves, día 29 de …