Se efectuó el traspaso de jurisdicción a Francia de la Isla de los Faisanes

En la tarde de este lunes España ha traspasado este lunes la jurisdicción a Francia de la isla de los Faisanes, ubicada en el río Bidasoa, entre Irun y Hendaia, tal como se realiza cada seis meses entre los dos países.

El capitán de fragata Javier Mateos Guerra, Comandante Naval de San Sebastián y el capitán de corbeta Pauline Potier, Comandante de la Estación Naval francesa del Bidasoa; se relevaron al frente de la jurisdicción de la isla.

La ceremonia consistió en una alocución de ambos Comandantes Navales, la interpretación del himno de la isla de los Faisanes, del compositor guipuzcoano Juan Flaquer, un homenaje a los caídos de ambos países y un acto simbólico de arriado de la Bandera nacional de España e izado de la francesa, con los himnos de ambos países interpretados por la banda de música del Regimiento de Infantería “Tercio Viejo de Sicilia” Nº 67 ubicado en el cuartel de Loyola (San Sebastián).

A la ceremonia asistieron distintas autoridades como el Cónsul General de España en Bayona, el Almirante Marítimo francés de Bayona, el Sub- Prefecto de los Pirineos-Atlántico de Francia y el Subdelegado del Gobierno en Gipuzkoa, así como diversas autoridades civiles de las localidades ribereñas del Bidasoa y las principales autoridades militares de la provincia.

La gestión de las aguas comunes

La isla de los Faisanes (también denominada isla de la Conferencia), constituye el condominio más pequeño del mundo. Se trata de la isla donde se firmó el 7 de noviembre de 1659 el Tratado de los Pirineos.

El 25 de octubre de 1899 la Comisión de Los Pirineos, comenzó las negociaciones que debían de desembocar en el Convenio franco-español de 27 de marzo de 1901, que regularía la jurisdicción en la isla de la Conferencia por turnos de seis meses, en el orden que determinara el sorteo. El sorteo se efectuó el 12 de agosto de 1902 y dio la prioridad a Francia, quien ejerció así su derecho cada año de 12 de agosto a 11 de febrero, y España de 12 de febrero a 11 de agosto.

Posteriormente, el 14 de agosto de 1908, el Jefe del Departamento de los Bajos Pirineos y el de la provincia de Guipúzcoa, se reunieron en la isla de la Conferencia con el Comandante de la Cañonera francesa y el Comandante de la Cañonera española, llegando a un acuerdo en virtud del cual, dicha jurisdicción pasaba a ser de 1 de agosto a 31 de enero francesa y de 1 de febrero a 31 de julio española.

Los dos Estados decidieron a finales del Siglo XIX confiar su jurisdicción y orden a los dos comandantes de las estaciones navales ribereñas de Fuenterrabía-Hondarribia y Hendaya. Dichos comandantes están hoy en día representados por el Comandante Naval de San Sebastián y de la Estación Naval Francesa del Bidasoa.

La isla

La Isla de los Faisanes es una frontera flotante entre Irun y Hendaia. Ha sido testigo durante siglos, en la desembocadura del río Bidasoa, del paso de tropas entre España y Francia, firmas reales de tratados, canjes de prisioneros e infantas españolas y francesas, disputas entre pescadores, actividades de contrabando, salida de exiliados e incluso de tiroteos entre guardias civiles y miembros de ETA.

Se desconoce la razón del nombre Isla de los Faisanes. No se descarta la teoría de que se deba a un error de traducción del francés al español antes del siglo XVII, y con el paso de los años se haya convertido en una ‘leyenda urbana’. Lo que sí se sabe es que nunca ha habido faisanes en la isla, aunque sí otro tipo de aves.

Las corrientes y los movimientos de la marea han ejercido siempre una fuerte erosión en el lugar. Esto ha obligado al Ayuntamiento de Irun a refozar en varias ocasiones su perímetro para evitar que mengüe y así frenar la desaparición de un pedazo tan importante para la historia de la ciudad.

Con una extensión de unos 2.000 metros cuadrados -un tercio de un campo de fútbol- y una altitud máxima de seis metros, no figura en muchos mapamundis, pero sí es conocida por el estatus jurídico especial de derecho internacional. La Isla de los Faisanes se considera la más pequeño del mundo, de lo que se sienten orgullosos los regidores de Irun y Hendaia.

El acuerdo de condominio no ha generado ningún conflicto entre los ayuntamientos de ambos municipios. Ambos consistorios se encargan de cortar la hierba y cuidar los árboles dos veces durante el semestre correspondiente. Un monolito con la inscripción «En recuerdo de las conferencias de 1659 en las que Luis XIV de Francia y Felipe IV de España, por una feliz alianza, pusieron fin a una larga guerra entre las dos naciones», es la mayor prueba de la importancia histórica de la isla.

A principios del siglo XXI la Isla de los Faisanes saltó a los medios de comunicación por un hecho ajeno a su singularidad histórica y política: el caso Faisán. Un bar situado cerca del puente de Behobia adoptó el nombre del islote y su dueño fue detenido en 2006 al verse implicado en un supuesto chivatazo policial que impidió una operación de las fuerzas de seguridad contra la presunta red de extorsión de ETA. «Es una fama inconveniente para la isla y estoy seguro de que será pasajera y quedará en una anécdota».

Relacionado con esta cuestión, lo cierto es que la Isla de los Faisanes fue testigo, sobre todo en la década de los años 70, del paso clandestino de miembros de ETA de Francia a España. Por ejemplo, el 10 de septiembre de 1974 agentes de la Guardia Civil sorprendieron ocultos cerca del islote a varios etarras que habían partido desde Hendaya en una barca. Se produjo un intenso tiroteo, en el que no se registraron víctimas, y los miembros de ETA se vieron obligados a volver a la zona francesa.

El islote también tiene un importancia cultural. Ha sido el escenario del Festival Internacional de la Isla de los Faisanes, que recibe a grupos de baile folclórico.

 

Lea también

Este jueves, arriado de Bandera ante Palacio de Capitanía, en Ferrol

Pasados diecinueve minutos de las ocho de la tarde de este jueves, día 29 de …