La gratuidad de las escuelas infantiles de Galicia, el mayor avance en la conciliación y en la educación, de 0 a 3 años

Las escuelas infantiles son un espacio para el aprendizaje y la socialización de los más pequeños cada vez más demandado por las familias, así como una herramienta fundamental para facilitar la conciliación, una tarea que no hace mucho tiempo recaía mayoritariamente en las mujeres y que suponga en muchos casos renunciar a sus carreras profesionales.

Atención educativa gratuita

Este curso es el primero en el que la atención educativa de 0 a 3 años en Galicia es totalmente gratuita en el 100% de los centros, con independencia de que sean públicos, de iniciativa social o privados.

Este hecho convierte a nuestra Comunidad Autónoma en una referencia nacional en este ámbito. La gratuidad de las escuelas infantiles es un paso adelante decisivo para que las madres y padres compaginen mejor sus vidas laboral y familiar. Pero también es una medida importante para las economías de los hogares, sobre todo en un contexto como el actual en el que los precios están por las nubes.

En este sentido, la iniciativa es garantizadora de que todas las familias que lo deseen, sea cuál sea su situación económica, puedan llevar a sus hijos a una escuela infantil, ya que no les supone un euro de sus bolsillos. Éstas ahorrarán entre 1.500 y 2.000 euros por curso y niño, sin duda todo un alivio en un momento en el que la inflación está muy elevada.

La Xunta destina este curso más de 50 millones de euros de fondos propios para hacer realidad a gratuidad. Alrededor de 31.000 niños se benefician de esta medida, repartidos entre las aproximadamente 600 escuelas infantiles que hay en funcionamiento en Galicia, sumadas las que dependen de la Xunta, de los Concellos, las que son de iniciativa social y las de titularidad privada.

En la totalidad de estos centros, en todos los cursos y para todo el alumnado de 0 a 3 años, se ofrece a las familias atención educativa gratis hasta un máximo de ocho horas, que es la jornada completa, y durante todo el año, excepto en el mes de agosto, cuando muchas escuelas cierran. Una ventaja a la que las familias se pueden acoger sin que tengan que presentar ningún papeleo, ya que es la Administración autonómica la que gestiona directamente la gratuidad con las escuelas infantiles.

Con vocación de permanencia

El Ejecutivo gallego defiende que este avance en el apoyo a las familias y en el cuidado a la infancia es estructural, tiene vocación de permanencia y no tiene vuelta atrás. De hecho, la implantación de la gratuidad comenzó en abril de 2020 aplicándose a los segundos hijos y sucesivos, y tras la buena acogida que tuvo esta decisión entre el sector y, obviamente, entre las familias, se decidió ampliarla a los primogénitos. Por lo tanto, el hecho de que hoy en Galicia la atención educativa de 0 a 3 años sea totalmente gratuitamente supone una realidad sin precedentes en el conjunto de España.

Casa nido

Una medida con la que se apoya a todas las familias, sean cuáles sean sus características, se fomenta la conciliación y la igualdad de oportunidades. Además, la gratuidad no solamente da cobertura a las familias que residen o trabajan en concellos que tienen escuelas infantiles. También llega a aquellas que viven en municipios más pequeños que carecen de este tipo de centros a través de las Casas nido, pequeñas escuelas gratuitas en las que se atiende a un máximo de cinco niños. La Xunta comenzó a crear en el año 2016 una amplia red de estos equipamientos por toda la comunidad y seis años después ya hay cerca de un centenar.

Al lado de las familias

Estas medidas ponen el acento en el que es uno de los ejes de actuación prioritarios de la Xunta de Galicia: arropar a las familias que deciden tener un hijo. A ellas se dirigen programas como el “Bono Coidado” o la “Tarxeta Benvida”. Con el primero se les ayuda a contratar un servicio extraordinario de conciliación ante cualquier enfermedad o eventualidad laboral, y que también puede ser empleado para sufragar campamentos, ludotecas o servicios semejantes. Con la “Tarxeta Benvida”, se les ofrece una importante aportación económica para colaborar en los costes que supone el nacimiento de un hijo.

Lea también

COAFGA alerta del creciente malestar provocado por las obras de rehabilitación

El Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Galicia COAFGA alerta que «se está incrementando el malestar …