Editorial/ De SEPI, Pemex y Cortizos

Pedro E.Sanz Sánchez

El tener que escribir en un editorial algunos temas, que para determinadas personas resultan “tabú”,  no es cosa fácil.

Cuando escribes  y críticas al contrario todas son alabanzas, cuando lo haces contra ellos …se llega al insulto, incluso a la amenaza.

Pero bueno, como a uno ya se le pasaron  el contar uvas y solo queda aquello de los rabos de pasas para la memoria, pues…a escribir.

Resulta bochornoso  lo que está ocurriendo  con el naval en Ferrol.  Como los que dejaron el sector como un tremendo erial se dedican a la crítica pura y dura contra “sus adversarios”, utilizando unos argumentos despreciables.

He seguido con atención la comparecencia del presidente de la SEPI, Ramón Aguirre, en la comisión del Congreso. Una persona que con sus palabras “aclaró  y dejó claro” lo referente a PEMEX, como lo hizo, como una apisonadora, el presidente Feijóo en el debate televisivo ante Pachi Vázquez.

Y lo que más me llamó la atención es la camaleónica figura de un señor, Miguel Cortizo, que debería estar más que callado y que se dedicó al insulto, a la mentira y al engaño en esta sesión. Bueno….mentir, engañar  es prácticamente su profesión y les recordaré el porqué.

Ramón Aguirre aseguró que los contratos con PEMEX eran firmes que supondrán  carga de trabajo para las factorías de la ría de Ferrol de Navantia y para las auxiliares.

Hasta ahí todo bien, pero…”el mago de la palabra” , como portavoz socialista dijo que para creerle (daba por hecho que R. Aguirre mentía) debería enseñar los contratos y acabar con todas las especulaciones y polémicas (¿por parte de quien especulaciones y polémicas?).

”Coño, (¡qué bien hablado el señor Cortizo en el Congreso), enséñelos , si no lo hace dejaré de creerle y le consideraré un mentiroso y un cómplice de la mentira del presidente de la Xunta por un bastardo interés electoral”.

Aguirre reconoció que durante  su vida política le había llamado “muchas cosas” pero negó ser “bastardo”, ni cómplice, ni mentiroso y enseñó a los miembros de la comisión el contrato firmado provocando el aplauso de los diputados populares, leyendo una cláusula de dicho contrato  en la que se prohíbe dar difusión al mismo o se puede anular la contratación.

“Así que cuando estamos calladitos  es porque queremos  que los contratos salgan, ¿y usted?, no estoy autorizado a enseñárselo y tampoco el presidente de la Xunta, que nada tiene que ver con Navantia. Así que ni es mentiroso, ni oculta la verdad, ni engaña a nadie. Está cumpliendo la legalidad vigente”.

Ya ven…patada bien dada al señor Cortizo, similar a lo que hizo Feijóo en el debate televisivo.

Pero… ¿Cómo es posible que en el PSOE permitan  que el ex delegado del gobierno en Galicia desempeñe el cargo de portavoz en la comisión de industria?, ¿no saben de lo florido de su verbo?, ¿no saben que él ha mentido, engañado, al sector naval ferrolano?.

Recuerden que a finales de setiembre del pasado año el señor Cortizo se trasladó a Ferrol, como delegado del gobierno, y celebró una rueda de prensa en la sede socialista  diciendo “En nombre del gobierno (socialista) estoy autorizado a transmitir que Navantia está dispuesta a financiar el 50% del dique de reparaciones y si la Xunta asume el otro 50 % este tema que es de vital importancia para la comarca se puede poner en marcha ya” .Jajaja. Es decir, que la Xunta, los gallegos, tenían que poner dinero para una empresa del Estado que debería aportar el 100%. Era una maniobra electoral, clara y dura, implicar a la Xunta para dejar quedar mal al PP, mientras en Navantia no sabían nada de la oferta, y “empezar ya” era imposible porque no había financiación alguna.

Ese es el señor Cortizo, un socialista al que pusieron en el cargo de delegado después de haber ejercido varios años como embajador en Paraguay, para que se convirtiera en látigo contra los populares en una tarea de desgaste ante  próximas elecciones. Ya ven, mentiras antes, mentiras ahora.

Y yo me pregunto…ante este panorama ¿existe politización en los comités de empresa?, ¿en estos momentos se está más por meter la uña al PP o por la defensa de la carga de trabajo?, ¿porqué antes  había silencio de los corderos y ahora truenos y relámpagos?.

Ante la oferta de Cortizo,  Sinde, presidente del comité de Navantia Ferrol  cuestionó la afirmación del delegado del gobierno sobre la financiación de Navantia (principios de octubre del pasado año), aseguró que le extrañaba que esta oferta viniera de boca del delegado y que la empresa no hubiese aportado ninguna información y remató “porque no es cuestión que salga dos meses antes de las elecciones”.

Es decir,  los trabajadores comprobaron la mentira, la oferta “electoral”, sabían que llevaban años sin contratación alguna, pero…. Las protestas fueron “leves”

Y ese “pero” aparece de nuevo ahora, en estas fechas, “todos contra el PP”, dicen los políticos de izquierda, y parece que a esto se suman determinados sindicalistas (bueno alguno lo dijo muy claro desde su óptica nacionalista y ya sembraron vientos a la espera de que puedan llegar tempestades).

Me refiero a las llamadas a los trabajadores  a movilizaciones, concentraciones, peticiones de huelga general, etc  ,etc…¡incomprensible!. Yo no pido que se vaya contra nadie, pero…¿qué tal lo pasaron determinados miembros de los comités de empresa de Navantia en el mitin de Rubalcaba en Caranza?. Allí  ni palabra, no hubo cacerolada, petardos, piedras, huevos…sabiendo quienes fueron y son los culpables de la situación, ¿será porque, como suele decirse en castellano claro,  son de la misma cuerda?.

Asusta  recordar otros tiempos, quizás los dirigentes sindicales podrían dar ejemplo de neutralidad y suspender sus actuaciones hasta después del 21.

Ayer se aseguraba que en breve  Navantia tendrá una sorpresa positiva. Ahora ya empezamos con el flotel y la reparación de buques de guerra argelinos. ¿Por qué no confiamos en el nuevo equipo  de la SEPI y Navantia sobre todo pensando en el desierto socialista?.

Paz y bien.

Lea también

Editorial-año nuevo…¿vida nueva?

Un nuevo año, pero atípico como el anterior, y ya no se puede decir al …

2 comentarios

  1. Interesante el editorial de hoy. Dejar que se vea la mano que mece la cuna es una aclaración muy importante para los tiempos que corren en Navantia. Nada de lo que ocurre es espontáneo o natural, plantar fuego de madrugada por unos incontrolados està en concordancia con las manifestaciones que día a día se celebran en Ferrol, protestas que se echaban de menos cuando los otros mandaban y el silencio laboral era total en contraposición al ominoso ruido de ahora.

  2. Ontoria de Till y Vega

    Efectivamente en esta comarca de Ferrolterra nada es espontáneo, todo tiene una motivación. El espíritu servil y colaboracionista defendiendo a quienes llevan treinta años desmantelando y destruyendo nuestro hábitat socio económico es la muestra mas contundente.Esta comarca tienen la desgracia de tener entre su residentes a a los vende patrias que apoyan y secundan el permanente castigo al que esta sometida desde tiempos pretéritos. Esta editorial y su autor es la muestra mas palpable una muestra de acercamiento al poder para alcanzar algún acomodo personal a costa de censurar lo incensurable. Al Sr Sanz se le ve el plumero y el rabo.

    RESPUESTA DE PEDRO SANZ
    Estimado lector, ni plumero ni rabo. No tengo que buscar nada porque a mi edad, ya jubilado, he cumplido todos los ciclos vitales.
    Y como nada busco puedo permitirme el lujo de decir verdades como puños. Me importa un bledo que personas como usted opinen «politicamente» y con ánimo de derribo, asi nos va en Ferrol. Menos mal que a su único comentario he recibido muchos más de apoyo (que no publicamos)-
    A usted si que se le ve el rabo, y una de dos, o es un enemigo personal, que no sobran, o es un indocumentado que no quiere ver las verdades.
    Yo ni quito ni pongo rey, solo ayudo a mi señor, que en este caso es Ferrol.
    Si duele el comentario actual, también podrían doler los dos que se hicieron en contra de Feijoo por sus incumplimientos, claro que seguro que ese le gustó.
    Aquí ni con Dios ni con el Diablo, porque ninguno a mis años me puede ofrecer nada, salvo seguir manteniendo mi paga de jubilado, que por los recortes del gobierno veremos a donde llega.
    Afectuosamente, aunque dudo que este sea su correo personal y solo uno inventado para ocultar nombre y apellidos. Es fácil criticar sin dar la cara.
    Un saludo y por lo menos me alegro de que haya leido el editorial
    Por cierto, Ontoria es un pueblecito burgalés