El año comienza con subidas de precios excepto el gas ciudad y butano

Los gallegos iniciarán el año con subidas de las tasas y los impuestos municipales en varios de los principales ayuntamientos y con el encarecimiento de la electricidad e incrementos en los precios de las gasolinas, los peajes y el transporte tanto ferroviario como por carretera. Lo hacen a pesar de que España sigue inmersa en la crisis económica y de que las empresas y el Gobierno siguen apelando a la moderación y congelación salarial como receta para hacer frente al ajuste.

De este modo, cuatro de los siete principales ayuntamientos –Lugo, Ferrol, Santiago y A Coruña– mantienen congeladas las tasas e impuestos para el año que comienza, si bien en algunos casos sí se actualiza alguno de los precios o se crean figuras impositivas nuevas, como es el caso de Ferrol.

En Ferrol

Fuentes del Ayuntamiento ferrolano han indicado  que los impuestos “en general” se mantendrán en los niveles actuales, con el fin de cumplir el compromiso del alcalde de evitar que la crisis “la paguen las familias”. Se mantienen algunas exenciones y bonificaciones en tributos como el del agua para las familias con menos recursos, pero se crea una tasa nueva para viviendas y bajos comerciales en desuso, que deberán pagar por la recogida de la basura.

El objetivo es tratar de dinamizar la zona antigua de Ferrol y esta medida está pensada para los edificios deshabitados y abandonados de esta área, señala el Ayuntamiento.

Resto de Galicia

En Lugo, todos los tributos que dependen del Ayuntamiento seguirán congelados en 2013, así como los billetes de autobús. En Santiago también continuarán sin variación los tributos municipales en 2013 y el IBI se podrá pagar en tres plazos.

En el caso de A Coruña, el Ayuntamiento ha indicado que los impuestos siguen congelados otro ejercicio, aunque sí sube, hasta los 1,27 euros, el billete de autobús.

Por su parte, Pontevedra, Ourense y Vigo han optado por aplicar subidas en 2013. El Gobierno presidido por Miguel Anxo Fernández Lores aplicará un incremento de las tasas, aunque será “lo mínimo”, es decir, una actualización “automática” con referencia al IPC. Los impuestos, sin embargo, permanecen congelados.

En Ourense, la mayor parte de las tasas se actualizan también en función del IPC –al cierre de noviembre la subida era del 2,9%– y registrarán una subida del 2,4%. También subirá en esa proporción el billete de bus.

En el caso de Vigo, las ordenanzas fiscales para 2013 incluyen, con carácter general, un aumento del 2,1 por ciento –inferior a IPC con el que se acabará el año–. Además, se incluye la congelación del precio del recibo del agua y tampoco habrá incremento en el billete de Vitrasa. Sí subirá la tarifa de los taxis.

Autopistas

El peaje de las autopistas del Estado subirá un 2,4% en 2013, lo que provocará un encarecimiento de la circulación por la AP-9 y la AP-53 (Santiago-Dozón) en Galicia.

No obstante, a principios de 2013 entrará en vigor el acuerdo entre el Ministerio de Fomento y Audasa, que introduce una bonificación para el recorrido Pontevedra-Vigo y viceversa en esta autopista, que supone la gratuidad del viaje de vuelta para vehículos ligeros en el mismo día hábil con telepeaje.

Por su parte, las autopistas de titularidad autonómica (las que unen Carballo y A Coruña o la que va de Vigo a Baiona) subirán un 3,33% el año que viene.

Servicios básicos

En 2013 permanecerá congelada la tarifa del gas natural y la de la bombona de butano, pero subirán previsiblemente los precios de la gasolina y del gasóleo debido a la desaparición en 2013 de las exenciones a los biocarburantes y al probable traslado de este nuevo gravamen al consumidor final.

Las tarifas de otros servicios básicos como la luz, la telefonía el tren o el transporte por carretera volverán a aumentar a partir de este martes a pesar de que España sigue inmersa en la crisis económica y de que las empresas y el Gobierno siguen apelando a la moderación y congelación salarial como receta para hacer frente al ajuste.

En concreto, el coste de la electricidad aumentará un 3% de media como consecuencia de la subasta de energía, dado que el Gobierno no tiene intención de tocar los peajes ni al alza ni a la baja.

Además de esta subida, el nuevo mecanismo de peajes progresivos de la electricidad, que entrará en vigor en enero, se aplicará a potencias por encima de los 3 kilovatios y puede conllevar encarecimientos del recibo de entre el 3% y el 7%, según las asociaciones de consumidores.

Esta medida, con la que Industria prevé ingresar 280 millones de euros para la tarifa eléctrica, contempla recargos que pueden variar hasta en un 700% y que podrían generar sobrecostes precisamente entre consumidores de discriminación horaria, más sensibles al consumo.

Por su parte, el servicio ferroviario de Cercanías y el de Media Distancia (regionales) de Renfe subirán una “media” del 3% en 2013, según informó el Ministerio de Fomento.

La actualización del precio de estos transportes ferroviarios, considerados de servicio público se aplicará en enero, si bien la fecha concreta de su entrada en vigor está aún por determinar.

Renfe elevará hasta el 20% el descuento que aplica en los billetes de ida y vuelta de los trenes de Media Distancia (regionales), tanto convencionales como los Avant (los que circulan por las vías AVE), frente al del 10% que se efectúa actualmente.

Respecto al resto de trenes de Renfe, los de Alta Velocidad y Larga Distancia, que no cuentan con consideración de servicio público, la compañía está a la espera de definir el nuevo sistema de tarifas que, según anunció la ministra de Fomento, Ana Pastor, la pasada semana, se presentará en enero y permitirá ofrecer billetes de AVE “más asequibles”.

Autobús

De la misma forma, el precio del billete de autobús interurbano registrará una subida extraordinaria del 6,07% el próximo año. Se trata de un incremento que el Gobierno ha autorizado realizar a las empresas concesionarias de servicios de transporte público de viajeros en autobús para compensarlas por el encarecimiento del combustible.

Por su parte, Correos subirá un 2,7% el precio de los sellos para el envío nacional de cartas y tarjetas postales normalizadas y de hasta 20 gramos de peso a partir del próximo 1 de enero. De esta forma, un sello pasará a costar 0,37 euros frente a los 0,36 euros actuales, según informaron fuentes del sector postal.

Este aumento, ligeramente inferior a la inflación, es el menor de los últimos seis años, periodo en el que la actualización del precio de los sellos postales ha oscilado entre la 2,86% aplicado a comienzos de este ejercicio 2012 y la del 6,25% de 2010.

Posible subida de la Telefonía

Por otro lado, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha aprobado una resolución por la que permite a Telefónica aumentar la cuota de abono hasta el IPC como máximo entre los años 2013 y 2016.

En concreto, en esta resolución, la CMT establece que el precio de la cuota de abono, situado actualmente en 13,974 euros mensuales y que lleva ‘congelado’ cinco años, podrá ser actualizado como máximo con el IPC hasta 2016 inclusive.

En cambio, las buenas noticias vienen del butano y del gas licuado del petróleo (GLP), cuyos precios no se incrementarán en 2013, y de las hipotecas, puesto que el la media del Euribor en diciembre, a falta del lunes 30, está en el 0,549% frente al 2,004% registrado un año antes a pesar de los repuntes de los últimos días del año.

Lea también

Sentimiento Ferrolano hace público el equipo con el que concurrirán a las elecciones municipales

Sentimiento Ferrolano ha emitido un comunicado en el que da cuenta de los miembros de …