José Montojo y Albizu, jefe de escuadra de la Real Armada

(corbeta Descubierta)
(corbeta Descubierta)

José Montojo y Albizu nació en Ferrol el 24 de enero de 1797. Jefe de escuadra de la Real Armada.

Su padre era José Ignacio Montojo y Aldao, comisario ordenador graduado de Marinba,en Ferrol.

El 13 de julio de 1810 ingresó como guardiamarina siéndole ordenado su embarco en la corbeta Descubierta que formó parte de la expedición de tropas a Costa Firme al mando del general Morillo.

Recibió su bautismo de fuego ante la sitiada plaza de Cartagena de Indias en la que logró introducir víveres y pertrechos. Además se distinguió en el ataque a la isla Margarita con la lancha de su corbeta a la que había montado un cañón de a 12 y atacando a las fuerzas colombianas a pesar de sufrir el fuego de los fuertes que protegían a éstas.

Por su heroísmo se le dio el mando de la goleta Morillo, de 5 cañones. Mantuvo un combate con un bergantín enemigo que cayó en sus manos, apresándolo y conduciéndolo al puerto de Cumaná, por lo que se le confió en el cargo al mando de la goleta a pesar de ser sólo Alférez de Fragata.

En 1823 fue ascendido a Alférez de Navío entregándosele el mando de la goleta Cóndor con la que intervino en la conquista de

(conquista de Maracaibo)
(conquista de Maracaibo)

Maracaibo.

Se le dio el mando del bergantín-goleta Belona continuando su valor en América en la que permaneció por espacio de ocho años.

En 1827 se le asciende a Teniente de Navío embarcando en el navío Soberano con el que cruzó el océano para llegar  al apostadero de La Habana, en Cuba, para reforzar las fuerzas navales.

El navío Soberano regresó a la península llegando a Ferrol donde se le desarmó en setiembre de 1830.

Pero Montojo se había quedado en América, de donde regresaría a España transbordando al bergantín Guadiana con el que estuvo cruzando por el Cantábrico durante tres años.

El 13 de agosto de 1831 se casó con María Teresa Trillo con la que tuvo tres hijos.

En Cuba y Ferrol

En 1834 se le dio el mando de la goleta Clarita con la que retornó a la isla de Cuba.

En Guantánamo impidió por la fuerza el que un bergantín británico entrara en el puerto.

En 1839 deja Cuba y regresa a la península pasando destinado a Ferrol. A su llegada fue ascendido a Capitán de Fragata, a la vez que se le nombró oficial de la secretaría de la Junta Superior de gobierno y dirección general de la Armada.

En 1841 se le dio el mando de todos los guardacostas del Departamento de Ferrol.

En 1843 volvió a cruzar el Atlántico para tomar posesión del mando como capitán del puerto de Matanzas, en Cuba, en cuyo ejercicio estuvo dos años.

En 1846 fue ascendido a Capitán de Navío regresando a la península con el nombramiento de Comandante del Arsenal de Cartagena.

Tomo parte en la expedición a Italia en apoyo a la Santa Sede mandando el vapor  Castilla. Al finalizar la campaña se le impusieron las encomiendas de San Gregorio y de Isabel II.

El 28 de enero de 1853 fue ascendido a Brigadier y pidió una licencia para viajar privadamente a Francia y al Reino Unido.

A sui regreso se le encomiendan los destinos de Mayor General del Departamento de Cádiz, Capitán de este puerto y Comandante del Tercio de Málaga, recibiendo posteriormente por todos sus buenos servicios  prestados la encomienda de Carlos III.

Posteriormente fue nombrado Jefe de Escuadra y en marzo de 1863 vocal de la Junta Consultora de la Armada.

Falleció en Cádiz el 29 de julio de 1863.

Lea también

Ferrolanos.-Gonzalo Torrente Ballester, uno de los más aclamados de su generación

Gonzalo Torrente Ballester nació en Serantes, Ferrol, el 13 de junio de 1910 – (+Salamanca, 27 de enero …