El portaaeronaves ‘Príncipe de Asturias’ interesa a Filipinas. De confirmarse su venta se salvaría del desguace y dejaría 100 millones a Navantia

principe de asturias (ECD)El portaaeronaves «Príncipe de Asturias», oficialmente despedido y aparcado en Ferrol en espera de ser subastado y desguazado, podría volver a navegar. Lo haría en caso de que fructifiquen algunas de las gestiones puestas en marcha por Defensa, la Armada y Navantia para tratar de encontrar un comprador ‘in extremis’. Hay varios países que se han interesado.

Tal y como confirman fuentes de la Armada consultadas desde Defensa se están “moviendo todos los hilos posibles” para tratar de conseguirle un comprador al buque «Príncipe de Asturias». Las gestiones para su venta parecían haber caído en un punto muerto definitivo. Pero aún hay esperanzas de conseguirlo.

Explican estas voces militares que se está llevando a cabo una “intensa labor comercial con varias marinas asiáticas interesadas”. En los últimos días ha surgido con fuerza el nombre de Filipinas, extremo que confirman las fuentes consultadas . “Es muy probable que una representación filipina viaje a Ferrol para comprobar el estado del buque y reunirse con representantes de la industria para conocer cuál sería el proceso de adaptación del buque para volver a hacerlo operativo” aseguran.

Ésta no sería la primera visita. En marzo, una delegación de Indonesia visito el astillero ferrolano y conoció de cerca el buque. Pese a que su interés se remontaba a hace varios años –a pesar que el propio ministro de Defensa lo negó – , de momento parece descartado que el destino del «Príncipe de Asturias» esté en la marina indonesia.

Estas gestiones responden a un interés por parte de Defensa de rentabilizar al máximo la baja del portaaeronaves de su lista de buques, y su preparación para ser subastado y desguazado –tarea que lleva implícita un gasto para el Estado de 1,2 millones de euros- .

En caso de encontrar un comprador, el precio de venta sería “casi simbólico”, ya que lo que realmente está en juego es un negocio de cerca de 100 millones de euros para los astilleros de Navantia.

El futuro comprador podrá quedarse con el buque siempre que acepte que la firma naval española sea quien adapte y actualice el «Príncipe de Asturias» para que vuelva a ser activo.

Además, la decisión de desguazarlo sentó muy mal entre mandos de la Armada, que consideraban que no era una salida honrosa para un buque que había representado lo mejor de la marina durante 25 años.

 

 

 

 

Lea también

Ascienden a 59 las personas fallecidas con gripe en Galicia

Las personas fallecidas con gripe en la Comunidad de Galicia se sitúan en 59 –frente …