Trabajadores de Navantia y otros manifestantes impidieron celebrar el pleno de la corporación ferrolana

pleno-5A las siete y cuarto de la tarde de este jueves, día 30, después de quince minutos de  peticiones de dimisión, insultos, y griterío el alcalde ferrolano decidió suspender el pleno ordinario del último jueves mes.

En el salón de pleno se encontraban algo más de dos centenares de personas pertenecientes a Navantia, al grupo que solicita viviendas sociales en Recimil, grupo de preferentes y algunas otras personas del movimiento ciudadano y de partidos de la oposición, entre ellas la diputada del Parlamento gallego Beatriz Sestayo.

En un principio las puertas del palacio municipal se encontraban cerradas y la entrada al pleno estaba controlada por la policía municipal  pero los trabajadores de Navantia, principalmente representantes sindicales, aprovecharon la entrada de dos ediles socialistas para penetrar en el palacio municipal aunque en el forcejeo con los policías se rompieron varios de los cristales de la puerta principal y uno de ellos alcanzó en la mano a un municipal resultando herido.

Las personas que reivindican las viviendas en Recimil ya se encontraban en encierro en el interior del concello desde la mañana y los trabajadores de Navantia ya habían informado previamente de que asistirían al pleno al igual que en el anterior celebrado el 25 de abril, que también tuvo que ser suspendido.

Los manifestantes ocuparon los pasillos de entrada al salón plenario abucheando a los ediles del PP e incluso dando empujones y zarandeando al edil Diego Calvo, presidente de la diputación provincial

El alcalde a la hora de tratar de iniciar el pleno pidió silencio varias veces siendo contestado con gritos de “dimisión” “onde están que non se ven as promesas do PP”, ”Queremos solucións” e incluso se llegó al insulto personal al primer edil.

José Manuel Rey abandonó el salón unos minutos y se reunió en la sala de concejales para consultar con los portavoces de los grupos   sobre las incidencias y a las 19.30 a su regreso a la mesa presidencial y ante los gritos continuos de “dimisión “  anunció que “ el pleno queda suspendido hasta nueva convocatoria”, mientras los ediles del PP e IF abandonaban el salón de pleno y los de la oposición se quedaban para unirse a los manifestantes. Algunos ediles portaban camisetas reivindicativas.

Poco a poco se fue abandonando el salón por parte de los asistentes y sobre las siete y media de la tarde volvió la normalidad bajo el control de algunos miembros de la policía municipal mientras los trabajadores de Navantia celebraban una asamblea en la plaza de Armas.

El portavoz del comité de empresa de Navantia Ferrol, Ignacio Naveiras, atribuyó los incidentes a la “actitud irresponsable por parte de la alcaldía” por “impedir el acceso al pleno” a “colectivos con reivindicaciones legítimas a las que el PP hace oídos sordos”. “No son las víctimas, son los culpables de los desahucios, de las personas que pierden sus empleos en el naval“, añadió.

 

 

 

Lea también

Colisión, sin heridos, de dos vehículos en la “rotonda de Alcampo”

A las siete y veinte de la tarde de este miércoles, día 21, se registró …

Un comentario

  1. Retrato real de lo que hoy entienden muchos por democracia.