TVE contra España

manuel molaresManuel Molares do Val-(molares@yahoo.es-cronicasbarbaras.es)

La voluntad de provocar enfrentamientos y odio entre ciudadanos españoles que alienta la Generalidad catalana se manifiesta en su propuesta y patrocinio del simposio “Espanya contra Catalunya, una mirada histórica (1714-2014)”, en el que participaron numerosos historiadores, sociólogos y políticos independentistas.

Otro paso hacia el conflicto civil que busca Artur Mas, que pretende incendiar pasiones para justificar su hostilidad hacia los no nacionalistas, lo que se añade, además, a su cruzada proclamando que “Espanya ens roba”.

Ante un caso tan grave de frentismo que podría excitar la violencia a los más fanáticos, independentistas y españolistas, Televisión Española censuró la información como se haría en tiempos de Franco.

En el telediario de las 21,00 horas del pasado miércoles se informó sobre las jornadas durante varios minutos evitando en todo momento decir el belicoso título “Espanya contra Cataluña”.

Varias veces se habló de un simposio “sobre las relaciones de Cataluña y España”, y se le dio el mismo espacio justificativo a los organizadores que a sus detractores, aunque para estos emitieron planos y luces menos favorecedores.

Quienes conocen los medios de comunicación y son difícilmente manipulables no tienen claro el motivo de la censura: si es para que los no nacionalistas catalanes no se irriten con quienes los tildan de opresores, o porque había que presentar un tema tan grave como menor, hasta dejando el mensaje de que los independentistas, menos feos, podrían tener razón.

El simposio se celebra bajo la dirección de Jaume Sobrequés, profesor de Historia de Cataluña cuya única obra destacable es la Historia del Barça, equipo del que fue directivo y es forofo.

El conflicto provocado por la Generalidad parece nacer del forofismo, que es un patriotismo ciego, grosero y agresivo, con TVE actuando de ayudante.

salas-15-12

 

 

Lea también

Sabores ártabros-La porchetta, y otras porquerías

José Perales Garat  Pues la cosa es que en un pueblo de las inmediaciones de …