Aprobado en el pleno de San Sadurniño una moción en contra de la reforma de la ley del aborto

ayuntamiento-san-sadurnino-60714422El primer pleno del año 2014 en San Sadurniño, estuvo cargado de asuntos de corte más político que ejecutivo. De hecho, la primera parte de la sesión se liquidó en menos de cinco minutos dando paso después al debate de cuatro mociones presentadas por el BNG. Los nacionalistas las sacaron adelante con el apoyo del PSOE y la abstención del PP en dos de ellas, en contra otra y, a pesar de la postura popular a nivel autonómico y estatal, apoyó la reforma de la ley del aborto.

Ésta fue la única sorpresa destacable de un pleno que duró una hora y en la que se debatieron temas de máxima actualidad tanto en Galicia como en el resto del Estado.

 

Así, la primera moción del BNG se centró en la subida del canon de SOGAMA, cifrada por el vocal nacionalista Suso Soto en un 33%. El edil explicó que este incremento supondría a los municipios de pagar 67 euros por tonelada a algo más de 90, y que la subida se debería “ás perdas da sociedade” que, según Soto, «en vez de derivarse ás ganancias de Gas Natural -accionista canda á Xunta en SOGAMA- van parar aos petos da xente». El BNG solicitó una moción aprobada con apoyo del PSOE y la abstención del PP para que la Xunta modifique sus ordenanzas para dejar sin efecto la medida que, en cualquier caso, en San Sadurniño no se llevará a cabo.

Señaló además que el modelo de gestión basado en el enterramiento e incineración “non é o acaído ao noso país”, y por consiguiente también insta al gobierno autonómico por apostar por otros sistemas basados en el reciclaje y en el compostaje. El PSOE mostró la misma postura añadiendo, además “que a Xunta rectifique”.

Además de tratar temas de las bases del nuevo DT provincial, así como la ayuda para técnicos, conservatorios y escuelas de música, destacó la moción en contra de la reforma del aborto, en la que el pleno abordó en último lugar la moción del BNG en la que se opone a la modificación de dicha ley aprobada por el Consejo de Ministros y pendiente de entrar en trámite parlamentario. Mari Carme Muíño argumentó que se trata de una norma “máis restritiva que a do 1985”, que el PP quiere sacar adelante “con premisas falsas”. Muíño vaticinó que de aprobarse la nueva ley, “vai crear unha fenda social entre as mulleres e só poderán decidir aquelas que teñan recursos para viaxar a algún país estranxeiro». Además, para la concejalía la nueva ley  «tamén incrementará as prácticas de risco e clandestinas, xa que deixa no desamparo a moitas mulleres con escasos recursos».

El texto de la moción instará a la Xunta a que se posicione en contra de la ley y que reclame en Madrid el mantenimiento de la normativa de 2010. Pedirá también que el organismo autonómico garantice el derecho de las mujeres en toda la red de hospitales públicos, a que se inicien campañas de formación e información sobre métodos anticonceptivos que eviten embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.

El PSOE también se sumó a la propuesta del Bloque al considerar que la ley “é un retroceso nos dereitos da muller”. El PP no intervino. A pesar de ello, a la hora de la votación los dos ediles de este grupo presentes en la sesión hicieron por expresar su apoyo a la moción contra esta reforma.

 

Lea también

Os traballos realizados na antena do Coval, Valdoviño, ampliarán o alcance do sinal de televisión, telefonía e Internet

O alcalde de Valdoviño, Alberto González, informou de que, a instancias do Concello, Movistar completaba …