3 dias de luto nacional por la muerte de Adolfo Suárez

adolfo-suarez-4

Adolfo Suárez falleció en la clínica Cemtro de Madrid a las 15.03 horas de hoy domingo 23 de marzo “como consecuencia del empeoramiento de su enfermedad neurológica”, según han informado en rueda de prensa la doctora Isabel de la Azuela.

El primer presidente de Gobierno de la democracia ingresó en la clínica el pasado lunes por una neumonía. “Aunque el proceso neumológico remitió, su enfermedad neurológica continuó avanzando hasta el final”.

La doctora ha explicado que Adolfo Suárez ha fallecido a los 81 años “por EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) reagudizado, en el contexto de enfermedad de Alzheimer por deterioro neurológico severo”. “Es la evolución natural de la enfermedad la que le ha llevado al desenlace final”, ha asegurado.

Dicho esto, ha detallado que “no se han aplicado medidas extraordinarias en ningún momento, adoptando un tratamiento conservador de acuerdo con la limitación neurológica severa del paciente”.

Igualmente, la doctora ha manifestado que Suárez “ha permanecido confortable con el tratamiento administrado, que se ha ido ajustando a sus necesidades con un buen control de los síntomas en todo momento”. “Ha estado sereno, rodeado de su familia, con muy buena calidad de vida hasta el final de sus días”, ha declarado visiblemente emocionada.

El expresidente del Gobierno permanecía ingresado en la clínica Cemtro, acompañado de sus familiares, desde el pasado lunes, cuando llegó al centro hospitalario aquejado de una infección respiratoria.

El viernes, su hijo Adolfo Suárez Illana anunció el “inminente” fallecimiento del expresidente. Desde entonces, numerosos equipos de los medios de comunicación han permanecido a las puertas de la clínica madrileña a la espera del desenlace.

TRES DÍAS DE LUTO

El Gobierno ha decretado tres días de luto oficial y será enterrado en la Catedral de Ávila. El Rey ha expresado su dolor y Rajoy ha dicho que los españoles “sienten orgullo por su grandeza histórica“. El mundo de la política de todo signo llora su muerte.

La Catedral de Santa María la Real de la Almudena en Madrid acogerá el funeral de Estado del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, que se celebrará previsiblemente el lunes 31 de marzo, han avanzadofuentes oficiales.

La capilla ardiente con los restos del primer presidente de la democracia se instalará en el Congreso de los Diputados. Se espera que, a partir de mañana lunes, las más altas autoridades del Estado, los Reyes incluidos, acudan a la Carrera de San Jerónimo a dar su último adiós a Suárez.

Se seguirá así, por tanto, el mismo protocolo establecido cuando falleció Leopoldo Calvo Sotelo en 2008. Su féretro se instaló entonces en el Salón de Pasos Perdidos de la Cámara Baja, cubierto por la bandera nacional.

La Puerta de los Leones se abrió –solo se hace en ocasiones solemnes– para que los ciudadanos pudieran rendirle un último homenaje.

Suárez será enterrado en el Claustro de la Catedral de Avila, en una ceremonia familiar. Allí también reposan los restos del medievalista y presidente de la República en el exilio Claudio Sánchez-Albornoz.

Según han confirmado fuentes municipales, después se trasladarán hasta este Claustro de la Catedral los restos de su esposa, Amparo Illana, quien falleció en 2001 como consecuencia de un cáncer y cuyos restos se encuentran en una capilla de la iglesia Mosén Rubí.

INTERVENCIÓN DE MARIANO RAJOY

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha asegurado que el “mejor homenaje” que los españoles pueden rendir al expresidente Aldolfo Suárez tras su fallecimiento es seguir el camino que él marcó, basado en el “entendimiento”, la “concordia” y la “solidaridad“. Tras destacar que “siempre” tuvo la talla de un hombre de Estado, ha afirmado que supo “unir a los españoles” en la causa común de la libertad, el bienestar y el desarrollo de la sociedad.

En una breve declaración institucional en el Palacio de la Moncloa de poco más de cuatro minutos, Rajoy -vestido de riguroso luto con corbata negra- ha lamentado que hoy nos haya dejado uno de los “grandes hombres de nuestra época”. “Su fallecimiento me llena de pena, un sentimiento que estoy seguro comparten hoy millones de españoles que saben de la grandeza histórica del primer presidente de nuestra democracia”, ha proclamado.

En este sentido, Rajoy ha afirmado que hoy es un día de “tristeza” para los españoles, pero también un día de “homenaje” a quien ya es “una de las figuras más importantes y positivas” de la “historia común”. “Es el momento de mostrar nuestro respeto y nuestro agradecimiento hacia el hombre de concordia que hizo posible la democracia en España y nos abrió las puertas de Europa”, ha aseverado.

“PUNTO DE ENCUENTRO PARA LA RECONCILIACIÓN”

Aunque ha señalado que es “imposible” resumir el legado de Suárez en apenas unas frases, ha recalcado que “todos” lo disfrutan hoy porque “fue el mejor punto de encuentro para la reconciliación entre españoles”.

 Siempre de la mano del Rey Don Juan Carlos, fue determinante para culminar con éxito uno de los mayores logros colectivos que hemos conseguidos como país: la Transición política, los derechos y libertades de la Constitución de 1978 y la vuelta de España al proyecto europeo”, ha enfatizado.

A su entender, la mejor prueba de la grandeza de esa “obra colectiva” es el resultado que ha tenido, ya que, según ha indicado, con la Carta Magna, España y todos los españoles han conseguido la “mayor época de prosperidad, de paz y apertura” de la historia de España.

“TALLA DE UN HOMBRE DE ESTADO

El jefe del Ejecutivo ha resaltado que Adoldo Suárez tuvo “siempre la talla de un hombre de Estado” y ha agregado que con su capacidad para forjar consensos “logró superar divisiones y unir a los españoles en una gran causa común: la de la libertad, el bienestar y el desarrollo de la sociedad en su conjunto”.

“Su intuición, su habilidad y su coraje fueron determinantes para fraguar el país más justo y más libre en el que hoy vivimos y su amor por España resultó decisivo para reforzar los vínculos que a todos nos unen al tiempo que para realzar la diversidad que a todos nos enriquece”, ha apostillado. Es más, ha insistido en que ese “mismo patriotismo” que hizo de él un gran español, también le hizo un gran europeo, devolviendo a España al lugar que hoy ocupa en la esfera institucional.

“ESPÍRITU DE SUPERACIÓN”

Según ha dicho, las dificultades políticas, la grave crisis económica y la brutal actividad de ETA a la que tuvo que hacer frente “no hacen si no engrandecer su mérito” y “ponen en valor la responsabilidad y generosidad que siempre han tenido los españoles para seguir adelante con éxito en los momentos difíciles”. Para Rajoy, ese espíritu de superación “tiene plena vigencia” en estos días.

Finalmente, Rajoy ha querido acordarse con el “mayor cariño” de la familia del expresidente porque han acompañado hasta el final a este “gran hombre” que todos, ha dicho, han sentido “tan cercano y tan nuestro”. Y ha añadido que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicará este lunes el real decreto que declara tres días de luto oficial por su muerte.

En estas hora de duelo, el mejor homenaje que podemos hacer a Adolfo Suárez todos los españoles y yo mismo como presidente del Gobierno es esforzarnos por seguir el camino que él mismo nos marcó: el del entendimiento, la concordia y solidaridad entre españoles para lograr la España que él quiso y que entre todos debemos hacer posible”, ha concluido.

Lea también

Elevada a riesgo alto la alerta antiterrorista en España

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado este viernes que su Departamento va …