Navantia entrega a la Armada Australiana el megabuque «Adelaide»


(Fot. Australian Defence)
(Fot. Australian Defence)

La Real Marina Australiana ha recibido este jueves el megabuque «Adelaide», segundo de las dos naves anfibias que Navantia y un consorcio de empresas, el anterior fue el «Canberra», han construido para Australia basados en el LHD «Juan Carlos I» de la Armada española. Este buque, el mayor que ha operado la Real Marina Australiana desde su creación en el año 1913, «dota a la misma de una nueva capacidad operativa tanto en la proyección de la fuerza como en el incremento del apoyo a sus aliados y países vecinos en misiones humanitarias». Este contrato ha supuesto para Navantia unos ingresos superiores a los 1.000 millones de euros.

 La entrega se realizó en los astilleros de otro de los socios, BAE Systems Australia, en Williamstown, al suroeste de la ciudad de Melbourne, en la región meridional del país.

«Esto marca la finalización de un proyecto exitoso de cooperación entre empresas, que incluye a Navantia. Estamos muy contentos y orgullosos de este logro», manifestó Juan Carlos Gafo, cónsul español en Melbourne, asistente al acto.

Francisco Barón, director de Navantia Australia, que «es un día satisfactorio» para BAE y Navantia».

Barón explicó que si bien la entrega del «Adelaide» marca la culminación del proyecto, «aún queda formalmente el período de garantía del barco, que es de un año, tiempo en el que seguiremos atendiendo y apoyando a la Defensa y a la Marina en los asuntos que puedan surgir».

En junio de 2007 el Gobierno australiano seleccionó la oferta presentada por Tenix y su socio Navantia. En 2008 Tenix fue adquirida por BAE Systems Australia (BAE) y el sistema JP 2048 se transfirió a BAE para su desarrollo.

A finales del 2014, la Armada australiana estrenó el megabuque «Canberra», también construido parcialmente por Navantia.

La solución comercial está basada en el LHD «Juan Carlos I» de 27.000 toneladas y 230 metros de eslora, el buque más grande de la Armada Española. Los dos LHD australianos incorporan algunas modificaciones para ajustarse a los requisitos de la Marina Real Australiana.

El «Adelaide»», que con el «Canberra» están considerados como los barcos de guerra más grandes de la historia de Australia, tiene más de 200 metros de eslora, un peso superior a las 27.500 toneladas y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 20 nudos y de dar cabida a 1.400 personas

Navantia ha desarrollado el diseño de la plataforma y la integración del diseño de los sistemas de combate en la plataforma, mientras que BAE y sus subcontratas son los encargados del sistema de combate y su integración. El buque está equipado para operaciones en mar y aire al disponer de una cubierta de vuelo con seis puntos de helicópteros y dique seco para lanchas de desembarco.

El buque se ha diseñado con cuatro perfiles de misión: como buque anfibio, capaz de transportar a una Fuerza de Infantería de Marina para realizar un desembarco, apoyando a las operaciones en tierra. Como buque de proyección de fuerza, transportando fuerzas de cualquier ejército a un teatro de operaciones. Como plataforma eventual para la aviación embarcada, sirviendo de plataforma a los vectores aéreos de proyección estratégica. Y como buque para operaciones no bélicas, para apoyo humanitario, evacuación de personal de zonas de crisis, buque-hospital en zonas afectadas por catástrofes, etc.

La construcción de estos buques ha supuesto para Navantia la entrada en el mercado especializado de este tipo de barcos, que se ha consolidado con la elección del diseño del LHD español por parte de la Marina turca, «y el mejor escaparate de Navantia en Australia, donde tiene importantes intereses comerciales».

Lea también

La Autoridad Portuaria afronta el último trimestre con la actividad en niveles inferiores respecto al 2020

En un contexto marcado por la aceleración de la transición energética y las consecuencias de …