Negacionistas

veloso-articuloRamón Veloso

La Real Academia Española define el negacionismo como “la actitud que consiste en la negación de hechos históricos recientes y muy graves que están generalmente aceptados”.

Los negacionistas gozan de buena salud en Ferrol. Sin ir más lejos, estos últimos días algunos grupos políticos niegan la Semana Santa; a su vez, los cofrades niegan desfilar sin sufragio. Unas semanas atrás, dos almirantes ferrolanos de nacimiento negaban a la ciudadanía disfrutar de la urbe intramuros. En el pasado mandato municipal, el grupo municipal popular y el ferrolanísimo Independientes negaban el pan y la sal al centenario Ateneo. Incluso ahora, a este corifeo de negadores se sumó Ciudadanos para negar el gallego. Y podríamos seguir así con innumerables temas locales. Por supuesto, todos presumen de derrochar ferrolanismo pero nos provocan melancolía al intentar inocularnos la inviabilidad de nuestras esperanzas.

Este comportamiento de negación de la realidad es no querer reconocer una exisencia incómoda para estos arquetipos de dos Ferroles diferentes y antagónicos, pero es una evidencia para el tercer Ferrol. Sí, hay tres Ferroles a semejanza de las tres Españas de Marañón y Preston.

El tercer Ferrol está formado por una realidad de miles de cofrades, por una realidad de vecinos necesitados del encuentro entre la ciudad y el arsenal, por una realidad social demandante del Ateneo para la evolución cultural y de ideas, por una realidad de debilidad del idioma gallego que pide a gritos su protección, no excluyente del castellano; ambas son lenguas españolas. En definitiva, hay una realidad de vida y esperanza huyendo de la tristeza.

Es hora que los negaconistas ferrolanos abran los ojos para descubrir los beneficios de una sociedad incluyente. Tal vez así avancen hasta convertirse en sus abnegados abanderados.

Lea también

Sabores ártabros-Ya es temporada de setas, para los que no crean que es pan de raposo.

José Perales Garat Don Segundo Mendoza era un cura al que se citaba en mi …