El diluvio universal que asoló Europa

(Imagen: Science Advances).
(Imagen: Science Advances).

Las crónicas revelan que una gran hambruna asoló Europa en la primavera de 1315, tragedia que se prolongó durante dos años y que se cobró la vida de miles de personas. Basándose en estos datos, Edward Cook, un geólogo de la Universidad de Columbia (EE.UU), y sus colegas afirman en un artículo publicado en la revista «Sience Advances» haber descubierto las causas del desastre, marcado por altos niveles de actividad criminal, infanticidio y canibalismo.

El equipo de Cook ha confeccionado un atlas de mapas climáticos que muestra el alcance real del drama que asoló a la Europa del siglo XIV. Para elaborarlo, los científicos se basaron en resultados del estudio de anillos anuales de cedros centenarios y de otros árboles antiguos de Alemania, Irlanda y Escandinavia, algunos de los cuales, en palabras de los investigadores, fueron «contemporáneos de los antiguos romanos y de Jesús».

Según los científicos, el espesor de los anillos de crecimiento de los árboles depende de factores que limitan el desarrollo, como puedan ser: la temperatura, el total de la lluvia caída durante el año y la intensidad de la iluminación. Así, cuanto menor es el nivel de precipitaciones, el anillo suele ser más oscuro y más fino.

Los investigadores afirman que la gran hambruna de principios del siglo XIV fue provocada por altas y anormales precipitaciones en la mayor parte de Europa, desde Irlanda hasta Polonia, Bielorrusia y Lituania, y sólo se salvó Italia, el sur de España y la mayor parte del Imperio Bizantino, zonas que escaparon a la hambruna. Los científicos igualmente revelaron que la hambruna irlandesa de 1740 – 41, que se llevó por delante a un tercio de la población de la isla, no sólo se debió a un invierno anormalmente frío, sino también a una primavera y a un verano extremadamente secos.

Ramón Casadó Sampedro

Lea también

El desgaste de Fobos

Fobos es una de las dos lunas que tiene Marte. Concretamente es su satélite mayor …