El efecto arrastre y Ferrol

enrique barreraEnrique Barrera Beitia

El 18 de mayo de 2015, publiqué en un diario local un artículo en el que denunciaba que la empresa Sondaxe pretendía condicionar el voto libre de los ferrolanos en las elecciones municipales, al publicar en el periódico rival encuestas diarias en las que afirmaban sin el más leve rubor, que era inevitable una nueva mayoría absoluta del PP con catorce concejales, algo que se me antojaba a todas luces imposible. Como  no podía haber profesionales tan incompetentes, es obvio que querían crear el denominado efecto arrastre o efecto bandwagon. Era como decirnos: «no hagáis el ridículo, no seáis unos pringaos, no votéis a perdedores. Si no queréis votar al PP, por lo menos tener la dignidad de quedaros en casa».

En estas elecciones legislativas, ha pasado algo parecido a escala estatal. Al principio, nos encontramos con unas expectativas electorales de Ciudadanos claramente infladas por las empresas demoscópicas y a partir del debate televisivo del lunes 7 de noviembre, con un aluvión de editoriales y tertulianos pregonando, que un PSOE a la baja sería superado por Podemos. El viernes 18, un artículo del periódico digital Público, portavoz oficioso de Podemos, afirmaba haber accedido a unas «encuestas secretas» que confirmaban el desplome del PSOE, nada más ni nada menos, que hasta los 4.5 millones de votos. El periodic d’Andorra, del Grupo Zeta,  al vender fuera del territorio español continuó publicando sondeos electorales en su web hasta el mismo día de la votación, donde se podía leer que Podemos superaba al PSOE en votos y escaños (84 a 80).

No han logrado su objetivo, pero han jugado sucio y alterado los resultados electorales. No será un delito, pero es una inmoralidad. Entiéndase bien, habría ganado igualmente el PP, pero con menos diferencia.  No pretendo engañar a nadie, porque en Ferrol nos conocemos todos y nunca he ocultado mi pensamiento de izquierdas ni mi compromiso socialista.

¿Qué consecuencias tienen las elecciones para Ferrol?. A mi entender, la financiación del Dique Seco para Navantia es con mucha diferencia, el asunto más importante, seguido del trazado ferroviario al puerto exterior de Caneliñas, porque puede condicionar la ubicación en nuestra ciudad de una plataforma logística, más vulgarmente conocida como «puerto seco». La primera medida es coyuntural pero reactivaría el empleo a corto plazo  mientras que la segunda es una medida estructural y por lo tanto más importante, pero se ejecutaría a medio plazo y las urgencias se imponen a las decisiones importantes.

Para saber qué pasará en ambos casos, hay que tener un gobierno y aparentemente sólo hay tres opciones: Mariano Rajoy, Pedro Sánchezrepetición de las elecciones, que se celebrarían en mayo de 2016. Cinco meses de interinidad e incertidumbre y un gobierno en funciones que no tomaría ninguna decisión de calado. Una perspectiva inquietante para los intereses ferrolanos.

Puede darse una cuarta opción: el Rey puede proponer un gobierno presidido por un independiente, con un mandato provisional. Ya aviso que es una opción que nunca se ha intentado y que es poco probable, porque precisaría del apoyo de una mayoría cualificada de diputados y senadores, pero existe sobre el papel. Lo increíble es que  personalidades políticas del país se hayan enterado ahora, a estas alturas de la película,  que para ser presidente no es necesario ser diputado.

Posdata; en el artículo publicado el 29 de noviembre titulado «Mi pronóstico», decía que el PSOE partía de un suelo electoral de 5.5 millones de votos. Al releer el artículo, me pareció extraño. He consultado mis notas y quería decir 5 millones, por lo que pido excusas a los lectores de Galicia Ártabra.

 

Lea también

Viaxes

Julia María Dopico Vale La Real Filharmonía de Galicia propone apasionantes viajes musicales para esta …