Ferrol y la Universidad. Tan cerca y tan lejos

campus esteiro ferrol 14-6El Foto de Amigos de Ferrol dirige su mirada a la Universidad de Ferrol y sus relaciones con el mundo social y cultural de la ciudad ferrolana.

      —-0000=0000—-

Se han cumplido veintisiete años del inicio de las actividades de la Universidad de A Coruña en el Campus de Ferrol. Es un período pequeño para hacer un balance de resultados de una institución secular como es la universitaria, pero puede ser un espacio de tiempo ajustado para valorar su presencia en la vida social y cultural de una ciudad.

Su asentamiento en las instalaciones del antiguo Hospital de Marina de Esteiro se realizó de una forma que, en líneas generales, respetó la arquitectura anterior. Casos positivos como la Escuela de Enfermería respetando el racionalismo de Rodolfo Ucha o la rehabilitación del edificio de la Casa del Patín, contrastan con obras más recientes que rompieron la armonía del conjunto. Cumple significar algunas carencias como la de una sala de exposiciones y la de instalaciones deportivas propias.

El Campus de Ferrol imparte una serie de variadas titulaciones en sus Facultades de Humanidades y Documentación, Ciencias del Trabajo, y Enfermería y Podología, Escuela Politécnica Superior y Escuela de Diseño Industrial, con titulaciones de un grado de aceptación variable. En todo caso, gracias a esta presencia de la enseñanza superior en la urbe, terminaron su carrera en el Campus de Ferrol (Esteiro y Serantes) varios miles de estudiantes, tanto del propio Ferrol como de fuera de la ciudad.

faf-universidad-1
Sin embargo, la Universidad no ha conseguido ser un factor de cohesión social y de dinamización cultural de Ferrol, pese al voluntarismo mostrado por alguno de sus responsables. Como casos positivos deben constatarse el meritorio proyecto cultural Aulas no Camiño, dirigido por José Leira y Rosa Méndez, que llevó a cabo el recorrido y estudio
multidisciplinar de los diferentes caminos jacobeos, aunque fue perdiendo entidad hasta su desaparición o el notable trabajo Ferrolterra Galaico-Romana, llevado a cabo y dirigido por Víctor Alonso el año 1997, que no tuvo su deseable continuidad. Incluso la Cátedra Jorge Juan, dirigida de forma alternada por la Universidad y la Armada, tras unos inicios interesantes, hoy apenas tiene calado en la ciudad.

La presencia de la Universidad no ha logrado su vertebración dentro del mundo cultural de la ciudad ni se ha materializado en unas sostenidas actividades de investigación, caso de unos Cursos de Verano (sería una buena forma de poner en valor alguna vez el Castillo de San Felipe) o una Revista de Estudios Históricos (una tradicional carencia de la ciudad), hechos ambos que darían prestigio tanto a la ciudad de Ferrol como a la institución docente, tan necesitadas ambas últimamente de ello.

En el aspecto positivo se puede indicar que los Cursos de la Universidad Senior muestran una notable afluencia, resultado del cada vez mayor número de jubilados, prejubilados y desocupados de la ciudad.

faf-universidad-2 El año 1999 tuvo lugar un logro notable de la Universidad de Ferrol: la celebración del Primer (y único) Congreso del Patrimonio de la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol, con la colaboración conjunta de la Universidad, Concello de Ferrol y Diócesis de Mondoñedo, y la participación de estudiosos de diversos campos de la historia y el patrimonio de nuestra urbe y su comarca. Sería de interés que este Congreso tuviese su continuidad, incluso se podría tratar de forma específica un tema de tanto interés para Ferrol como es el Camino Inglés y las Rutas Marítimas.

Lea también

El auditorio municipal de Cedeira acoge este «finde» dos citas culturales

El auditorio municipal de Cedeira acoge este sábado, día 14 de mayo, el Festival de …

Un comentario

  1. Absolutamente de acuerdo con la apreciación, a la que añadiría que la existencia de las escuelas técnicas no han generado una mejora en el tejido industrial de la ciudad, al menos de forma notable. Sin embargo sí ha habido una mejora en la sanidad. Creo que en las tres áreas que se imparten en el Campus (humanidades, Ingeniería y Ciencias de la Salud) se tendría que hacer un esfuerzo que podría significarse objetivamente en la creación de una cátedra de Patrimonio Cultural (especialmente en lo tocante a la Ilustración), profundizar en los convenios con entidades sanitarias (aunque ya se está haciendo y los resultados son palpables) y con la acción coordinada para fomentar el tan cacareado campus industrial. Todas las carreras que se imparten tendrían que significar prácticas remuneradas en el entorno cercano, publicaciones periódicas o no, congresos temáticos que aporten un valor diferencial y, en definitiva, que la ciudad se dé cuenta de que el Campus es estratégico.

    En lo positivo creo que hay que poner las jornadas de metodología de la ciencia y la cátedra Jorge Juan; en lo negativo la nula vinculación entre la Facultad de Humanidades y la candidatura a Patrimonio mundial o en el estudio del legado de la Ilustración, del Modernismo o del Patrimonio inmaterial (folclore, Semana Santa, Pepitas, dialecto…).

    Espero que cada día nos mentalicemos más de la importancia que tiene basar la sociedad en el conocimiento.