Ferrol-Oporto vs Ferrol-Madrid

enrique barreraEnrique Barrera Beitia

Cuando era concejal de Ferrol, participé en la creación de la euro-región Galicia/Norte de Portugal, más conocida como el Eje Atlántico. Este proyecto, cuya idea era crear un mercado transfronterizo complementario y receptor de ayudas de la UE, nació oficialmente el 1 de abril de 1992 con la denominada Declaración de Oporto, suscrita por las ciudades de Ourense, Ferrol, A Coruña, Santiago, Pontevedra, Vigo, Lugo, Oporto, Braga, Bragança, Chaves, Viana y Vila-Real. Posteriormente se han sumado más, hasta alcanzar un total de treinta y ocho, que suman 6.3 millones de habitantes y un PIB que supera los 85.000 millones de euros. Es un entramado urbano alineado a lo largo de 324 kilómetros de fachada marítima, que debe absorber una creciente parte de las mercancías importadas por los mercados centroeuropeos, porque los puertos del Mar del Norte ya están al límite de su capacidad.
Por lo tanto, no se trata de renunciar a mejorar las comunicaciones con la meseta y con Madrid, sino de mejorar las comunicaciones de esta región natural en la que vivimos. Hoy día, no se puede tener un proyecto de futuro para un país, como Galicia, ignorando las jerarquías urbanas más allá de los propios límites regionales.

Este ejercicio nos ayuda a comprender el problema mental de las regiones transfronterizas. Se trata de unir entre sí los cuatro puntos rojos con sólo tres rectas. Aunque no se diga que está prohibido salir del rectángulo, el simple hecho de que los puntos rojos estén dentro, hace que la mayoría de la gente no sea capaz de acertar con la solución porque entienden que «no se puede salir del rectángulo».
Este ejercicio nos ayuda a comprender el problema mental de las regiones transfronterizas. Se trata de unir entre sí los cuatro puntos rojos con sólo tres rectas. Aunque no se diga que está prohibido salir del rectángulo, el simple hecho de que los puntos rojos estén dentro, hace que la mayoría de la gente no sea capaz de acertar con la solución porque entienden que «no se puede salir del rectángulo».

No está de más señalar que mientras 4.2 millones de personas viajan cada año por carretera entre Madrid y Lisboa, son 6.6 millones los que lo hacen entre Vigo y Oporto, más de 18.000 vehículos al día, el doble que el que circula por la frontera de Ayamonte. En cuanto al número de viajeros por ferrocarril en el tramo Coruña-Vigo, alcanzan los 3.0 millones.

Desgraciadamente, el Eje Atlántico está estancado. Se ha abandonado el proyecto del tren de alta prestación con Oporto, se ha penalizado con un peaje el libre tránsito por las autovías del norte de Portugal y para colmo de males, las dos ciudades clave (Oporto y Vigo), han roto sus relaciones a raíz de que TAP (Transportes Aéreos de Portugal) implantase una línea regular permanente entre Vigo y Lisboa, sin ayudas estatales, decisión que fue duramente criticada por el alcalde de Oporto y que provocó la réplica del alcalde de Vigo.

 

En el mapa de la izquierda se aprecia la congestión del tráfico en el Eje Atlántico. Su continuidad natural es hacia el Sur, entrando en el espacio territorial portugués. En el mapa de la derecha, se ve como la jerarquía urbana española aísla Galicia respecto a otras metrópolis sub-regionales españolas y a la metrópolis de Madrid. El beneficio de conectar A Coruña y Vigo, con Oporto, es evidente.
En el mapa de la izquierda se aprecia la congestión del tráfico en el Eje Atlántico. Su continuidad natural es hacia el Sur, entrando en el espacio territorial portugués. En el mapa de la derecha, se ve como la jerarquía urbana española aísla Galicia respecto a otras metrópolis sub-regionales españolas y a la metrópolis de Madrid. El beneficio de conectar A Coruña y Vigo, con Oporto, es evidente.

La pesca, las actividades forestales ligadas con la fabricación de pasta de papel y productos madereros, las actividades ganaderas y los productos horto-frutícolas, pueden crecer exponencialmente si son respaldados por una entidad transfronteriza reconocida por la UE. Por esta razón, este proyecto transfronterizo tiene un valor estratégico para Galicia y, por supuesto para Ferrol. Sin embargo, apenas concita el interés político y mucho menos el mediático, más atentos a mejorar la conexión con Madrid. Buena parte de esta parálisis radica en que Portugal es una nación muy centralista y con una fuerte rivalidad entre Oporto y Lisboa. La idea de una nueva entidad política entre una región española y el norte de Portugal, levanta muchas suspicacias.

En definitiva, una herramienta potencialmente eficaz para aumentar la riqueza de un entorno territorial en el que está Ferrol, penalizado por disputas localistas. Esperemos que el nuevo presidente de la Xunta de Galicia, actúe como mediador para desatascar estos conflictos.

Este "mapa" del Eje Atlántico está diseñado para romper las artificiales barreras de los estados y visualizar el potencial existente en torno a la autopista que enlaza Ferrol/Narón al norte , con Oporto y Vila Nova de Gaia al sur.
Este «mapa» del Eje Atlántico está diseñado para romper las artificiales barreras de los estados y visualizar el potencial existente en torno a la autopista que enlaza Ferrol/Narón al norte , con Oporto y Vila Nova de Gaia al sur.

Lea también

Viaxes

Julia María Dopico Vale La Real Filharmonía de Galicia propone apasionantes viajes musicales para esta …