La «Cristobal Colón» rumbo a Australia. Regresa a su base ferrolana en el mes de agosto

(Foto: Galicia Ártabra).

La fragata F­105  «Cristóbal Colón» de la Armada española zarpó a las 11,25 horas de la mañana de este lunes desde su base en el puerto de Ferrol rumbo a Australia donde realizará ejercicios conjuntos con la Marina Real australiana entre los meses de febrero y junio. Uno de los principales objetivos del buque durante su periplo por tierras australes será reforzar los intereses comerciales de las empresas españolas, principalmente Navantia, en Australia.

Ya desde una hora antes un buen número de familiares de los miembros de la tripulación se encontraban en el muelle número cinco del Arsenal Militar ferrolano con el fin de despedir a sus seres queridos y que no volverán a ver hasta el próximo mes de agosto, mayores, niños, todo un conjunto de ciudadanos , algunos con lágrimas en los ojos, eran junto con los tripulantes los principales actores del acto.
Y asimismo se encontraban en el muelle la Unidad de Música del Tercio del Norte de Infantería de Marina que interpretó diversas marchas en la despedida a sus compañeros.

Presidió el acto el Contralmirante Jefe del Grupo de Acción Naval 1, Alfonso Pérez de Nanclares y Pérez de Acevedo; al que acompañaban el Comandante de la 31 Escuadrilla de Escoltas, Capitán de Navío Rubén Rodríguez Peña; el Coronel Jefe del Tercio del Norte de Infantería de Marina, Carlos Pérez-Urruti Pérez; el Ayudante Mayor del Arsenal Militar, Capitán de Fragata Pedro Viñas Campillo; así como comandantes de varios buques y una comisión de la Armada Australiana a cuyo frente se encontraba el Agregado de Defensa de la Embajada en Madrid.

A las diez y media de la mañana subió a bordo el Contralmirante Pérez de Nanclares y Pérez de Acevedo que fue recibido por el Comandante del buque, el Capitán de Fragata Ignacio Cuartero Lorenzo. Seguidamente dirigió unas palabras de despedida a la tripulación señalando que van a estar en contacto directo con una  «Marina amiga con es la Australiana.  «Llevais un duro y largo camino de preparación para este viaje, desde Estados Unidos hasta la reciente calificación para el combate en Cádiz, hicisteis un buen trabajo y ahora ha llegado el momento de demostrarlo, de confirmar la capacidad de la Armada en este tipo de misiones».  «Vais a estar permanentemente observados por la Marina Australiana, van a aprender como opera una fragata de este tipo por lo que teneis una gran responsabilidad, se va a medir además a todas nuestras Fuerzas Armadas por lo que directamente estais comprometidos en esta misión».  «Mucha suerte , éxito en vuestro despliegue y que todos volvais con el deber cumplido. Buenos vientos, buena mar y que la Virgen del Carmen os acompañe».

Eran las once y veinticinco minutos cuando la fragata abandonaba su base ferrolana entre el sonar de las sirenas de varios de los buques de la Armada atracados en los distintos muelles del Arsenal Militar. En tierra la Unidad de Música se despedía de los tripulantes con  «Banderita«»(Como el vino de Jerez,y el vinillo de Rioja, son los colores que tiene, la banderita española. Cuando estoy en tierra extraña y contemplo tus colores. Y recuerdo tus hazañas mil siglos te querré. Banderita de mi alma, que lloren las lagrimitas, no me salen a la cara. Banderita tu eres roja, banderita tú eres gualda, llevas sangre llevas oro, en el fondo de tu alma. El día que yo me muera, si estoy lejos de mi Patria, sólo quiero que me cubran, con la Bandera de España).

(Foto: Galicia Ártabra).

Antes de abandonar el buque el muelle número cinco el Contralmirante Jefe del Grupo de Acción Naval 1, el Capitán de Navío Rubén Rodríguez Peña y el Comandante de la  «Cristóbal Colón» mantuvieron a bordo un encuentro con representantes de los medios de comunicación a los que explicaron detalladamente el motivo de la misión

En Australia

El astillero ferrolano de Navantia construyó la fragata  «Cristobal Colón», ha diseñado los destructores australianos AWD a partir de sus fragatas F­100 y se encuentra entre los aspirantes a conseguir en 2018 el contrato para el programa Proyecto 5000 Sea que incluye la construcción de nueve fragatas para la Marina australiana.

La  «Cristóbal Colón» es la fragata más moderna de la Armada español y además es la que cuenta con un mayor porcentaje de participación de la industria nacional en su diseño y construcción. Un ejemplo es el sistema de combate Aegis desarrollado por la estadounidense Lochkeed Martin e incorporado a las fragatas españolas a través de un acuerdo con Navantia. En el caso de la F­105 en el proceso de integración y diseño ha contado con la participación de empresas españolas como Indra, Tecnobit o Navantia Sistemas.

La Armada destaca que «el despliegue supone un importante apoyo a la industria de construcción naval española, al complementar su capacidad de construcción con un servicio adicional al cliente de gran valía, como es compartir la experiencia en el empleo de la plataforma suministrada».

Escala en Arabia Saudí

En su viaja a Australia, la fragata hará escala en el puerto saudí de Yeda los días 20 y 21 de enero. Cabe destacar que Navantia está muy cerca de cerrar un acuerdo con el Gobierno de Arabia Saudí para la venta de cinco corbetas. SM el Rey viaje este sábado, día 14, a Arabia Saudí.

También tiene previsto recalar en los puertos de Bombay (India) y Singapur antes de arribar en Australia. En su regreso a España, la «Cristobal Colón» atravesará el Pacífico llevando a cabo escalas en Papeete (Polinesia francesa) y Callao (Perú), para después internarse en el Canal de Panamá dirección a Cartagena de Indias (Colombia).
La llegada a Ferrol se producirá a principios de agosto.

Formar a la tripulación de los AWD

A mediados del año 2015, Australia solicitó el despliegue de una fragata española F­100 entre cuatro y seis meses para el adiestramiento de las dotaciones de sus destructores AWD. En concreto, la Marina de las Antípodas mostró su interés para que la unidad designada por la Armada fuera la F­105 debido a la similitud con los citados destructores.

La fragata española desarrollará un calendario de actividades mediante ejercicios nacionales e internacionales en aguas de Australia, donde además está previsto el embarque de personal de las dotaciones de los destructores AWD. El primer buque de este tipo entrará en servicio a mediados de 2017, mientras que el segundo ha sido botado recientemente.

La F­105 tendrá su base en la Fleet Base East en Sidney, si bien se han programado entradas en diversos puertos australianos como Fremantle (Australia occidental) y Adelaide (Sur de Australia), entre otros, aprovechando la participación en los diversos ejercicios de la Marina australiana.

La fragata  «Cristóbal Colón» es el quinto y último buque de la clase F­100  «Álvaro de Bazán». Fue entregado oficialmente a la Armada el 23 de octubre de 2012 y, en este tiempo, la fragata ha desempeñado operaciones de vigilancia y seguridad marítima integrada en misiones de la OTAN.

Lea también

Ferrol-El “Atalaya” regresó a su base tras realizar una nueva misión de vigilancia y seguridad en el Mediterráneo

Tras más de 2.900 millas navegadas, repartidas en 15 singladuras en la segunda quincena de …