La corporación municipal aprueba los presupuestos de Valdoviño, tras dos años de prórrogas

Tras las duras medidas y restricciones en los gastos que el Ayuntamiento de Valdoviño tuvo que asumir durante el último año y medio para afrontar la precaria situación económica, el alcalde, Alberto González, señaló que a día de hoy la Administración local es sostenible. Cumple las reglas fiscales establecidas -regla de gasto, estabilidad presupuestaria y límite de deuda- y logró reducir el periodo medio de pago a proveedores por debajo del límite legal.

Y eso, pese a tener que atender al cumplimiento de sentencias judiciales firmes que condenaban al Ayuntamiento a abonos importantes a terceros; a tener que devolver ayudas del ejercicio 2010 por no tener justificados los gastos, y la verse obligado al reintegro íntegro en 2016 de la paga extra de diciembre de 2012. Una situación que obligó al equipo de gobierno a elaborar un Plan Económico Financiero con un horizonte de dos años durante lo cual tuvo que reducir drásticamente gastos y optimizar recursos.

Un trabajo que permitió, este viernes a la tarde, aprobar un nuevo presupuesto por 4,9 millones de euros y que sustituirá al de 2014, prorrogado en 2015 y 2016. En él se recogen las nuevas líneas de actuación municipal. El alcalde dio cuenta en el debate plenario de presupuestos, de esas líneas: atraer y fijar población en Valdoviño ofreciendo servicios de calidad. Construyendo -señaló el regidor- un
municipio atractivo para vivir.

Así, entre las actuaciones previstas figura la puesta en marcha del Punto de Atención a la Infancia-Aula de la Naturaleza -aprobado el reglamento se sacará en las próximas semanas la contratación a la gestión-, la creación de una línea de ayudas destinada a cubrir gastos necesarios en las familias con menos ingresos para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral. Se procederá a la rehabilitación del edificio de usos múltiples para convertirlo en centro sociocomunitario -en elaboración el proyecto-. Se reactivarán los trabajos de elaboración del Plan General de Ordenación
Urbana -hoy el Ayuntamiento se rige por unas normas subsidiarias de la década de los 80- se dotará a Loira de local social -la única parroquia que carece de él- y se rehabilitará el de Aviño.

Se tratará de garantizar la cobertura a la totalidad de dependientes con la puesta en marcha de un plan de atención individualizado del servicio de ayuda en el hogar. Se potenciarán la oferta de actividades culturales y deportivas y, en el plano turístico, se abrirán las puertas del primero museo del surf de España y se iniciará la contratación, mediante gestión indirecta por concesión, del servicio público de cámping.

Se continuará apoyando al movimiento asociativo a través de ayudas y convenios y se dará prioridad a las intervenciones que permitan ampliar y mejorar los servicios básicos.

En la sesión de la tarde de este viernes, la corporación daba visto bueno a los presupuestos presentados sin ningún voto en contra , recibía el voto favorable del equipo de gobierno (PSOE), del BNG y de Centristas de Valdoviño, y la abstención de Unidos por Valdoviño y PP.

Ahora, el documento pasará a exposición pública para la presentación de alegatos. El presupuesto para 2017 asciende a 5,1 millones como estimación de ingresos y 4,9 millones el total de gastos, lo que supone la aprobación de las cuentas en superávit inicial.

Lea también

Las alfombras florales regresan a Ares

El alcalde de Ares, Julio Iglesias; las concejalas de Cultura y Turismo, Alma Barrón y …