«Bofetadas» a los medios de comunicación en la toma de posesión del nuevo Almirante Jefe del Arsenal de Ferrol

Mal empiezan las relaciones del nuevo almirante jefe del Arsenal con los medios de comunicación social, porque en la mañana de este viernes recibieron doble bofetada al ser expulsados de las instalaciones militares, ¡si, por dos veces! los redactores de prensa, radio y televisión que habían sido invitados, formalmente, al acto de la toma de posesión del VA el cartagenero Antonio Duelo Menor como nuevo responsable del Arsenal Militar de Ferrol, ascendido el pasado día 16.

El pasado jueves se recibió en los medios una nota en la que se comunicaba la celebración del acto, dia y hora, a la vez que se solicitaban datos personales de los redactores que pensaban acudir., una nota que es de suponer estaba autorizada «por los de Madrid«. Todo igual, en principio, que en la toma de posesión del anterior almirante el ferrolano, Francisco Javier Romero Caramelo, pero con la gran diferencia de que en esta ocasión los representantes de los medios sufrieron un desplante fenomenal.   

En primer lugar se les hizo identificar, cosa normal,  en la caseta de entrada al Parque del Arsenal. El marino que allí estaba iba comprobando previa entrega del DNI si los redactores figuraban en una lista con los nombres, apellidos, DNI e incluso matrícula de los coches por si alguno pensaba trasladarse hasta la zona de la explanada en su vehículo, especialmente los gráficos de las televisiones.

Se les había convocado el pasado jueves  señalando que el acto comenzaba a las doce y media, pero de once y media a doce era la hora de acreditación.

Pues bien, tras acreditarse y recibir la tarjeta identificativa (pase personal), se les permitió «ponerse a la sombra» a la espera de «la autoridad competente». La cosa ya empezaba a oler mal.

Y llegó un primer militar diciendo que no iba a ser posible asistir al acto según órdenes superiores («¡pero mire que hemos sido convocados!», …na de na).

Poco más tarde otro militar un mayor, dijo que todo estaba solucionado, y hasta la explanada nos fuimos, ya eran las doce y diez minutos, pero..¡oh sorpresa! otro militar de mayor graduación nos obligó a abandonar la zona., («¡pero mire que hemos sido convocados!«, …na de na).

Y ya cuando bajo un sol que abrasaba nos fuimos de nuevo a la puerta del Parque del Arsenal y estábamos a punto de tomar alguna decisión vino otro militar, persona que amablemente había tratado de hacer gestiones  no sabemos con quien, y nos dijo que todo solucionado, que podíamos asistir al acto.

Pero..de nuevo la sorpresa, una vez  más en la explanada, un Policía Naval cumpliendo órdenes recibidas preguntó «¿Ustedes son de la prensa?, pues tiene que abandonar este lugar, no pueden asistir al acto«, todo ello cuando faltaban minutos para la llegada del almirante Jefe de Apoyo Logístico, que debería presidir el acto,  así como del delegado del Gobierno y del nuevo Almirante del Arsenal.

Se oyó decir a alguien (ningún marino de rango dio la cara ) «tienen que esperar hasta que autorice el AJAL».

Y nos preguntamos «¿pero es tal la improvisación  o el desbarajuste que hay que esperar a que  llegue el mando superior para que dé el si o el no?».

Y…ni espera ni na de na, en una de las pocas veces en las que se suele presumir de unidad de los medios, se tomó el acuerdo de no esperar más , porque ¡ya estaba bien con el desprecio a los medios!.

Y así se escribe la historia. «Supuestamente-  informó la emisora local-  el nuevo almirante tomó posesión». Lo hizo si, al parecer, ante el conselleiro de Política Social, ante el delegado del Gobierno, ante un grupo de autoridades civiles y militares, pero…con un claro «prohibido a la prensa, radio y televisión«. Sin exagerar, se nos trató como a un rebaño de corderos, de aquí para allá y de allá para aquí.

Desde Galicia Ártabra, un medio del que nadie puede dudar de nuestra entrega a las Fuerzas Armadas en general y a la Armada en especial, podemos decir que nos hemos sentido agraviados, por las formas y por el modo, cosa que nadie esperaba .A partir de ahora habrá que coger con pinzas los comunicados  que nos lleguen convocando a tal o a cual.

Por eso, si este editorial llegase a manos del almirante Antonio Duelo Menor (quizás alguno de los implicados en este caos se lo llegue a ocultar) queremos que sepa que le damos la bienvenida, que en Galicia Ártabra tiene unos amigos, pero que le han «aguado la fiesta» a pesar de la buena voluntad de los responsables de prensa del Arsenal, auténticos caballeros que hasta el último minuto trataron de buscar una solución al tema por el buen nombre de la Armada. Habrá quien piense que «la Prensa» sobraba, que era un acto íntimo, pero ¿y el pueblo no tiene derecho a conocer este tipo de actos?, Y…es mejor no seguir..

¡No se puede invitar a nadie a su casa y al llegar echarlo con cajas destempladas!.

Desde Ultramar
Pedro Sanz-Director

Lea también

Editorial-Ante «lo naval» Ferrol no debe ser más que nadie, pero tampoco menos

Pese a que en Galicia Ártabra  no podemos sino felicitar a las plantas de construcción …

5 comentarios

  1. José Manuel Barreiro García

    Valiente decisión la vuestra. Enhorabuena y perseverar en la defensa al derecho a la información.

  2. Manuel Rodríguez-Tenreiro

    Últimamente no hay más que bofetadas: el otro día a Carvalho, ahora a los medios. A ver quién es el siguiente…

  3. Les dan «bofetadas», les ningunean de un lado para otro, les dicen que lo tiene que autorizar el AJAL, cosa que no hizo. Se les trató según sus propias palabras «como a un rebaño de corderos».

    Y aun así, en G.A. tiene unos amigos, ¿qué tendría que hacer el nuevo Almirante para que no fueseis sus amigos?

  4. Alejandro Ávalos

    … Y aquí no pasa nada… Supongo que se depurarán responsabilidades en este ejemplo claro de…

    En cuanto a lo del control de entrada, es un requisito que hay que pasar siempre, estamos en alerta CUATRO, incluso las matrículas…

  5. Bienvenidos al cortijo de la vida militar donde cada día los verdaderos marinos de España sufrimos los desplantes y la indiferencia