Comienza el abono de indemnizaciones por retirada de la patata afectada por la plaga de la polilla guatemalteca

A partir de la próxima semana comenzarán a abonarse por parte de la Consellería de Medio Rural las indemnizaciones por la retirada de patata en las zonas afectadas por la plaga de la polilla guatemalteca. Está previsto que 374 agricultores a los que ya se les revisaron sus expedientes y cumplían los requisitos puedan cobrar las correspondientes compensaciones. De ellos, 241 corresponden a la provincia de Lugo y los 133 restantes a la de A Coruña.

Así, lo confirmó la directora general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, Belén do Campo, en la comisión técnica de seguimiento de la polilla guatemalteca de la patata, que se reunió este viernes por primera vez y en la que están representados, además de la Xunta, la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp), el Laboratorio Fitopatolóxico de Galicia y la Indicación Geográfica Protegida Patata de Galicia. Este ente nació con el objetivo de compartir la información al respeto de las medidas de control que se están llevando a cabo, así como de la evolución de la plaga. Hace falta destacar que la composición de esta comisión fue acordada en el Parlamento por unanimidad de los grupos políticos.

En este encuentro se evaluó el efectivo cumplimiento de la normativa establecida para la couza y los datos que indican su evolución favorable. Por parte de la Consellería de Medio Rural se confirmó que continuará la vigilancia de las zonas plagadas y tampón, así como las principales áreas productoras de patata en Galicia. De hecho, hay instaladas más de mil trampas por todo el territorio gallego para hacer un seguimiento permanente de la situación.

Del mismo modo, se constató también que esta gestión no fue puesta en tela de juicio, en ningún momento, por las autoridades comunitarias, ya que la última auditoría realizada se remonta a octubre del pasado año, cuando aún no se habían supervisado todos los trabajos llevados a cabo ni estos estaban recogidos en el Real Decreto del Gobierno Central.

Compensaciones económicas

Respeto a las indemnización por los tubérculos recogidos, se harán en función de los baremos establecidos por el tipo y los kilos de tubérculo entregado, tal y como establece la ley. Por lo tanto, las patatas de semilla se pagarán a 0,70 euros el kilo, la de consumo (patata vieja) a 0,30 euros y la arrancada de las zonas plagadas a 0,40 euros el metro cuadrado de superficie plantada.

El plazo para solicitar las indemnizaciones finaliza el 30 de septiembre y la orden de ayudas está dotada con 250.000 euros, que se incrementaría en caso de que fuera necesario para que todos los afectados queden cubiertos.

En nuestra comunidad fueron declaradas más de 8.000 parcelas de 6.520 propietarios, además de 15 almacenes. En estos casi dos meses de trabajo, la consellería recogió y destruyó 303 toneladas de patata de los particulares, de los cuales 203 toneladas se corresponden a los tubérculos levantados en los municipios de la provincia de Lugo y 100 a los ayuntamientos de la provincia de A Coruña. Además, a esta cifra hay que sumarle cerca de 50 toneladas más procedente de almacenes.

Lea también

La Diócesis dedica un número extraordinario de su anuario al 800º aniversario de la Catedral de Mondoñedo

Tras la reciente publicación del volumen 33, que se hacía oficial hace escasamente un mes, …