La Xunta realizará un estudio para optimizar el protocolo de apertura de la laguna de A Frouxeira, Valdoviño

La Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio realizará un estudio técnico con el objetivo de definir un nuevo protocolo de actuación para la regulación del nivel de la laguna de la Frouxeira, en Valdoviño. Así lo comprometió en la mañana de este lunes durante una reunión de trabajo en la que participaron, entre otros, la directora general de Patrimonio Natural, Ana María Díaz, el alcalde de Valdoviño, Alberto González, el jefe de la Demarcación de Costas, Rafael Eimil, y la jefa territorial de A Coruña de la Consellería de Medio Ambiente, Cristina Carrión.

A comienzos de enero, se acordó proceder a la apertura de la laguna después de que hubiese alcanzado el nivel máximo previsto en el Plan de Conservación de este espacio, y días después fue necesario proceder a su cierre para evitar que se llegara al nivel mínimo. Tras estos acontecimientos, la reunión se centró en la posible revisión del protocolo vigente para regular el nivel de agua embalsada con el fin de evitar en gran medida el anegamiento de las zonas de paseo y de las fincas limítrofes a este espacio natural.

Para realizar dicho estudio técnico se creará un equipo multidisciplinar formado por expertos en dinámica del litoral y biólogos que se encargarán de definir un nuevo y mejorado protocolo que minimice los efectos de futuras aperturas. El objetivo de la revisión pasa por delimitar con la máxima precisión las cuotas mínima y máxima de nivel de agua de la laguna.

La laguna de la Frouxeira es uno de los cinco humedales protegidos en Galicia y cuenta, además, con otras figuras de protección como las de humedal protegido de importancia internacional, zona de especial protección para las aves ( ZEPA), zona de especial protección de los valores naturales ( ZEPVN) y zona de especial conservación ( ZEC).

Esta zona húmeda fue sometida en el siglo pasado a diferentes cambios motivadas por la propia actividad humana en la zona, lo que provocó la modificación del funcionamiento hidroecológico del sistema barrera litoral – laguna.

En la actualidad, se producen ciclos en los que el canal de comunicación entre la cubeta y el mar permanece cerrada, produciendo una subida del nivel de agua que puede provocar inundaciones tanto en la zona viaria anexa como en las viviendas, seguido de una rotura brusca de la barrera litoral para el posterior vaciado de la laguna. El Plan de conservación del humedal protegido laguna y arenal de Valdoviño, aprobado en 2015, contempla ya que se puedan dar este tipo de situaciones y, dentro de su programa de actuaciones, establece un protocolo para proceder a la apertura del canal, en tanto no se recupere su funcionamiento natural.

En la reunión de este lunes, Xunta, Ayuntamiento y Demarcación de Costas acordaron unir sus esfuerzos y colaborar con el fin de optimizar el protocolo vigente, acometiendo su revisión a través de dicho estudio y con el objetivo de minimizar en el futuro los posibles efectos de la apertura de la laguna de forma artificial.

 

Lea también

Ares acoge una exposición sobre los oficios del mar y del litoral

Siguiendo con las actividades enmarcadas dentro del proyecto cooperativo que se mantiene con Valdoviño, el …