Cuarto día de búsqueda del anciano desaparecido en San Sadurniño el pasado domingo

Cuarto día de búsqueda del anciano de 81 años, Ramiro Vega, desaparecido en la mañana del domingo de su residencia en Casatellada, Igrexafeita, San Sadurniño. Intensa labor de equipos que a las ocho y media de la noche de este martes dieron por finalizada su tarea de búsqueda para reanudarla desde el campo de la fiesta de la Toca a primeras horas de la mañana de este miércoles festivo. La Guardia Civil tiene intención de seguir ampliando el radio de busca por Recemel con la previsión de avanzar más al norte por las Somozas y también por el territorio de As Pontes, sin dejar por eso de insistir en el entorno de la Casatellada, donde Vega reside con su mujer por si hubiera a las afueras algún rincón que quedara pendiente de inspeccionar

Tras dos pistas

Hacia las 20.30 h. de este martes se dio por finalizada la tercera jornada de busca . Los distintos equipos de rastreo conformados mayormente por familiares y persona voluntarias registraron a primera hora los alrededores del domicilio de Ramiro y volvieron a pasar por la zona de A Alvariza ( Igrexafeita), donde un testigo asegura haberlo visto el domingo a mediodía. Además las cuadrillas también barrieron sin resultado una gran área de la Penadeiriz y A Toca, siguiendo un aviso que situaba a Ramiro Vega el lunes por la mañana en las cercanías de la iglesia de este último lugar perteneciente a la parroquia de Recemel.

Sin resultados en las zonas más próximas, ahora se trata de ampliar el radio siguiendo las dos pistas principales y más fiables de las que se dispone hasta el momento. La primera es la facilitada por un cazador que, segundo asegura, se cruzó con Ramiro a eso de las 12.00 h. del domingo en la carretera que une los lugares de la Ribeira y A Fervenza, en Igrexafeita. Segundo comentó la testigo, el hombre de 81 años caminaba en dirección a A Fervenza o, quizás, a la Pena da Meda, relativamente cerca de A Toca, lugar a lo que apunta la otra pista conocida ayer mismo.

En ella, otro vecino del lugar y buen conocedor de Ramiro Vega, insistió en que lo había visto al pie de la iglesia. Dio varios detalles coincidentes con los acercados por el cazador en cuanto a la indumentaria del desaparecido: camisa, gorro y un paraguas que la propia familia echó en falta ya el domingo. Un dato poco conocido que le da un plus de credibilidad a la pista sobre lo posible recorrido del octogenario ya en tierras de As Somozas.

Lo que no le cuadra a la Guardia Civil ni tampoco a la familia es la diferencia horaria, puesto que este hipotético avistamiento se habría producido el lunes sobre las 9 de la mañana, más de 20 horas después del momento en que Vega se cruzó con el cazador. Demasiado tiempo -con una noche de por medio- para que Ramiro, un hombre fornido y de buen paso, completara los escasos cinco kilómetros de distancia que hay desde su casa hasta A Toca. Y más aún se tenemos en cuenta que ya era mucha la gente que lo buscaba por la zona en la tarde-noche del domingo.

Dos batidas el martes

En cualquiera caso, y ante la falla de resultados positivos en el rastreo de las zonas de bosque del curso alto del río Castro, la Guardia Civil no descartó esa posibilidad y coordinó en la mañana de este martes dos grandes batidas. La primera de ellas se ocupó de volver a revisar con más detenimiento los aledaños de la Casatellada y parte de los montes hasta la Fervenza. La segunda comenzó en A Toca siguiendo prados, plantaciones forestales, vías de servicio y caminos paralelos a la AG-64 por la Espariza, la Penadeiriz y mismo hasta Espiñaredo.

Fot. CASAGA

En las labores se volvió a implicar un equipo de perros de rescate de la Guardia Civil, motoristas del SEPRONA efectivos de CASAGA-Ferrol y un grande número de personas -alrededor de medio ciento- organizadas en pequeños grupos, mientras que otras muchas continuaron revisando a título particular zonas de Igrexafeita, del Forgoselo, del Castro, los límites de la escombrera de Endesa y lugares del ayuntamiento de A Capela desde Cure a esta parte. Por la mañana también se pudo ver de nuevo por la zona el helicóptero de la Benemérita, que hizo varias pasadas por el bosque hacia el mediodía cuando regresaba de un operativo en Lugo.

Tras una intensa tarde, la mayor parte de las cuadrillas se reagruparon cerca de las 20.00 h. en el campo de la fiesta de A Toca para intercambiar impresiones y recibir indicaciones sobre cómo se iba a desarrollar el dispositivo de este miércoles.

Las horas pasan y, sin pistas contundentes, cada vez es más difícil mantener a raya el desánimo. Con todo, la familia no pierde la esperanza y en la tarde de este martes, poco antes de finalizar el dispositivo de busca, volvió a agradecer el esfuerzo de toda la gente que se empeña en encontrar a Ramiro.

Desde aquí se vuelve a insistir: si alguien vio a Ramiro Vega Díaz o tiene alguna pista que pueda ayudar a dar con su paradero, que llame al 112 o al 062.

Lea también

Rescatados los cuatro tripulantes ingleses de un velero que naufragó a 21 millas de Cabo Ortegal

Los cuatro tripulantes, de nacionalidad inglesa, del barco de recreo “Endeavour” han tenido que ser …