Apareció, ya cadáver, el anciano de 81 años vecino de Igrexafeita, San Sadurniño

En la tarde de este miércoles, pasadas las 18.00 h., personas que participaban en la búsqueda de Ramiro Vega, de 81 años de edad, desaparecido en la mañana del domingo de su residencia en Casatellada, Igrexafeita, San Sadurniño, lo encontraron ya cadáver,  en el lugar de A Ponte de O Cando, a unos dos kilómetros y medio de la vivienda en la que residía con su esposa,tenía dos hijos y una hija, además de tres nietos y cinco bisnietos. Su muerte y la propia busqueda de los cuatro últimos días causaron gran conmoción en la parroquia de Igrexafeita, donde era muy apreciado por su carácter afable y “falangueiro“.

Desde primeras horas de la mañana se habían formado varios equipos y precisamente uno de ellos formado por voluntarios de la parroquia lograron localizar el cadáver en una zona no muy accesible.

La Guardia Civil acordonó la zona y se está a la espera del médico forense para que permita el levantamiento del cadáver y su traslado al Hospital Naval del Complejo Hospitalario Universitario-CHUF- de Ferrol en donde a las nueve y media de la mañana de este jueves le será practicada la autopsia.

La jornada de rastreo

La jornada de rastreo comenzó sobre las 9 de la mañana desplegando un dispositivo próximo a un centenar de personas, entre voluntarios, Guardia Civil, agrupaciones de Protección Civil y equipos caninos. De nuevo se volvió a buscar por A Toca, la Penadeiriz e incluso Espiñaredo, mientras se retomaba la pesquisa en el bosque de Igrexafeita, en las canteras de O Castro y de O Capelo, en parte de Ferreira, en el Forgoselo, en el sendero de O Castro hasta el castillo de Naraío y en la zona de fuerte pendiente de los Carboados. Docenas de personas a caballo, en motos y en todoterrenos batieron el valle de O Castro sin obtener resultado alguno. 

Mientras, allegados del desaparecido y el experto en naturaleza y rastreo Andrés Toxeiro, buen conocedor de la zona, salieron de A Casatellada guiados por la perra del anciano, que los llevó desde allí hasta A Toca por la AC-861 reproduciendo en la última parte del trayecto el mismo recorrido relatado por la persona que aseguró haberlo visto al pie de la iglesia.
El animal se detuvo en la zona de Os Tembrás y, ya sea por el cansancio o por el estrés, no continuó oliendo el terreno ni tirando por los voluntarios que iban tras de él. El lugar está unos 700 metros de donde finalmente aparecería su dueño. Un área de monte y maleza ciertamente densa y de acceso complicado que fue sobrevolada sin éxito por el helicóptero de la Guardia Civil y por los drones de la AXEGA.
 
Encontraron el cadáver
 
Al no dar resultados concluyentes la opción canina -ya cerca de las 13.00 h.- la Guardia Civil y Protección Civil optaron por convocar para la tarde al dispositivo y llevar el grueso del voluntariado a Espiñaredo y al contorno del lago de As Pontes, manteniendo en todo momento la recomendación de que se siguiera buscando en el entorno de A Casatellada y las zonas de bosque que el anciano conocía como la palma de la mano.
Finalmente fue esta opción a que consiguió encontrar a Ramiro unos metros más arriba de la ponte qué salva el río Castro en el lugar de O Cando. Tres voluntarios de Igrexafeita -uno de ellos sobrino suyo- que, al igual que él, también dominan el terreno, se adentraron en la espesura cuando bajaban de inspeccionar el lugar de O Castro.
En el sitio por donde entraron, el curso fluvial es poco menos que un riachuelo flanqueado por monte y cubierto en ambas márgenes por sauces, fieitos, silvas y tojos. La “casualidad”, como ellos mismos aseguraron, quiso que primero vieran el sombrero del anciano y el paraguas que portaba cuando marchó de la casa y, algo más abajo, poco después de las 18.00 h., su cadáver.
 
De inmediato dieron aviso a la Guardia Civil que se personó en el lugar en cuestión de minutos. Entre A Casatellada y el punto del hallado hay algo más de 2,5 kilómetros de distancia, aunque, de momento, no puede descartarse la posibilidad de que el hombre diese más vuelta, yendo primero hasta A Toca, bajando luego a Os Tembrás y desde allí al lugar donde se descubrió su cuerpo sin vida.
 
Comoquiera que fuere, esta hipótesis se verá refrendada o no cuando la autopsia determine la hora aproximada de la muerte. Pasadas las 20.00 h. hasta el lugar se desplazó el forense de guardia de Ferrol quien, tras inspeccionar el lugar, autorizó el levantamiento del cadáver. El cuerpo sin vida fue trasladado sobre las 21.30 h. al Hospital Naval, donde este jueves a primera hora de la mañana le será realizada la autopsia.
 
Acaban de esta manera cuatro días de tensión y incertidumbre para una familia que ya tenía asumidas las escasas posibilidades de encontrar con vida al patriarca de la casa después de tanto tiempo. A escasos metros de donde fue encontrado, sus hijos y nietos reiteraron el agradecimiento para todas las personas que participaron en el dispositivo de busca. Un agradecimiento al que se suma el Ayuntamiento, desde donde también se le quiere trasladar un sentido pésame a la familia.
 

Lea también

El PSdeG pierde en As Pontes, con el futuro de la térmica en el aire, más del 30% de votos

 (EP)-El PSdeG ha sufrido un importante retroceso electoral en As Pontes, localidad marcada por uno …