Atraco en 2019, Ferrol

Enrique Barrera Beitia

Legalmente, pero a los ferrolanos nos atracarán después de las próximas elecciones municipales; no se me ocurre otra palabra que defina lo que ya se ha decidido.

La EDAR de Prioriño costó 37 millones de €, de los que 31.5 los aportó la UE y el resto Aguas de Galicia. La depuradora se inauguró en agosto de 2014, y se empezó a pasar un recibo a los vecinos. Las crecientes sospechas de que la EDAR se limitaba a verter las aguas al mar sin procesarlas, se confirmaron en una visita sorpresa realizada el 28 de agosto de 2015 por concejales de la actual corporación local acompañados por técnicos. Urbaser no sólo lo reconoció, sino que además informó de varias reuniones con Augas de Galicia, entidad dependiente de la Xunta, para comunicar la existencia de defectos estructurales en la obra.

En agosto de 2015, se presentaron a la prensa las pruebas de que la EDAR de Prioriño no depuraba las aguas negras. Urbaser lo reconoció a los pocos días.

El 18 de septiembre de 2015, el pleno del concello de Ferrol suspendió el cobro de la tasa en vez de abolirla. A este error se sumó el de no llevar a juicio por fraude ni a los técnicos de Emafesa, ni a la anterior corporación municipal. De hecho, las diferencias sobre los pasos a seguir explican la decisión del alcalde de romper el acuerdo con los socialistas.

Había motivos para ser muy duros, porque se había recepcionado una obra que no estaba terminada, y se había cobrado por una actividad inexistente. Fue necesario invertir más de 500.000 € para que en noviembre de 2018, las aguas residuales de Ferrol y Narón empezaran a ser adecuadamente tratadas y vertidas al mar; por supuesto, para financiar la depuración hay que cobrar una tasa, y el 15 de noviembre de 2017 el pleno aprobó una que todos consideraron injusta por exceder el coste real del servicio. Esta paradoja hay que interpretarla como la necesaria estratagema para que Emafesa cobre ya parte de los atrasos correspondientes a los ocho meses en que se suspendió el cobro del recibo. No sólo no se devolverán a los vecinos los 800.000 € indebidamente cobrados, sino que una vez que se hayan celebrado las elecciones, se ajustará la tasa, pero quedará automáticamente recargada para que los contribuyentes ferrolanos abonen el resto de los atrasos, que serán más de 5.000.000 de €.

Mientras tantos, los vecinos de Narón pagan una tasa justa y sólo por los meses en que realmente se ha depurado, depositando el dinero en una entidad bancaria para entregarla a Ferrol cuando se aclare el panorama.

Podemos resumir las conclusiones, diciendo que no sólo no se ha municipalizado la EMAFESA, ni se ha llevado a los tribunales comportamientos presuntamente ilegales de sus directivos (personalmente no tengo dudas de esto), sino que el gobierno local ha terminado haciendo todo lo que se le ha pedido desde la parte privada: gana Socamex, pierden los contribuyentes ferrolanos.

Lea también

No es el momento de buscar culpables, sobre todo si no se acierta

José Manuel Otero Lastres Pasados los primeros momentos de sorpresa, incredulidad y desánimo, así como …

Un comentario

  1. incorrecto sr barrera , miente usted a los vecinos , dice que se estaban vertiendo los residuos directamente al mar , con que energia se llevaban esos residuos desde la ciudad hasta prioriño ? valdra dinero digo yo , y usted esta escondiendo como siempre el robo que se esta producciendo en el concello de naron , cobran un dinero a sus vecinos y se lo dan a un banco para hacer negocio y genere unos intereses mientras esta acumulandose , porque calla estas practicas mafiosas?