Las obras en el antiguo mercado de Valdoviño para convertirlo en centro sociocomunitario obligan a restringir el estacionamiento

El alcalde de Valdoviño, Alberto González, informó en la mañana de este miércoles  del inicio de los trabajos de desmontaje y demolición de la cubierta del antiguo mercado municipal en el marco de la intervención para convertirlo en el que será el primer centro sociocomunitario de Valdoviño. Estos trabajos obligaron al Ayuntamiento a reordenar el tráfico y señalizar la zona, restringiendo temporalmente, desde este miércoles, día 17, el estacionamiento frente al inmueble, por lo que nueve plazas de aparcamiento quedan inhabilitadas. Además, el Ayuntamiento delimitó un paso de un metro entre el vallado y el vial para el paso de cebra. Así, la zona se mantendrá en todo momento cerrada y únicamente se abrirá para  el acceso de los trabajadores y maquinaria, siendo el control de entradas y salidas guiado por un operario de la obra.

En esta línea, los trabajos de demolición próximos a la entrada de las oficinas de Viaqua, se realizarán en los días que las oficinas permanezcan cerradas y sin actividad, impidiendo el paso a esta zona mientras se realicen dichos  trabajos.

Las obras en curso se corresponden con la primera fase de la intervención, adjudicada a la empresa Areco Arquitectura por un importe de 236.295,01 euros. Unos fondos que cofinancian la Xunta de Galicia y el Concello , al igual que la segunda fase.

Una y otra tienen el mismo objetivo: la rehabilitación integral del antiguo mercado municipal para usos sociales. Las dependencias se sitúan a la entrada de la parroquia de Valdoviño, en la carretera de Cedeira, y en el área de influencia del Centro de Salud, del Auditorio, del Museo del Surf y de la Casa de la Cultura. Actualmente alberga las dependencias de la Guardia Civil y del Juzgado de Paz, aunque la mayor parte de su superficie, antaño mercado, estaba en desuso tras la jubilación de la titular del único negocio que durante años ocupó el inmueble. Así, hoy en día, el local se utilizaba como almacén municipal.

La primera y la segunda fase del proyecto contemplan, a grandes rasgos, ampliarla superficie útil mediante la cubrición de la zona de soportales del exterior, la demolición de las escaleras de acceso y la construcción de unas nuevas, comunicar la nueva planta baja con la primera a través de un ascensor y crear en ese primer piso un espacio diáfano.

La edificación se destinará a usos sociales, asociativos, de ocio, culturales y mismo deportivos. También será un espacio de encuentro, reunión y actividad para los vecinos y vecinas. Compatibilizará estos usos con la celebración de charlas divulgativas, acciones formativas…

Lea también

El Concello de Cariño trabaja en «medidas correctoras» ante los problemas en el agua del abastecimiento público

El Ayuntamiento de Cariño asegura estar trabajando en «medidas correctoras definitivas» para solucionar los problemas …