La no entrada del BNG en el gobierno de Narón,¿farol o estrategía?

Verónica Padín

El BNG no se ha incorporado al gobierno de Narón, por decisión propia y no reeditando así un pacto que ya venía desde 2011.

Algunas personas, más intensamente desde las filas populares, habían criticado durante la campaña que el candidato del PSOE pidiese un cambio en Narón al mismo tiempo que su formación venía manteniendo a TEGA en el gobierno desde ese mismo 2011. Tras las elecciones, no hubo sorpresa y efectivamente volvieron a pactar, dejando en entredicho las intenciones de su candidato y su actual portavoz.

Pero la sorpresa vino de parte del BNG, porque cuando todos daban por hecho que entrarían en el gobierno, Olaia Ledo, candidata y actual portavoz, anunciaba que se quedaban fuera.

Para entender algo el movimiento, hay que hacer un poco de memoria y colocar todo en su debido contexto.

Buscando en la hemeroteca, nos hemos encontrado que en 2011 tampoco entraba el BNG directamente en el gobierno a la hora de celebrarse la investidura de José Manuel Blanco. Lo hacían pasados unos meses y, según parece, salvando algunas divisiones internas con voces contrarias al pacto. Su candidato, Pablo Villamar, se había presentado ante los naroneses como la herramienta clave para poner fin a las décadas de gobierno de TEGA.

En el caso presente, según hemos podido saber, también hay voces que desde hace tiempo se pronuncian en contra del pacto, argumentando que éste solo favorece a TEGA y le corta las aspiraciones de crecimiento al BNG. Por lo tanto, hay quien piensa que no han entrado en el gobierno ni lo van a hacer durante el mandato.

Evidentemente, también hay quien cree que simplemente estamos viendo, como en otros muchos casos que vemos por la geografía nacional, algo de “teatrillo” y que es cuestión de tiempo que se sumen volviendo a los tiempos del “tripartito”. Es decir, calcando la estrategia de 2011.

Por tanto, hay opción de que el BNG no entre en el gobierno o que lo haga ahora unos meses después. Pero además, hay una tercera vía que tampoco se descarta: que el BNG haya sacado la calculadora de cara a las autonómicas, que crean que les beneficia más la opción de estar en la oposición en este momento, y esperen a tomar la decisión a pasados los comicios autonómicos.

Sea como fuere, está claro que ha sido una sorpresa y que es algo debilita un poco al gobierno de TEGA. Por ahora, la alcaldesa Ferreiro solo queda con un socio de gobierno  y con una oposición que puede atacar desde la izquierda (BNG) y desde la derecha (PP)

Lea también

Concentraciones de repulsa ante el triple crimen machista de valga

La alcaldesa de Narón, Marián Ferreiro, presidió al mediodía de este martes la concentración que …

2 comentarios

  1. Los nuevos responsables del BNG de Narón creen que apartando a sus compañeros que se lo ha currado mucho y optando por lo fácil, que es estar en la oposición en vez de tener responsabilidades de Gobierno, van a sacar más réditos electorales. El tiempo dirá pero creo que se equivocan. Hay que sumar, no restar ni dividir..

  2. O fácil é estar na oposición? O fácil e estar no goberno, gañando cartos e non facendo nada. Iso sí é fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *