Navantia Ferrol bota el segundo buque logístico para la Marina Australiana

Fot. M. Galdo

Eran las 17.15 horas de la tarde de este viernes cuando la contralmirante (r) de la Marina Australiana, Stephanie Moles, como madrina cortaba la cinta que sujetaba la clásica botella para que se estampase contra el casco del buque construido en la factoría ferrolana, el Nuship ”Stalwart”, en el acto oficial de la botadura.

Fot. M. Galdo

Una ceremonia que es muy bien acogida por el pueblo ferrolano, que en esta ocasión, abarrotaba los dos laterales de la grada sobre el que estaba depositado el nuevo AOR (Auxiliary Oil Replineshment), el segundo de los buques de este tipo construido en la factoría ferrolana para la Armada australiana, y gemelo del Nuship Supply botado el 23 de noviembre de 2018.

Fot. M. Galdo

Momentos antes de la hora oficial de la botadura, que coincidía con la pleamar, el director de la factoría ferrolana, Jorge Filgueira., fue recibiendo a pie de grada a la presidenta de Navantia, Susana de Sarriá, y al presdidente de la SEPI, Vicente Fernández, a la primera las hijas de Manuel Bermúdez de casstro, responsable del programa de los AOR australianos le entregaron un ramo de flores.

Fot. M.Galdo

Seguidamente fueron llegando primeras autoridades e invitados, entre ellos e presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; el delegado del Gobierno, Javier Losada; la embajadora de Australia en España, Julie-Ann Guivarra; el representante de la Armada Australiana, el Contraalmirante Peter Quinn, y el representante de la Armada Española, el Almirante Antonio González.

F.M-Galdo

Asimismo además de una amplia representación de mandos de la Armada Española, estaban presentes la subdelegada del gobierno en la provincia, Pilar López-Riobóo; el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde; el alcalde de Ferrol, Ángel Mato;  el delegado de la Xunta en la provincia de A Coruña, Ovidio Rodeiro; el rector de laUniversidad de A Coruña, Julio Abalde; el alcalde de Fene, Gumersindo Galego;y el presidente de la Confederación de Empresaios (COFER), Cristóbal Dobarro.

Agradecimiento a la Armada australiana

Fot. M. Galdo

El acto do comienzo con unas palabras de la presidenta de Navantia, Susana de Sarriá, en castellano e ingles, quien ha agradecido al Ministerio de Defensa y a la Armada australiana la confianza depositada en la Compañía, que una vez más ha demostrado su capacidad de diseñar y construir en plazo y calidad los productos y servicios para los mercados más competitivos.

También ha destacado el trabajo de la plantilla de Navantia, de la industria colaboradora, y del resto de los socios que han puesto en este barco todo su esfuerzo y saber hacer.

Además, la presidenta de Navantia ha anunciado que el astillero de Ferrol iniciará en breve la ejecución de un ambicioso plan de inversiones de más de 160 millones para su transformación digital, de cara a las fragatas F110. Estas inversiones generarán más de 700 empleos durante los próximos 5 años, la mayoría de empresas de la zona.

La presidenta de Navantia se ha referido a la importancia de la diversificación, en particular en el ámbito de la generación de energía eólica off-shore, donde la Ría de Ferrol ya se ha convertido en un referente internacional, contribuyendo al desarrollo de las energías más limpias. Además, ha mostrado su confianza en que la intensa labor comercial que se está desarrollando permita en breve contar con nuevos contratos en este sector de futuro como es la eólica marina.

Buenas relaciones

Por su parte el representante de la Armada australiana, el Contraalmirante Peter Quinn, pronunció también unas palabras destacando el trabajo realizado y la buena relación existente entre la Armada de Australia y Navantia.

Fot. M.Galdo

Tras la bendición del buque por parte de un capellán castrense anglicano australiano, que curiosamente finalizó rezando un «Padrenuestro» en castellano la madrina procedió a estrellar la botella contra el casco del buque mientras sonaban los himnos nacionales de Australia y España .

Fot. M. Galdo

En las aguas el AOR era recibido por un buen número de embarcaciones cuyos tripulantes se habían decidido por observar la botadura desde las aguas de la ría.

Fot. M. Galdo

Australia, cliente preferente

El contrato con la Commonwealth de Australia de los dos AOR supone para la Ría de Ferrol 1,5 millones de horas de trabajo por buque, así como 35.000 horas derivadas de la fabricación y suministro de los motores principales, diésel generadores y reductoras, y otras 35.000 derivadas del Sistema Integrado de Control de Plataforma.

Respecto a su repercusión sobre el empleo, se está generando anualmente cerca de 1.800 ocupados directos e indirectos, de los cuales más de 330 serían empleados directos, más de 530 empleados de la industria colaboradora y más de 900 serían empleados indirectos generados por otros suministradores.

El contrato incluye el apoyo al ciclo de vida de los dos buques logísticos AOR por un período de 5 años, que se realizará íntegramente en Australia (Nueva Gales del Sur y Western Australia) a través de la filial Navantia Australia.

El apoyo al ciclo de vida hace que Australia siga siendo para Navantia un cliente preferente, ya que además de estos dos buques logísticos, ya se han construido tres destructores AWD (basados en las fragatas F-100), dos buques anfibios LHD y doce lanchas de desembarco diseñados y construidos por Navantia.

Fot. M.Galdo

Programa F-110 y próximos contratos en el sector de la eólica off-shore

Ferrol se concentrará en este año y el próximo en la culminación del programa de los buques logísticos AOR, el diseño de las fragatas F110, nuevos encargos eólicos, el negocio de reparaciones y la ejecución de los trabajos de modernización del astillero.

En el Plan Estratégico de Navantia, el Astillero Ría de Ferrol es pieza clave, en particular en su segundo pilar, el referido a la eficiencia operativa, ya que este astillero está llamado a desarrollar el primer programa naval en el marco 4.0.

El programa de las nuevas fragatas tendrá un impacto en el empleo de aproximadamente 7.000 puestos de trabajo, directos e indirectos, en los próximos 10 años. Previo al comienzo de la construcción de las F110, se invertirán más de 1 millón de horas de trabajo de ingeniería (estudios, ingeniería funcional, logística), ingeniería de construcción, planificación y gestión del programa, a las que habría que sumar más de 250.000 de sistemas y motores.

Además, este proyecto no sólo consiste en el diseño y construcción de la futura fragata de la Armada Española, supone también la consolidación de este astillero y su comarca como líderes mundiales en el diseño, construcción y apoyo de fragatas de última generación, en base a la experiencia y tejido industrial desarrollado con los programas F100, F310 y AWD, tres de los programas de fragatas más importantes del mundo.

Las inversiones impulsan el PIB en 34 millones de euros anuales

Se han iniciado los estudios y trabajos para modernizar el astillero, realizando importantes inversiones para la adecuación de la capacidad técnica, productiva y de instalaciones a las necesidades y oportunidades que ofrece el mercado.

Estas inversiones generarán casi 34 millones de euros anuales de PIB para la economía española y se concentrarán en un avanzado taller de sub-bloques, además de otras instalaciones.

El Plan Estratégico también implica el rejuvenecimiento de la plantilla, que supondrá la contratación de más de 180 personas en 2019 en la Ría de Ferrol y que continuará en los próximos años.
Navantia refuerza así su papel como motor de crecimiento económico y de empleo, impulsando el progreso de la comarca y la transformación digital hacia el astillero 4.0.

Lea también

Noruega achaca el incidente de la fragata a una cadena de errores y exime a Navantia

La Autoridad Noruega de Investigación de Accidentes Marítimos (AIBN) ha eximido a la empresa española de …