Gran brillantez en la recepción, en Ferrol, del «Atalaya» después de 4 meses en el continente africano

El patrullero de altura P-74 «Atalaya» ha llegado en las once de la mañana de este domingo a su base en Ferrol después de tomar parte en diversas actividades de cooperación en el continente africano, dentro del marco del Plan de Diplomacia de la Defensa. Estas actividades van en consonancia con las operaciones de seguridad marítima y seguridad cooperativa desarrolladas por el Ministerio de Defensa, el JEMAD y la Armada en África occidental y Golfo de Guinea.

Durante la mañana llovió con intensidad en la zona ferrolana si bien el tiempo colaboró y durante las actividades de atraque y recepción oficial no cayó ni una gota de agua

Esperaban al buque el capitán de navío Ramón Fernández Borra comandante de las unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Ferrol, así como una amplia representación de la Armada formada por oficiales, suboficiales y tropa.

Un buen número de familiares de la dotación se encontraban también en el muelle dos del Arsenal Militar, algunos portando pancartas y banderas de España.

Asimismo participó en el recibimiento la Unidad de Música del Tercio del Norte que interpretó diversas marchas y pasodobles.

Eran las once de la mañana cuando el»Atalaya» atracaba en el muelle número dos entre el sonar de sirenas de saludo por parte de buques atracados en los diferentes muelles del Arsenal y el de marchas militares y música española a cargo de la Unidad de Música. El patrullero contó con el auxilio del remolcador «Y 122″

Tras las operaciones de atraque y una vez a bordo los comandantes de buques, jefe de órdenes y el suboficial mayor embarcó el COMARFER .

A las once y media embarcó el general comandante de la Fuerza de Protección de la Armada, Carlos Pérez-Urruti Pérez que fue recibido por el comandante del «Atalaya» y el COMARFER y dirigió unas palabras de saludo a la dotación, que se encontraba formada en la cubierta de vuelo.

PALABRAS DE BIENVENIDA

«Bienvenidos de vuelta, a vuestra base, de vuelta a casa y a los vuestros, bienvenidos a Ferrol» comenzó diciendo el GEPROAR.

«Quiero en primer lugar transmitiros la felicitación del Almirante de la Flota por el buen trabajo realizado, tanto en el alistamiento previo como en estos últimos 118 días de despliegue.

118 días llenos de compromisos y responsabilidades, de fatigas propias de las exigencias de la vida en la mar, y de riesgos en una zona compleja y de importancia estratégica para España como es la del África Occidental y Golfo de Guinea, en los que habéis realizado operaciones de seguridad marítima a la vez que desarrollabais cometidos de seguridad cooperativa, de apoyo militar y de apoyo al adiestramiento en el ámbito marítimo, como aportación directa de España a hacer de esa zona del mundo un lugar más seguro y ayudando a las Marinas amigas a desarrollar las capacidades que les permitan estar mejor preparados para combatir el terrorismo, los tráficos ilícitos, la inmigración ilegal o la piratería».

«Lo habéis hecho bien»

«Y lo habéis hecho bien, extraordinariamente bien, demostrando las capacidades y la idoneidad de los buques de la Armada como instrumentos insustituibles de la Diplomacia de la Defensa Nacional en estos escenarios complejos.

No quiero entreteneros más, solo me resta agradeceros y transmitiros el orgullo que sentimos vuestros compañeros por la misión que acabáis de terminar.

Orgullo que seguro compartimos con vuestros familiares y seres queridos y que de alguna manera les compensa por haberos tenido lejos durante estos cuatro meses, disfrutar ahora con ellos de un más que merecido descanso. Que tengáis todos una Feliz Navidad».

Finalizadas estas palabras los miembros de la tripulación fueron saludados uno a uno por el general Pérez-Urruti y el CN Fernández Borra  y seguidamente pudieron bajar a tierra para reunirse con sus familiares.

Una vez terminada la recepción oficial el comandante del «Atalaya», CC Calvar Cerecedo, junto con el general comandante de la FUPRO, Pérez-Urruti Pérez; y el comandante de las unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Ferrol, CN Fernández Borra mantuvieron un encuentro con los representantes de los medios de comunicación.

UN BALANCE MUY POSITIVO

A preguntas de Galicia Ártabra el comandante del Atalaya indicó, haciendo «un balance de estos meses fuera de casa».

–CC.Valentín Calvar Cerecedo.-«Un balance rápido…mucho trabajo, un periodo prolongado en el que el trabajo del día a día hace que sea más llevadero, y con un sprint final para llegar a casa a tiempo. Un 15 de diciembre con una alerta naranja en las costas gallegas que es un reto para un barco tan pequeño y…con muchas ganas de ver a la familia.
El balance general es muy positivo. El recibimiento en los países africanos ha sido excepcional, bebemos de los despliegues anteriores que han hecho otros barcos de la Armada y esa buena relación que se va formando con esos países la hemos mantenido y acrecentado».

–GA.-¿El buque y la dotación…?

–CC.Valentín Calvar Cerecedo.Pues muy bien, la verdad es que no hemos tenido ningún problema de gravedad, no hemos tenido que hacer repatriaciones, no hemos tenido accidentes graves y la moral se ha mantenido alta por dos razones, una porque al tener trabajo tanto en la mar como en puerto pues no disponíamos de mucho tiempo para relajarnos, y segunda, la oportunidad de viajar a sitios en los que normalmente el 95 por ciento de la dotación no viajaría nunca.

Una experiencia desde luego grande. Han sido once países extranjeros en una zona complicada y que a todos nos ha abierto un poco la mente».

-GA.-¿Algún detalle a destacar?

–CC.Valentín Calvar Cerecedo.-«Pues la buena relación con las diferentes marinas siendo países muy diferentes. Y luego en la mar hemos prestado asistencia en dos ocasiones a pesqueros que estaban a la deriva ,y que tenían problemas, y hemos realizado numerosas aproximaciones amistosas para mantener contacto con nuestra flota tanto pesquera como remolcadores de bandera española e incluso un gasero español en la zona de Santo Tomé. Un contacto continúo y siempre que hemos podido ..con los nuestros»

–GA.-¡Y ahora a descansar!

–CC.Valentín Calvar Cerecedo.-«Ahora toca descansar, volvemos a casa por Navidad como el turrón».

UN RESULTADO ESPECTACULAR

El general Pérez-Urruti que presidió el acto del recibimiento al «Atalaya» señalaba que «Yo quisiera destacar la importancia de este tipo de despliegues que pone la capacidad al máximo de una unidad como es un patrullero, con una limitación de personal que les exige mucho pero con un resultado espectacular. Es ir incrementando la capacidad de todas esas marinas en una zona que es importante para España y en la que la Armada Española está realizando una labor muy importante.

Desde el punto de vista personal, el orgullo de haber sido el representante del almirante de la Flota, es el primer acto en el que actúo en esta zona con esa representación, y la verdad una gran satisfacción además teniendo en cuenta que aunque hayan desembarcado en Canarias a bordo del «Atalaya» iba un equipo operativo de seguridad de la Unidad de Seguridad de Canarias que y como siempre después de estos despliegues se cuenta con felicitaciones de los comandantes de los buques en los que embarcan.

Repito, una gran satisfacción, una alegría y saber que el tiempo nos ha respetado una vez más para poder realizar este acto y que las familias hayan estado lo más cómodo posible durante la espera de la llegada del buque».

Y finalizaba  este corto encuentro mientras en el aire sonaban los sones de la marcha «general Pérez-Urruti» a cargo de la Unidad de Música del Tercio del Norte

Lea también

Visita del VA Juan Luis Sobrino al Mando de las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Ferrol

En la mañana de este viernes, día 31 de julio, el Almirante de Acción Marítima …