¿Tapar baches con filloas?

José Carlos Enríquez Díaz

Ferrol emprendió  su cruzada exprés contra los baches, con el arranque del anunciado plan que prevé reparaciones en diecisiete puntos de la ciudad. 

El Concello destina a esta batería de intervenciones un presupuesto total de 6.413 euros, a través de un contrato menor suscrito con la empresa Hijos de José Losada Cancelo SA. La concejala de Obras, Ana Lamas, destacaba hace unos días que la intención es sacar adelante lo antes posible un contrato de mantenimiento de viales —el anterior venció en noviembre pero se encontraba sin fondos ya desde finales de septiembre— y que incluirá no solo reparaciones sino también una partida para inversiones. Mientras tanto dicen que van a preparar filloas el lunes de carnaval con un presupuesto de 5.555. Para tapar los baches de las calles y carreteras de Ferrol como medida urgente dedican un presupuesto de 6.400 euros es decir 955 euros más que para filloas, esto es para echarse a llorar porque no sabemos si van utilizar las filloas para tapar los socavones. Seguramente un pegote de chapapote mal puesto y dentro de un mes, vuelta a empezar. ¿Lo que nos está ocurriendo en Ferrol es el efecto llamado Dunning-Kruger: individuos que se hacen llamar políticos, con escasa habilidad y conocimientos, y que sufren de un sentimiento de superioridad, considerándose más inteligentes que otras personas más preparadas, midiendo incorrectamente su capacidad por encima de lo real.? ¿No les suena de algo?

La casta política española se ha convertido en un caldo de cultivo para la proliferación de vendedores de humo, donde los “políticos” a falta de valores, sentido común, sentido patriótico y formación académica, se van forjando en las telarañas de sus partidos, trepando desde lo más bajo hasta ir alcanzado el objetivo de llegar a ser altos cargos sin tener ningún mérito excepcional. Estos insufribles negociadores son incapaces de reconocer su propia ineptitud y extrema insuficiencia, sobreestimando sus habilidades. 

No hay dinero para educación, sanidad y fines sociales, pero sí que hay para despilfarrarlo en incompetentes y sueldos vitalicios. 

Cada día queda más demostrado que Ferrol lleva desde hace años gobernada por gentes sin ideas, que no conocen a los ferrolanos ni su idiosincrasia. Políticos que no vienen a servir y sí a servirse. Políticos de usar y tirar sin idea de ciudad, sin interés por ser el mejor, sólo figurones que quieren llegar y subir rápido al siguiente puesto…

Weber distingue, además, dos formas de hacer de la política una profesión: “vivir para la política o vivir de la política”. Entre vivir “para” y vivir “de” existe una importante diferencia: quien vive “para” la política se encuentra en el nivel alto de las convicciones, de los principios e ideales de servicio a los ciudadanos; el individuo, en cambio, que vive “de” la política se coloca en un nivel egoísta; son profesionales en este nivel aquellos políticos que no desean gobernar en calidad de servidores de los ciudadanos sino al servicio de sus intereses y/o de sus jefes políticos; no están al servicio de los principios sino a los del poder o poderes. 

Lea también

Los coronavirus de la Antigüedad

Enrique Barrera Beitia La pandemia gripal padecida en 1918 no destruyó los cimientos de la …

6 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo . Chapeau para el articulista. Sólo un pequeño detalle, los emolumentos de la concejala de servicios, entre concejala y diputada provincial, es netamente superior a su capacidad a los baches a cubrir. Conclusión, es como robarnos legalmente a los ciudadanos .

  2. PLAS, PLAS, PLAS!!!!!!!!!!!!

    Aplauso de rendida admiración. Cierto, desde el principio al fin.

    Vivimos en una suerte de castocracia, un sistema corrupto hasta la médula, que premia a los mediocres e incapaces, pero arrastrados y psicopáticos ratones de partido.

    La gente válida de verdad no está dispuesta a enmierdarse en el fangal de la política; no hay nada ahí por lo que valga la pena perder una reputación, un honor, una palabra dada… visto además que los que votamos no dejamos de hacerlo una y otra vez por aquellos que se mean encima mientras decimos que llueve.

    ¿Para qué preocuparse de unos votantes tanto o más lerdos que los votables?

  3. JOSE Maria Weindl

    Hay una cosa que el articulista no entiende: los baches son apreciados por los ciudadanos y sus políticos. Tienen algo de “vintage” quizás porque nos recuerdan a la Galicia antigua que tenía fama por sus carreteras.
    Por eso nadie protesta porque se perpetúen los mismos baches desde hace años en diferentes zonas de la ciudad. Yo tengo ya aprendido el slalom a la serie de baches que hay en la bajada a la Malata para sortearlos sin caer en ninguno. Están ahí desde que he venido a vivir a Ferrol hace tres años.
    En San Felipe estamos de suerte porque ayer la empresa de Hijos de José Losada Cancelo SA ha tapado todos los baches. No los echaremos de menos.

  4. ¿Si todos sabemos que esa masa de grava alquitranada, aporreada con una pala a mano, no aguanta una semana. ¿Por qué se hace?….Para justificar!
    Lo normal, es cortar el asfalto, rellenar y asfaltar. Que tomadura de pelo.
    Y por cierto, bache es una cosa. Cráter, agujero, socavón, trinchera, es otra cosa. Y es lo que padecemos aquí.
    Cuantos accidentes se producen por el mal estado de las carreteras. La autopista del Atlántico es una verdadera trampa para cualquier conductor. Bolsas de agua que te proyectan fuera de la autopista aunque vayas a una velocidad prudente.

  5. Cuando cada grupo político tiene un liberado trabajando para ellos, y que paga el Concello, en lugar de pagarlo el partido.

    Cuando los coches pagan un impuesto de circulación, y no se sabe donde se gasta ese dinero.

    Después de todo esto, no hay dinero para tapar los baches de Ferrol, y la Corporación pasando de todo, y no le importa que la entrada de la ciudad, esté plagada de baches que llevan meses, reafirmando aquello de Villa Podre. Esperemos que les caiga la cara de vergüenza a los que no viven de la política.

  6. Decía Gandhi que cuando un pueblo está gobernado por ineptos …está bien representado…»los políticos» no son meteoros calamitosos caídos del cielo . Son representantes públicos elegidos en representación por los ciudadanos . Execrarlos hasta el insulto es insultarnos colectivamente