El alcalde decreta que durante el estado de alarma los negocios sin actividad paguen el mínimo por el recibo del agua y la basura: 28 euros

El alcalde, Ángel Mato, acaba de poner en marcha una nueva medida económica que el gobierno local venía estudiando desde la declaración del estado de alarma para paliar los efectos de la epidemia de COVID-19 entre el tejido económico de la ciudad. Ayer a la tarde quedó listo un decreto por el que los negocios que no puedan desarrollar su actividad pagarán por el recibo del agua y de la basura el importe mínimo que permite la normativa vigente. Así, tanto un establecimiento hostelero que abone un promedio de 400 euros por este concepto cada dos meses como, por ejemplo, un comercio que tenga que afrontar 150 por el mismo período pasarán a pagar un fijo de 28,19 euros mientras se prolongue la actual situación. En principio, la medida afectará a marzo y abril, aunque podría extenderse en el tiempo si el Gobierno no levanta las restricciones antes de que finalice este mes.

El decreto firmado por el regidor recoge que, dado que el cierre de numerosos locales tiene lugar forzosamente, estos deben pasar a considerarse en situación de “sin actividad”, lo que implica su baja en la tasa de abastecimiento de agua potable y depuración de aguas residuales, tal y como contemplan las ordenanzas municipales. Esto lleva aparejados cambios de tarifas en la tasa de saneamiento y en la de recogida de residuos, además de la exención tanto de la tasa de tratamiento de residuos (canon de Sogama) como del canon del agua de la Xunta de Galicia. Es decir, únicamente abonarán los mínimos de 5,79 euros por el saneamiento sin actividad y el importe reducido de 22,40 por la recogida de residuos sólidos urbanos.

La factura no incluirá los consumos de agua ante la imposibilidad de realizar las lecturas de los contadores debido a la epidemia, y entendiendo que para los negocios cerrados deben ser gastos prácticamente inexistentes, por lo que facturar un importe estimado sería siempre perjudicial para el usuario. En caso de que se registrara un mínimo consumo, se compensará en futuros recibos.

Plazo de solicitud

La mencionada baja en la tasa de abastecimiento debe ser solicitada de forma telemática por el interesado. El plazo del que dispone para hacerlo finalizará el próximo 30 de abril (inclusive). Tendrá que acreditar ante Emafesa, mediante el epígrafe del IAE, entre otra documentación exigible, el cierre efectivo del local debido al estado de alarma. Para hacerlo, es necesario que se dirija a la dirección de correo electrónico info@emafesa.com, a los números de teléfono 981 369 012 y 981 369 015 o al fax 981 300 148.

El número de locales dados de alta en este servicio supera a día de hoy los 3.200, que pagan un promedio de 142,30 euros. De las nueve tarifas industriales y comerciales en las que se encuadran, en la que constan más abonados, casi 1.200, es la 3A, que corresponde a comercios y bancos, entre otros establecimientos. El importe medio de los pagados supera los 113 euros. En la 2 F, en la que están encuadrados tabernas o bares, ese promedio se acerca a los 180, y va elevándose según el tipo de actividad empresarial hasta los más de 400 euros de la 2 C o hasta los más de 800 de la 2A. Se trata siempre de cifras medias, que varían mucho dentro de un mismo epígrafe dependiendo de las características del local y del tipo de trabajos que se lleven a cabo en él.

Aplazamiento de los cobros correspondientes a los retrasos

El decreto firmado ayer por el alcalde contempla también la suspensión temporal del cobro de los retrasos de la tasa de depuración. En este caso es con carácter general para todos los usuarios, también los particulares.

Esta decisión se suele debido a las “excepcionales circunstancias” y para no agravar más la situación económica de los ciudadanos.

Ayer por la tarde, el alcalde les trasladó a los portavoces de los grupos municipales el contenido del documento y les reiteró su agradecimiento por el apoyo que prestan a las medidas que el gobierno local va adoptando para paliar las consecuencias de la crisis epidémica, por sus aportaciones y por la voluntad de consenso que están demostrando. Este decreto se une al aplazamiento de la práctica totalidad de los deberes fiscales, a la suspensión de tasas como la de terrazas y a la elaboración de un plan de apoyo a pymes y autónomos que se financiará con dos millones de euros procedentes del remanente de tesorería. Mato recordó que decretar la situación de no actividad de los establecimientos que tuvieron que cerrar las últimas semanas es de justicia, puesto que de esa manera se reduce todo lo posible uno de sus gastos fijos. El regidor explicó también que la puesta en marcha de esta medida se analizó detenidamente para conseguir una total seguridad jurídica, ya que se disponía de tiempo suficiente antes de que se comenzara a pasar al cobro el recibo de Emafesa.

Lea también

El Concello dota al servicio de socorrismo con dispositivos antiatragantamiento

El Concello de Ferrol viene de dotar a los 45 socorristas que vigilan las playas del …